Santiago de Chile.   Mié 14-04-2021
4:08

Las claves de Camerún, el último rival de la Roja femenina hacia Tokio

Este sábado se disputa el primero de los dos partidos del repechaje entre Chile y el combinado africano, que cuenta con un plantel experimentado liderado por Gabrielle Aboudi Onguene (32 años), quien ya estuvo en Londres 2012.
Héctor Opazo M.08 de abril, 2021
En su mejor momento llega Gabrielle Aboudi Onguene al repechaje ante Chile. La capitana de la selección de Camerún jugó por el CSKA Moscú el fin de semana pasado y anotó dos tantos y dio una asistencia en la goleada del cuadro capitalino (7-0) sobre el Rubin Kazan. De ahí partió de inmediato a Turquía, donde se sumó a las órdenes de Alain Djeumfa, el adiestrador de las “Leonas Indomables”.

La delantera de 32 años tiene recorrido en la selección, en la que debutó en 2008, con 19 años. Anotó el único gol del equipo en los JJ.OO. de Londres 2012, también convirtió en los mundiales de Canadá 2015 y Francia 2019 y fue elegida cuatro veces consecutivas (2015-2018) como la mejor jugadora africana del año.

Su compañera en ataque es Ajara Nchout Njoya, delantera del Atlético de Madrid de 28 años y seleccionada desde hace nueve, cuando disputó Londres 2012. Suma 43 partidos con la camiseta verde y tres tantos, uno de los cuales (ante Nueva Zelandia en el Mundial de Francia 2019) estuvo nominado al premio Puskas de la FIFA al mejor tanto del año.

Gabriele Aboudi Onguene es la figura de Camerún, que este sábado juega ante Chile por un cupo en Tokio 2021.

La principal característica del cuadro africano es la velocidad de sus atacantes. Como buena parte de las selecciones subsaharianas, tienen delanteras potentes, que aprovechan bien los espacios y que llegan rápidamente al arco rival: así vencieron a Nueva Zelandia en el Mundial de Francia, un partido increíble que las depositó en los octavos de final por segunda edición consecutiva.

Sin embargo, su mayor problema es el orden táctico, algo que ya padecían sus homólogos masculinos pero que han ido corrigiendo con el paso de los años y la presencia de técnicos europeos. Con el camerunés Alain Djeumfa al mando desde poco antes del último Mundial, el equipo todavía pierde marcas en las pelotas detenidas.

De hecho, en el Mundial 2019, cuatro de los ocho goles que recibieron surgieron de pelotas detenidas al área.

La mala noticia es la lesión que sacó de la convocatoria a Michaela Adam, jugadora nacida en Estados Unidos y que defendió a las norteamericanas en algunas selecciones juveniles, pero que optó por Camerún en la selección adulta. Con la potente formación de la NCAA (la liga universitaria de EE.UU.), ahora milita en el Betis español, pero no estará ante Chile.

Camerún llegó a este partido luego de perder la final africana ante Zambia, rival al que la Roja enfrentó el año pasado en un amistoso, con derrota 2-1.

Henriette Akaba, delantera que milita en el Sojaux de Francia, dijo que “tuvimos mala suerte en la derrota ante Zambia, pero todavía nos quedan estos dos partidos ante Chile. Si estamos todas a nuestro mejor nivel en Turquía, creo que tenemos una buena oportunidad de clasificar. Después del Mundial, los Juegos Olímpicos son lo más importante y sería muy feliz de clasificar”.

Héctor Opazo M.

es coordinador de Deportes El Mercurio. Periodista de la Universidad de Chile, participó en la cobertura de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y en los JJ.OO. de Río 2016, entre otros eventos.

Relacionadas
A fondo con...