Santiago de Chile.   Dom 03-03-2024
9:00

Gustavo Álvarez, una revelación en el perfil de los DT que dejaron huella en Huachipato

En qué se parecen el actual técnico siderúrgico con Pedro Morales y Jorge Pellicer, entrenadores íconos en la bitácora del club de Talcahuano. La valoración la entregan conocedores de cada uno: “Formadores, lideran desde la calma y buenos estrategas”, repiten. La capacidad de mejorar futbolistas, aprecian, es el reflejo de una conducción afortunada.
Foto: Photosport.
Claudio Herrera de la Fuente06 de diciembre, 2023
Apuntarle al técnico del primer equipo no lo es todo, pero en el fútbol suele abrir atajos. Huachipato, después de entrevistarlo tres veces y el correspondiente scouting a su bitácora, puso sus fichas en Gustavo Álvarez, cuyo ciclo se inició el 5 de diciembre de 2022. Un año después, el entrenador argentino, que ocupa el mismo banquillo donde alguna vez se sentaron tipos con espaldas —Andrés Prieto, Caupolicán Peña, Luis Santibáñez y Arturo Salah, entre otros—, dirige el mismo equipo que padeció las últimas dos campañas con el descenso encaramado en la pelea por el título 2023.

El perfil de Álvarez está en la sintonía de los estrategas que dejaron la huella en Talcahuano: Pedro Morales y Jorge Pellicer, artífices de las coronas de 1974 y de 2012.

“Don Pedro fue el mejor, un profesor normalista que se preocupaba de la sutileza del trato del balón pero dando mucho ordenamiento; transmitía confianza sin que eso fuera chacota, severo en las indicaciones. Nada de tirano, tenía recurso de palabras. Gran formador, llegó a ser el jefe de instructores de los cursos de técnicos en Chile, un docente fantástico. Ese Huachipato que armó el 74 era un relojito, mucho orden, volumen de ataque: tres arriba (Carlos Cáceres, Carlos Sintas y Pablo Astudillo), dos volantes creativos (Mario Salinas y Flavio Silva o Miguel Ángel Neira) y todos con libertad para desprenderse de la segunda línea. El Huachipato actual está bien dirigido, es equilibrado, mucha juventud, es difícil verlo superado en un periodo largo durante un partido, detecta sus problemas y los resuelve”, expone Eddio Inostroza, volante central en la primera estrella acerera.


“Los entrenadores tenemos el compromiso de mejorar el juego”, ha dicho Álvarez, que llegó al país después de una sugerente campaña en el Atlético Grau de Perú, 3° en el Clausura 2022.

“Gustavo es un docente por vocación y un entrenador por convicción. Su perfil, su método y el estilo que busca imponer se relaciona perfectamente con el proyecto Huachipato: equipo joven, dinámico y con muchos atributos técnicos. El gran merito es el crecimiento del potencial de sus futbolistas, que son el patrimonio del club”, observa Luca Marcogiuseppe, extécnico de Audax que compartió con Álvarez en el staff de inferiores de Gimnasia y Esgrima La Plata (Argentina).

La campaña más resonante del actual DT de Huachipato fue en Aldosivi, con el que se coronó campeón del Nacional B 2017/2018, logrando el ascenso. “En ese momento, cuando decidimos buscar un perfil de entrenador moderno, teníamos en carpeta a (Gabriel) Heinze, (Nelson) Vivas y Álvarez, pero en la entrevista a Gustavo nos convencimos que era el indicado. Tomó al equipo 9° y salió campeón, el único título en la historia del club. En la segunda campaña, ya en Primera y teniendo el presupuesto más bajo de la Liga, estuvo a un punto de entrar a la Sudamericana. En el tercer año la campaña fue más floja y decidió irse cobrando hasta el día que trabajó. Después me tocó trabajar con otros entrenadores, pero el orden laboral de Gustavo, el respeto al club, el saber cómo afrontar un mercado a nivel de presupuesto, sabiendo que se puede traer y que no, no lo volví a ver nunca más en otros técnicos”, dice Ciro Lubrano, exmanager del “Tiburón” marplatense.

La celebración de Huachipato en Chillán con Maximiliano Rodríguez a la cabeza. Foto: Photosport.

“En el Nacional B argentino se jugaba mucho 4-4-2, se dividía la pelota, y Álvarez de inmediato mostró un sello distintivo: 4-3-3 y llegar al gol con una sumatoria de pases, más prolijo. Al no tener ese pasado de futbolista, él gana en otras cosas: se capacita, lee, estudia, y por su perfil no me sorprendería que termine siendo una alternativa en una selección sudamericana, porque además no tiene ese lado que se desprecia de los argentinos: no es arrogante ni confrontacional, es educado, que profesionalizó todo por donde pasó”, dice Lubrano.

Álvarez postula a completar la trilogía de campeones con Huachipato junto al fallecido Morales y Pellicer. “Son en la misma línea esos tres entrenadores, lideran a través del respeto, cuidando el bien común, tipos que transmiten calma y credibilidad”, dice Nicolás Núñez, entrenador cruzado que formó parte de la corona de 2012. “A Pellicer lo tuve en inferiores, después en el plantel 2005 de la UC y luego en Huachipato, muy detallista, un formador siempre y eso hace la diferencia en la alta competencia”, cierra el DT de la UC..

Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...