Santiago de Chile.   Vie 24-05-2024
10:21

Christian Garín le gana a Sebastián Báez, sigue intratable en Miami y va por Stefanos Tsitsipas

La raqueta nacional derrotó al argentino por primera vez en el historial particular en un extenuante e intenso partido en dos sets y avanzó a tercera ronda del Masters 1000 que se juega en Florida. El griego, 3º del mundo y segundo sembrado, aparece en el camino del nacional.
Foto: AFP
José Contreras25 de marzo, 2023
Lo que hizo Christian Garín (82º) en Miami fue superlativo. En un partidazo, el chileno se sobrepuso a los quiebres sufridos, al calor de Florida y a la estadística adversa para vencer a un durísimo Sebastián Báez (33º) por 7-6(2) y 6-3 en dos horas y cinco minutos y extender su presencia en el Masters 1000 de Miami un par de días más.

Se esperaba un partido intenso y lo fue. Lo ofrecido por ambos mereció algo más que la lateral cancha 7 del complejo, donde se filtran los gritos de otros lugares y que, en la previa, había sido objeto de quejas por el chileno. Fue un trámite parejo, donde para sacar ventajas había que pelear los detalles más mínimos y no dejar nada por perdido.

Pero además, había que ahogar al rival y lo entendió rápidamente Garín, que volvió a mostrarse agresivo y sin darle flancos para que Báez creciera o tomara el control del juego, uno de los aspectos más fuertes de su repertorio. En todo momento, el “Tanque” estuvo enfocado en su juego, subiendo a la red (76% de puntos ganados ahí) y arriesgando más en sus tiros, lo que explica la mayor cantidad de tiros ganadores (26 contra 12), pero también de errores no forzados (igualados a 22).

El servicio de ambos no estuvo muy afinado y por eso hubo muchos quiebres de saque. En seis games del primer set hubo, al menos, un break point y fue Báez quien lo aprovechó primero, rompiendo en el quinto. Lo bueno para Garín fue la rápida reacción y la capacidad para devolver el break y no permitir que el trasandino tomara aire para escapar.


Se nota la evolución en lo mental del chileno en esta nueva etapa de trabajo con el argentino Andrés Schneiter. Mantiene el enfoque y la mente fría para no enredarse en fallos o errores. Un ejemplo: en el sexto juego, tras dos tiros relativamente fáciles que falló, Garín liberó la frustración arrojando la raqueta al piso.

Eso bastó para salir del bache; luego volvió a meterse en el partido y lo hizo con categoría: levantó un 4-2 adverso, tres set points en el décimo juego y extendió la pelea para, en un tie break de excepción, llevarse la manga.

A esa altura, tras más de una hora de juego, el factor físico comenzaba a pesar y Báez acusó la intensidad del partido. Era su primer encuentro en el torneo (como sembrado 27º, tuvo libre la primera ronda) ante el cuarto de un Garín acomodado a la cancha y al clima de Florida. El argentino acusó problemas en su gemelo izquierdo y debió ser atendido varias veces en el segundo set, lo que, de alguna forma, enfrió al nacional.

Se notó: el argentino quebró de entrada, pero esta renovada versión de Garín no parece estar para caerse en las adversidades. Devolvió de inmediato el break y dejó todo tal cual. Báez ensayó una nueva incursión e hizo lo mismo con un tercer quiebre, pero “Gago” ya estaba a otro nivel y retornó el quiebre. La situación fue definitiva y derrumbó moralmente a un Báez mermado físicamente y sin resistencia. Para ratificar todo, el chileno le propinó un tercer quiebre en el set y encarriló un triunfo exigente en varios aspectos.

El primer set fue uno de los más duros que he jugado últimamente Christian Garìntenista chileno

“Fue durísimo. El primer set fue uno de los más duros que he jugado últimamente. Jugamos puntos muy largos e intensos y sabía que sería así. En el segundo set jugué más sólido, mejor. Creo que el tie break fue muy decisivo”, analizó Garín, quien reconoció que, cuando estuvo triple set point en contra en el primer parcial, “me vi mal, abajo, veía que él estaba mejor. Pero me puse intenso y me dije que jugaría los puntos para que no se lo llevara tan fácil, pero lo gané”.

Garín termina con la mala racha ante Báez (había perdido en sus dos cotejos previos), se venga de la caída sufrida en el Chile Open y avanza a la tercera ronda donde lo espera el 3 del mundo y segundo cabeza de serie, el griego Stefanos Tsitsipas, quien aún no juega, ya que pasó por walkover de su rival. En el papel, puede ser una ventaja para el helénico, pero Báez también llegaba fresco al duelo con “Gago”...

Contra el europeo, Garín ha jugado tres veces y perdió dos veces, en Hamburgo 2020 y el Masters 1000 de Montecarlo en 2021, cuando Tsitsipas era top ten. La única victoria del chileno fue en el challenger de Le Gosier en 2018: Garín estaba 235° y el griego se ubicaba 70 del planeta.

“Me gusta el estilo de Tsitsipas, me gusta jugar contra jugadores así en estos torneos y tengo muchas ganas de enfrentarlo”, advirtió Garín. Ante top 10 no tiene un buen récord, apenas tres triunfos en 17 cruces, pero el último antecedente fue positivo: triunfo en dos sets ante Casper Ruud en Indian Wells hace un par de semanas. Garín va en busca de igualar el mejor triunfo de su carrera y parece que este “Tanque” modelo 2023 tiene todo para hacerlo posible.
José Contreras

es colaborador de Deportes El Mercurio. Periodista de la Universidad Uniacc con énfasis en el polideportivo, ha cubierto eventos como los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, Juegos Sudamericanos, el MotoGP, el mundial de Rally y certámenes de fútbol, tenis y otras disciplinas.

Relacionadas
A fondo con...