Santiago de Chile.   Vie 01-03-2024
16:53

Nueva fecha para la apertura del estadio de San Antonio: primer trimestre de 2024

El recinto que prometía ser el escenario central para la práctica del deporte en el “primer puerto de Chile” y que debía estar operativo en septiembre de 2019, recién podría comenzar a funcionar de forma parcial durante 2023 y recién se podrá usar para el fútbol seis años después del inicio de las obras.
Foto: Rodrigo Tofiño
Rodrigo Tofiño29 de enero, 2023
El 23 de marzo de 2018 empezaron las obras del Estadio de San Antonio en la Región de Valparaíso. Las remodelaciones que tuvieron un costo de 12.500 millones de pesos, estaban planeadas de acuerdo a los estándares de la FIFA e incluía una pista de atletismo con certificación de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo.

El proyecto debía habilitarse para septiembre de 2019, pero tras una serie de inoperancias y errores de las administraciones anteriores encargadas de la resolución del proyecto, aún no posee una recepción final.

No obstante, la alcaldesa de San Antonio, Constanza Lizana, afirma que ya existe un preacuerdo para abrir parcialmente el estadio. “El 1 de diciembre de 2022 firmamos una carta de convenio con el Instituto Nacional del Deporte (IND) para la transferencia de recursos y así subsanar todos los problemas”, sostiene.

El IND transferirá 1.900 millones de pesos adicionales para subsanar todas las contravenciones normativas en los problemas de construcción que tiene el estadio y alcanzaría 14.400 millones de inversión total.

Este nuevo proyecto que busca brindar una solución a corto plazo para el beneficio de la comunidad, está encabezado por la municipalidad y el Ministerio de Obras Públicas (MOP). Las diferentes reuniones entre ambos organismos públicos comenzaron a dar resultados, ya que desde el pasado 20 de enero el municipio abrió una licitación para el cierre perimetral del estadio y poder avanzar en la recepción parcial.

El ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, explica que la pista será aislada del resto de la edificación, de manera que los deportistas puedan entrenar de forma segura. En este sentido, las nuevas obras no impedirán la habilitación de las instalaciones que serán exclusivamente para los atletas.

La líder municipal agrega que la Dirección de Arquitectura del MOP, que se encargará de la ejecución de las obras, proyecta que en el último trimestre de este año se alcance una recepción parcial y para el primer trimestre de 2024 una definitiva.

El recinto deportivo posee el nombre de Olegario Henríquez en honor a un médico del puerto quien también fue alcalde. Foto: Rodrigo Tofiño.

¿QUÉ PASÓ?

Para la alcaldesa Lizana, el principal motivo de que el estadio Olegario Henríquez aún no esté disponible se debe a errores y negligencias graves en el desarrollo del proceso de remodelación por parte de la administración municipal anterior, el MOP y la pasada Dirección de Arquitectura.

La líder municipal recalca: “Se construyeron obras en contra de las normativas establecidas previamente en el contrato. Tal es el caso de distintas estructuras que no poseen la pintura correspondiente que se necesita para resistir las llamas en un eventual incendio”.

Este hecho se agravó cuando en enero de 2022 el MOP transfirió las llaves del recinto a la alcaldesa, pero esta se negó a recibirlas debido a los problemas detectados con los términos de las obras. Lizana menciona que no podía recibir el proyecto en esas condiciones.

En cuanto asumió la cartera en marzo del año pasado, el ministro García se dispuso a investigar estas acusaciones y asegura: “Se realizó un peritaje y se identificaron anomalías en el cambio del diseño que inexplicablemente fueron aceptados por parte de la Dirección de Arquitectura. Por otro lado, había modificaciones de la obra aprobadas por la administración del MOP anterior que ponían en peligro a las personas que acudirían al escenario deportivo”.
Estos hallazgos se contrastaron con lo que había denunciado la alcaldesa Lizana.

De acuerdo al peritaje ejecutado por la actual diligencia del MOP en septiembre de 2022, se reveló que durante 2019 se realizaron dos modificaciones en el contrato que permitieron disminuir la capacidad de resistencia al fuego de las estructuras y que algunos elementos no poseyeran protección alguna contra incendios

Esta misma investigación determinó que los cambios en el contrato fueron avalados por la pasada administración de la municipalidad para reducir costos; debido a que el proyecto original estaba excedido en presupuesto.

Omar Vera, quien fue alcalde de San Antonio durante ese periodo, asegura: “Los cambios realizados en el contrato para reducir la resistencia al fuego en algunas de las estructuras se efectuaron por una solicitud que hizo la constructora Valko a la unidad técnica, que en este caso, era la Dirección de Arquitectura del MOP. En ese momento, el informe técnico estableció que disminuir de tres a una capa de pintura, no afectaba las condiciones del proyecto”.

Contactada para este reportaje, la constructora Valko, encargada de ejecutar las obras del Olegario Henríquez, se abstuvo de ofrecer declaraciones.

Por otro lado, el presidente del Consejo de la Sociedad Civil del Ministerio de Obras Públicas, Jorge Gortari, explica la problemática de las pinturas para resistir el fuego que es el principal inconveniente para que la infraestructura deportiva aún no abra sus puertas “En las obras se aplicó una pintura denominada F60, lo que significa que se protege 60 minutos contra el fuego y la Contraloría General de la República tiene como decreto que este tipo de construcciones debe utilizar la pintura F120, que soporta 120 minutos contra las llamas”, señala.

PERJUDICADOS DIRECTOS

El equipo de fútbol San Antonio Unido (SAU) es uno de los principales afectados por la apertura postergada del recinto deportivo. Según el presidente de la institución deportiva, Guillermo Lee, la decisión de demorar constantemente la habilitación del Olegario Henríquez ha frustrado de manera drástica las aspiraciones deportivas del club.

“Hemos tenido que jugar de local en distintas sedes como: Valparaíso, Quillota, La Calera o Cartagena. No tenemos el poder de ejercer nuestra verdadera localía”, recalca Lee.
Además de la afectación del club de fútbol, se suman los inconvenientes que han tenido los deportistas de la zona para realizar sus entrenamientos.

Salvador Plaza, entrenador de atletismo del municipio y récord chileno de media maratón por 22 años, sostiene que los atletas de alto rendimiento que están bajo su cargo deben dirigirse dos veces por semana hasta Santiago para entrenar. “Son dos horas de ida y dos horas de vuelta. No es solo el hecho de tomar el bus y que este salga, también hay que contemplar el tiempo para ir hasta el terminal, buscar los pasajes y sumarle el tráfico”, explica.

El maratonista Francisco Duarte no alcanzó un buen desempeño en una maratón realizada el 4 de diciembre en Valencia, España. “Durante 2022 sufrí una lesión en el talón de Aquiles cuando entrenaba en un parque debido a la limitación del acceso a la pista atlética del estadio. Corrí el maratón porque era algo que yo quería. Hice 2 horas con 47 minutos, pero fue lejos de lo que hubiera dado si estuviera en mis mejores condiciones físicas”, concluye.

Relacionadas
A fondo con...