Santiago de Chile.   Mar 31-01-2023
10:45

Marruecos gana el grupo y confirma el alza de África, que por segunda vez tendrá dos equipos en octavos de final

Los magrebíes vencieron 2-1 a Canadá sin apuros y se unen a Senegal en la ronda de los 16 mejores, con lo que el continente emula el éxito de Brasil 2014. “Los jugadores le sumaron calidad táctica a su exuberancia física y potencia”, dice Leonardo Zamora, que jugó en Egipto.
Foto: AP
Héctor Opazo M.01 de diciembre, 2022
A falta de Ghana y Camerún, que juegan este viernes, África ya tiene a dos selecciones clasificadas a los octavos de final de Qatar 2022, un hito que solo había conseguido en Brasil 2014, cuando Nigeria y Argelia se metieron entre los mejores 16.

Mientras Senegal terminó segundo en el grupo A, este jueves Marruecos se sumó a la nómina con una cómoda victoria sobre Canadá, que, de paso, le permitió ganar el grupo F del certamen. Su rival en la próxima ronda será España.

Un error garrafal del arquero Milan Borjan le permitió a Hakim Ziyech abrir la cuenta cuando el partido comenzaba. Luego, un descuido defensivo norteamericano le sirvió la mesa a Youssef En Nesyri para clavar el 2-0.


Y aunque Canadá descontó con un autogol y mantuvo la posesión del balón, no puso en aprietos el dominio marroquí, que jugó con la tranquilidad de sentirse superior y haciendo correr el reloj.

El único susto se lo llevó con un cabezazo de Hutchinson que se estrelló en el horizontal y picó justo en la línea.

Walid Regragui llegó hace apenas tres meses al cargo y ya hizo historia en Marruecos. La selección magrebí clasificó por segunda vez a octavos dde final. Foto: EFE.

“Teníamos que actuar como lo hacen los equipos europeos o sudamericanos en estos partidos. Nos habíamos fijado como objetivo darlo todo y pasar la primera vuelta. Lo hemos conseguido”, aplaudió Walid Regragui, el técnico marroquí.

“No queremos detenernos ahí, queremos ser un equipo difícil. Debemos darnos cuenta de lo que somos capaces. Somos realistas, queremos ir partido a partido para no despegar los pies del suelo y si damos el 100% somos capaces de grandes cosas”, avisó el DT, quien fue manteado por sus pupilos en el césped.

“Hicimos un trabajo fantástico. No solo somos un equipo, sino que una familia”, celebró Achraf Hakimi, una de las estrellas de los “Leones del Atlas”.

EL HITO


“No diría que es sorpresa que Marruecos haya clasificado”, dice de entrada Leonardo Zamora, quien jugó en el Smouha egipcio entre 2010 y 2011 y que conoce bien el fútbol africano.

“Hace rato que la mayoría de los africanos no solo juegan en Europa, sino que se crían allí. Entonces, han ido adquiriendo un desarrollo táctico importante y el roce que dan las ligas más importantes del mundo”, añade el exarquero y que también fuera ayudante de Mario Salas en Egipto.

Según el adiestrador, la llegada de numerosos técnicos de experiencia europea en los últimos años al continente también ha consolidado el crecimiento individual, sobre todo en los países subsaharianos.

“Ellos tenían una exuberancia física tremenda, un ritmo importante, pero le agregaron disciplina táctica. Ahora ves que los equipos esperan, tocan, aguardan los momentos para atacar y defenderse”, enseña Zamora.

Youssef En Nesyri hizo historia propia: es el primer marroquí que anota en dos mundiales. Foto: EFE.

De todos modos, el extécnico de Rangers y Barnechea establece diferencias entre las selecciones del norte y del centro y sur de África. “Marruecos, Egipto y Argelia se parecen más a los latinoamericanos. Tienen mucho talento individual, son rapiditos, ágiles, con mucha técnica, a lo que le han ido añadiendo más disciplina en los últimos años. Cuando llegué a Egipto, recuerdo que teníamos que jugar la Copa Africana y nos preparábamos de manera distinta cuando nos tocaba un equipo argelino o marroquí que un senegalés o nigeriano”, recuerda Zamora.

Aun así, el exportero cree que aún es pronto para situar a un elenco africano como candidato para discutir un título mundial a nivel adulto, más allá del crecimiento sostenido y los resultados en categorías inferiores.

“A nivel juvenil son muy fuertes, han mantenido un desarrollo importante. Con Chile nos tocó Ghana en el Mundial de Turquía (2013) y eran muy fuertes. Muchos de esos jugadores llegan a la selección adulta con todo ese roce. Sin embargo, aún están un paso atrás de Europa, donde están los principales avances técnicos, médicos, de desarrollo. Desde allí chorrea a Asia, Latinoamérca, África… Y no creo que, al menos pronto, un cuadro africano sea favorito por sobre Inglaterra, España, Francia, Alemania, Brasil o Argentina”, decreta.

Héctor Opazo M.

es coordinador de Deportes El Mercurio. Periodista de la Universidad de Chile, participó en la cobertura de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y en los JJ.OO. de Río 2016, entre otros eventos.

Relacionadas
A fondo con...