Santiago de Chile.   Mar 23-07-2024
11:48

Cobresal se pasma y su sueño termina en una pena infinita

Irreconocible el equipo de Gustavo Huerta en la instancia crucial, nulo en juego y rebeldía, cae sin apelación por la cuenta mínima ante Unión Española en Santa Laura. Los jugadores nortinos terminaron en llanto. El club jugará la fase de grupos de la Copa Libertadores 2024 como Chile 2.
Foto: Photosport.
Equipo Deportes08 de diciembre, 2023
A las 20:05 horas quedó sentenciado uno de los capítulos más duros de la historia de Cobresal. Peleó con bravura todo el año la cima del campeonato, llegó al cierre con la mesa servida, pero se paralizó cuando debía rubricar la obra. Fue una lágrima en Santa Laura.

No fue capaz el equipo nortino. Roto, sin fútbol ni reacción, protagonizó un cierre impropio para una campaña llena de atributos. El pitazo final del juez Felipe González dejó inmóvil al técnico Gustavo Huerta en el banquillo sur. A su lado, los colaboradores Carlos Escudero y Marcelo Gaete, en trance, no lo podían creer. Se escapó la corona y también una final extra. Cobresal no fue capaz.

“La amargura está porque teníamos toda la ilusión de salir campeones pero no hicimos un buen partido, no puedo desconocer lo que hizo el equipo todo el año, eso no fue regalo, fue un esfuerzo grande, clasificamos a la Copa Libertadores. Esperamos recuperarnos porque la amargura es grande, por ahí no hicimos los méritos para ganar el partido que era lo que necesitábamos. No tengo claro si seguiré, a mí me gustaría, pero todavía no llegamos a un acuerdo, no tengo nada claro”, se desahogo el técnico cobresalino.


Los jugadores estallaron en llanto. El meta Leandro Requena, que impidió una catástrofe mayor con tres intervenciones de gol (atajadas a Leandro Garate y Diego Acevedo y un achique de Bryan Carvallo) e incluso buscó la épica cruzando al área rival en el último balón detenido del partido, estaba desconsolado. También el zaguero Cristián Toro. Una vez consumado el fiasco, los futbolistas se juntaron casi por inercia en la mitad de la cancha, el capitán Alejandro Camargo algo bramaba, y con la mirada perdida se despidieron de los más de tres mil fieles que los acompañaron en busca de la corona. Una postal de angustia, la que nadie imaginó ni en pesadilla.

La agonía de Cobresal fue de principio a fin. Unión se apoderó de la pelota, juntó mucha gente por dentro, con Rodrigo Piñeiro y Ariel Uribe explorando espacios centrales guiados por su instinto y el balón circuló siempre entre los botines hispanos, mientras Garate metía diagonales que iban descascarando la resistencia minera. Cobresal, sofocado, se empezó a hundir cerca de su área y no encontró nunca la salida.

Una tensión matizada con pavor y sufrimiento, porque la visita jugaba a cualquier cosa, menos el partido que le convenía. Huerta intentó quebrar la suerte con cambios en el descanso, pero se quedó corto en alternativas. El gol de Stefano Magnasco (disparo cruzado tras asistencia justa de Carvallo) fue un mazazo y entró el pánico.

Un atisbo de reacción permitió el empate parcial de Cecilio Waterman, que fue anulado por posición ilícita de Sebastián Silva. Simultáneamente llegaba la noticia del primer gol de Huachipato. El terror era total y ya no hubo reacción.

La primera línea —Waterman, Valencia, Lezcano, Camargo— terminó mirando el desenlace desde el borde de la cancha, sin decir palabras, casi esperando el cadalso. El partido le quedó inmenso a Cobresal. Los casi 31 mil kilómetros de traslado en el año se vinieron de golpe y no hubo energía ni lucidez.

“Las sensaciones son malas, se nos escapa sobre la hora, hicimos el esfuerzo durante todo el año, primeros casi todo el torneo y que se vaya de las manos. Cuando nos caiga un poco la ficha nos vamos a dar cuenta de todo el esfuerzo que hicimos; súper tristes, el de arriba quiso que no se diera. Presión no fue, porque estuvimos todo el año arriba. Unión ganó bien y Huachipato es un justo campeón, también estuvo ahí todo el año”, masculló Camargo.

“Felicitar al campeón, hizo un gran año igual que nosotros, dignificamos nuestro fútbol tan vapuleado”, remató Huerta.


Relacionadas
A fondo con...