Santiago de Chile.   Dom 21-04-2024
0:43

Berdine Castillo y la polémica del atletismo: “No estoy interesada en una conciliación con Restrepo y Gajardo, quiero una sanción y que también haya un cambio”

La mediofondista chilena habla de todo. Su proyección a París 2024 con viaje a España, su visión actual del atletismo y su doble decepción, con el proceso para sancionar los hechos ocurridos en Santiago 2023 y con el equipo de la posta. “No he vuelto a hablar con ellas desde los Panamericanos; no me duele, pero no me sorprende”.
Foto: Santiago 2023 vía Photosport
José Contreras02 de abril, 2024
Berdine Castillo va de a poco acelerando y buscando el punto para su temporada 2024. La mediofondista nacional partió con el pie derecho, ganando por duplicado: en el Grand Prix Internacional del jueves 28 de marzo venció en los 400 metros y en el Continental Tour del domingo 31 triunfó en los 800 metros, su prueba.

“Más que el lugar, me voy más por cómo me sentí durante ambas carreras. Me sentí muy bien, como que fluía, me sentía con harta fuerza, que podía correr muy rápido. Estaba con muchas fuerza y estaba como bien armada técnicamente”, explica Castillo a “El Mercurio” en una conversación que parte en la pista y termina fuera de ella.

Correr los 400 metros, ¿obedece a algún motivo?

“Lo hago para complementar los 800. Normalmente casi todos los atletas tienen dos pruebas, una fuerte y una para complementar, pero también hay que rendir. Los 400 me ayudan mucho en la velocidad para los 800”.

Pensando en los Juegos Olímpicos, por ahora está 60ª, fuera de las 48 que clasifican. ¿Qué se debe hacer para meterse en zona de clasificación?

“Empezar a competir. Me voy a España a tener más roce competitivo, porque en los 800 se necesita tener roce de principio a fin, tener con quién competir y tener al lado. En España estoy contratada por el club Piélagos de Santander, son tres fechas de una liga en las cuales tengo que competir con el uniforme del club y soy parte de ellos”.

Berdine Castillo (segunda desde la derecha) en la final de los 800 metros de Santiago 2023. Finalizó quinta a casi dos segundos del podio. Foto: Santiago 2023 vía Photosport

¿Por qué el atletismo chileno está presentando más exponentes competitivos? Se proyectan más de diez atletas en París…

“Como que hace unos años el atletismo chileno volvió a nacer. En las competencias empezaron a exigir marcas un poco más exigentes para poder ir a los Sudamericanos o Iberoamericanos, entonces teníamos que trabajar el doble para clasificar. También creo que es la motivación, darnos cuenta de que no es difícil clasificar a todos los campeonatos, como que podemos, Chile también puede. Últimamente hemos demostrado que sí se puede”.

El efecto Panamericanos también ayudó…

“Sí. El año pasado todos queríamos clasificar a los Juegos, todos pusieron más de su parte todavía, entonces ahí también creció harto el nivel, que antes estaba como bien flojo”.

A propósito de los Panamericanos, ¿cómo ha sido su trabajo en la pista después de la polémica de la posta 4 x 400? Usted acusó a Ximena Restrepo de racismo y al entrenador Marcelo Gajardo de querer sacarla a última hora.

“Al principio fue bien caótico, sobre todo después que subí el comunicado, pero en mi entrenamiento no. Igual estuve con un psicólogo un par de sesiones, pero cuando voy a entrenar o a competir me enfoco solo en eso. Lo que pasa afuera de la pista es aparte. Por lo menos, he podido entrenar muy bien, siempre enfocada”.

Con la única que tengo comunicación es con Poulette Cardoch, con las demás (de la posta), nada. Desde los Panamericanos nada, ni un intercambio de palabrasBerdine Castilloatleta chilena

¿Cómo toma la demora en la resolución de esta polémica?

“Por lo menos ya tenemos fecha para la audiencia, el 12 de abril. Pero al principio, como se manejó, que entraron los abogados de Restrepo y del entrenador Marcelo Gajardo, cambiaron las cosas, que no iban a pedir disculpas, que el castigo no iba. Como que esa parte fue muy rara. Aparte, esos dos castigos, yo creo que no eran nada, no eran castigos, nada. Por lo menos, como decía, hay fecha para la audiencia, está la parte de quizás una conciliación de ambas partes. Pero honestamente digo que, de mi parte, no quiero una conciliación. Quiero que haya realmente un cambio. Espero que haya algún castigo por lo que pasó en los Panamericanos”.

¿Qué le parecieron las primeras sanciones, el año de castigo a Gajardo y las disculpas públicas de Restrepo?

“La sanción fue como ‘¿qué es esto?’, como una burla. Lo mismo lo de Ximena, la disculpa, también dije ‘¿qué es esto?’. O sea, por una parte me dije ‘dudo que lleguen a algo’, después salía este tipo de sanción y fue como ‘bueno, ya’. Pero después no iba la sanción y sentí que era el colmo de todo. Lo bueno es que con Poulette Cardoch tenemos harto apoyo, estamos bien asesoradas. Yo no estoy interesada en una conciliación. Yo realmente quiero que haya una sanción y quiero que también haya un cambio, para que más adelante no pase, no siga pasando y como que no sea como tan normalizado llegar y hacer todo lo que hicieron. Que quede el precedente”.

¿Cómo quedaron las relaciones con las demás integrantes de la posta?

“Con la única que tengo comunicación es con Poulette, con las demás, nada. Desde los Panamericanos nada, ni un intercambio de palabras. Ninguna se ha acercado y yo tampoco me acercaré”.

Castillo, Martina Weil, Poulette Cardoch y Anaís Hernández en la posta que ganó el bronce en el Sudamericano de Sao Paulo 2023. Momentos felices en el relevo. Foto: Óscar Muñoz Badilla

Fedachi cree que hay chances olímpicas en la posta, ¿ni siquiera con este escenario han conversado?

“No, nada. O sea, después de lo que pasó, con mi equipo no hemos vuelto a hablar sobre el relevo. Al parecer, ahora quieren volver a reactivar el relevo, no sé si con otras atletas o van a ser las mismas, no sé. Pero, como te digo, estoy enfocada en los 800”.

¿Duele que nadie se haya acercado a hablar con usted?

“La verdad, no duele, porque tampoco me sorprende. Si bien con las chicas no había mala relación, nos juntábamos para el relevo solamente. Tampoco éramos las mejores amigas, al menos de mi parte, quizá entre ellas sí había otro tipo de relación, pero de mi parte era que el relevo me gusta hacerlo, me gusta participar en él. Pero no me sorprende”.

¿Por qué?

“A ver, con este relevo en 2019 tampoco lo pasé muy bien. En el Sudamericano de Lima en mayo pasó lo mismo. Tenía el 800 y a los 40 o 50 minutos tenía el relevo, Se intentó bajarme de los 800 para solo correr el relevo y en esos 800 hice mi mejor marca. Estaba súper contenta, lo publiqué hasta en Instagram y todo. Luego vino el relevo, había un mundial y se buscaba que el equipo clasificara, pero no nos fue bien. Al día siguiente, hubo una reunión y prácticamente se dijo que el relevo corrió mal porque yo había corrido antes los 800. Una entrenadora me defendió y dijo que había corrido en el tiempo exigido, pero una de las chicas, que también estuvo involucrada en los Panamericanos, decía que no, que era mi culpa porque el objetivo era la posta, que aquí y allá. Desde ahí que el relevo lo tengo como ahí nomás. Lo disfruto, pero en los 800 lo paso mejor. Y ahora, con lo de los Juegos, fue como que ya realmente no quiero saber casi nada del relevo. Pero como igual estoy representando al país y es algo en equipo, no estoy desligada completamente de eso. Pero si tengo que elegir, los 800 son mi primera opción y en la federación lo saben”.

Con todo esto, ¿pensó en dejar la actividad?

“No, para nada. Nunca”.

¿Sirve para esforzarse más en la pista?

“Se podría decir que sí, como que me alimenta un poco de eso, pero positivamente, para seguir entrenando y que cuando corra salgan mejores tiempos”.
José Contreras

es colaborador de Deportes El Mercurio. Periodista de la Universidad Uniacc con énfasis en el polideportivo, ha cubierto eventos como los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, Juegos Sudamericanos, el MotoGP, el mundial de Rally y certámenes de fútbol, tenis y otras disciplinas.

Relacionadas
A fondo con...