Santiago de Chile.   Mar 29-09-2020
8:16

Cambio de mentalidad y un salto de calidad en pista dura: la influencia del “método Massú” en Thiem

Cercanos al viñamarino elogian la transformación mental que logró incubar en el austríaco. El equipo técnico que formó tiene a “Dominator” como candidato a luchar por el número uno del ranking.
Foto: Instagram
Raúl Andrade14 de septiembre, 2020
Nicolás Massú ha demostrado su valía como entrenador de tenis. Lo hizo primero con el equipo de Copa Davis y ahora al mando de Dominic Thiem, labor en la cual ya puede decir que está entre los mejores técnicos del mundo.

Su trabajo habla por sí solo: en un año y medio de colaboración, el “Vampiro” guió a Thiem a ganar su primer Masters 1000 y a disputar tres finales de Grand Slam, con el título del US Open como mayor logro, instalándolo como un serio aspirante a romper con la hegemonía que el “Big 3” instauró en la disciplina a comienzos del año 2000.

Después del agónico triunfo ante Alexander Zverev, Dominic Thiem elogió a su coach en la conferencia de prensa: “Desde que estoy con 'Nico' Massú, mejoré en cancha dura. También cambió mi mente. Para mí no es una sorpresa que mi primer Grand Slam no sea Roland Garros”.

El ex 12º del mundo y entrenador nacional Hans Gildemeister comenta lo realizado por el chileno: “La figura de 'Nico' con Thiem es muy trascendente. A pesar de que cuando lo tomó ya estaba entre los cinco mejores, le ha dado un giro total en cuanto a la garra y a jugar más pesado con su derecha. ‘Nico’ ve muy bien los partidos fuera de la cancha, es muy estratega y ha sido un aporte fundamental”.

EL METODO MASSÚ: FÍSICO Y CABEZA

La química que logra con los jugadores, la forma de traspasar su experiencia y la manera de preparar los partidos son otras de las cualidades que destacan los especialistas.

El entrenador y extenista Pablo Arraya conoce a Nicolás Massú desde juvenil y sostiene que su forma de ser es determinante en lo que pregona. “El hecho de haber estado en momentos muy altos y bajos, lo ayuda a reconocer a los problemas e identificar cómo superarlos”.

Thiem levantando el trofeo más importante de su carrera. Foto: France Presse

El extenista Hans Podlipnik compartió mucho con Massú en la Copa Davis y conoce bien como él traspasa los conocimientos. “El ‘Nico’ tiene una fortaleza principal que es casi imposible de encontrar en otros técnicos. La pasión que tiene por el tenis y que impregna a sus jugadores es algo que solo él puede lograr”.

Gildemeister complementa: “Hay que tener mucha química con el jugador y con la experiencia que tiene, 'Nico' logra desarrollarla bien. Lo tuve muchos años como jugador en Copa Davis y es un aporte en todos los sentidos”.

El "Biónico" resalta el staff que formó Massú. “El cuerpo técnico que generó para ayudar a Thiem a ganar su primer Grand Slam resultó, porque ahora se consolidó como un gran aspirante para ser número uno del mundo a corto plazo. Tiene buen tenis, buen coach y un preparador físico como Duglas Cordero quien ha hecho un gran labor”.

En julio, en una entrevista publicada en “El Mercurio”, Thiem alabó el trabajo con el bicampeón olímpico en Atenas 2004. “Nicolás influyó mucho en mi tenis. Sabe mucho y puede leer muy bien el juego. Hemos llevado más lejos mi tenis. Tenemos una relación perfecta, todo es muy armonioso. Formamos un buen equipo, podemos hablar acerca de todo”.

En esa misma vereda, “H-Pod” resalta el grado de conocimiento que maneja Massú. “'Nico' sabe mucho de tenis, no solo como jugador, también como analista. Como tenista él analizaba mucho, cómo jugaban sus oponentes, rankings, puntos, etc. Él con su hermano (Stefano) son como una enciclopedia del tenis. Por eso creo que Nicolás es una mezcla tan potente, tiene tremendos conocimientos tenísticos para afrontar un partido estratégicamente y además te hace creer de corazón que puedes ganar”.

Esa garra, energía y la sensación de creer en ti mismo es algo que Nico puede transmitir muy bien porque el realmente lo piensa y lo cree con todo su corazónHans Podlipnikextenista

¿Qué ha mejorando Massú en Thiem? “Creo que su cambio ha sido principalmente mental. El creer que puede ganar torneos en cancha rápida principalmente”, cierra Podlipnik.

El mayor aporte técnico de Massú ha sido que el europeo mejore en pistas rápidas. “Devuelve más adelante y juega más ofensivo”, analiza el periodista español Fernando Murciego. Foto: France Presse

En el mismo sentido, Arraya aporta que “desde que están juntos, Dominic comenzó a ganar en cancha dura y obtuvo su primer Masters 1000. No hay dudas de que la fe y su experiencia resonaron en el espíritu competitivo del austríaco”.

El periodista español Fernando Murciego, redactor del portal Punto de Break, dice que “es increíble la mejora, es indudable. En poco más de un año, creo que pocas cosas se pueden hacer mejor. Está dándole una velocidad de mejora a Thiem que nadie esperaba”.

“Hablé con Massú cuando llevaba dos meses y lo vi muy involucrado. Confiaba sabiamente en que tenía un diamante. Le pregunté qué le aportaría y me respondió que experiencia. Y uno puede pensar, que por números, Thiem ya es mucho más que Massú como jugador, pero lo que él vivió en los Juegos Olímpicos es algo que muy poquitos lo pueden contar”, confiesa.

Arraya compara: “Recuerdo el nivel de fe y de valentía de trabajo que tenía desde que era chico. Esas grandes cualidades que tiene siempre me hacen acordar a los espartanos de la película '300'”.

Asimismo, el periodista hispano se centra en un punto: “Creo que es clave la similitud que tienen en sus carreras, en el sentido de que ambos estaban señalados solamente para rendir en tierra batida, pero sus mejores resultados llegaron en pista dura. Es verdad que llega a las finales de Roland Garros, pero gana su primer Masters 1000 en Indian Wells y el US Open antes de cualquier Grand Slam. Eso le ha ayudado mucho a romper la etiqueta que tenía”.

Massú no ha cambiado tanto a Thiem. Creo que ha recolocado piezas y ha añadido nuevas. En pista rápida es donde más claro se ve, donde devuelve mucho más adelante y juega mucho más ofensivo. Jugando puntos a tres tirosFernando Murciegoperiodista

“La confianza es uno de los puntos fuertes de la relación porque ha sido éxito tras éxito. Siempre van dando un paso adelante. Y otra cosa importante que no se habla mucho es del resto del equipo: sumó a Duglas Cordero, el preparador físico. Si bien Thiem ya era una máquina, ahora ha multiplicado su fondo físico y lo tiene hecho una bestia. También tiene un buen fisioterapeuta como Alex Stober y creo que es importante estar arropado por un equipo que te cubra las necesidades. Han encontrado una comunión perfecta”, añade.

Murciego cierra con una reflexión: “Me quedo con una frase de Massú, quien dijo que quería ser el mejor entrenador del mundo. Para alguien que lleva pocos años en esto suena ambicioso, pero el tipo va camino a cumplirlo. Ya ganaron su primer Masters 1000, su primer Grand Slam y si bien falta ver a Thiem ganarle a alguien del 'Big 3' en un grande, cuando pase eso, solo les falta el número uno del mundo”.
Raúl Andrade

es reportero de Deportes El Mercurio hace más de cinco años. Especialista en el área polideportiva, ha cubierto grandes eventos de tenis, golf y motor.

Relacionadas
A fondo con...