Santiago de Chile.   Dom 03-03-2024
9:14

Colo Colo remece el final de torneo y apela a sus repuntes más emblemáticos

Los especialistas desgranan las dos fechas que restan, con la ventaja de Cobresal de dos puntos sobre los albos y Huachipato. “Los rivales se asustan cuando viene Colo Colo de atrás”, dice Severino Vasconcelos, mientras los nortinos apelan al “fondo futbolístico que ha sostenido al equipo todo el año”. La 30ª jornada se jugará viernes 8 de diciembre, con los tres aspirantes en simultáneo.
Foto: Photosport.
Claudio Herrera de la Fuente27 de noviembre, 2023
A dos fechas del cierre, la definición de la corona 2023 tiene tres aspirantes: Cobresal (53 puntos y diferencia de gol +17), Colo Colo (51/+17) y Huachipato (51/+15). Si los dos equipos llegasen al cierre en igualdad de unidades habrá una final extra y si la paridad es de los tres equipos la diferencia entre goles anotados y recibidos decantará a los finalistas.

“El final del torneo se volvió entretenido, pero no nos engañemos, ha sido un campeonato muy irregular y ninguno de los aspirantes llega a un 70 o 75% de rendimiento (Cobresal se empina a un 63% y sus escoltas le siguen con 61%). Hace tres fechas Colo Colo se había despedido del título, es muy raro. Soy de la idea que los equipos firmes, confiables, en la segunda parte del certamen o bien en el último tercio casi no pierden puntos, a veces sin jugar bien pero con manejo. Aquí no pasa, a Cobresal le hicieron seis en el Monumental, Audax después le hizo cuatro en el norte (…) Es que ser primero es otra cosa, todos te quieren ganar, el día a día es distinto, también la presión. Ahora Colo Colo tiene muchas opciones, creo que es el único capaz de ganar los dos partidos finales”, reflexiona Juan Gutiérrez, exatacante que se desempeñó después como director deportivo en Blanco y Negro.

“Yo no pensaba que este Colo Colo levantaba”, sincera Severino Vasconcelos, exarmador albo, “pero la suerte juega a su favor, mire el penal que falló el Audax (Brayan Cortés atajó el envío de Gonzalo Sosa), los rivales se asustan cuando Colo Colo viene de atrás”.



Las remontadas colocolinas tienen un episodio icónico en 1970, cuando el equipo blanco sorteó las fases Metropolitana y Nacional lejos de la vanguardia y arremetió en un octogonal final forzando una definición frente a Unión Española (2-1). “Nadie daba un peso por nosotros, ni nuestro entrenador (Francisco Hormazábal), que declaró que el equipo no podía salir campeón ni a cañones. Eso nos picó el amor propio y los jugadores empezamos a autogestionar el equipo, el plantel no le dejó dar charlas ni hacer reuniones al técnico, el equipo lo daba el “Chita” Cruz (jugador), decía ‘juega este, este y este’. Unión tenía todo armado para salir campeón, la sorpresa fue gigante. En el torneo actual, hace dos fechas Colo Colo no tenía ninguna posibilidad, pero ninguna, pero ha pesado el nerviosismo de Cobresal, que pese a todo sigue dependiendo de ellos”, rememora el zaguero Leonel Herrera Silva.

La arremetida de 1986 también distingue al Cacique, colgándose de Palestino en el tramo final. El quiebre llegó en la 31ª fecha de un campeonato de 34 jornadas, cuando los árabes perdieron 1-0 ante Universidad de Chile en Santa Laura (tanto de Alejandro Rojas a los 85’) y Colo Colo ganó a Cobresal en el El Salvador, emparejarando los puntajes en la cima. Hubo partido extra y los blancos se entronizaron con un 2-0. “Ese año partimos muy mal, Arturo Salah tenía un método nuevo, en la primera rueda nos costó, pero en la revanchas el equipo casi no dejó puntos”, dice Gutiérrez, titular en la coronación.


En Macul entienden que la posición expectante del equipo se sustenta en una tarea anual. “Más allá de los sobresaltos en algunos resultados, sobre todo al principio de año cuando el equipo comenzó desmantelado, Colo Colo siempre tuvo buen nivel deportivo. Jugamos la Copa, con muchos chicos en puestos clave, y Boca, que llegó a la final, no nos superó, y sacando el segundo tiempo con América MG en la Sudamericana, el equipo siempre compitió, sacó chicos que hace meses no estaban en escena –los Pizarro, Saldivia, Thompson, ahora Leandro Hernández-, fuimos el equipo que más seleccionados tuvo en el año, está peleando el torneo con la forma que pide este club: atacando, porque otro club pones el bus atrás y no pasa nada”, deslizan en la interna.

“Se olvidan que Cobresal es el único que depende de sí mismo y por campaña debería salir campeón. En su momento la ventaja de puntos era irreal, 10 o 9 puntos, eso nunca pasa, ahora parece todo más estrecho pero el equipo tiene un fondo futbolístico que lo sostiene, más allá de alguna baja por lesión o desgaste que resiente la mecánica, existe agotamiento mental y es lógico. Pero si uno ve la globalidad del año, la campaña de Gustavo Huerta es increíble”, apunta Gilberto Reyes, lateral que defendió una década el escudo minero.

“Está apretado, me parece que Colo Colo llega con el mejor ritmo al tramo final, mueve bien la pelota, pero le doy mérito a Cobresal y Huachipato, porque pelear desde provincia cuesta el doble. Lo de Cobresal es un campañón, estar arriba todo el año es durísimo”, lanza Daniel “Chucky” González, campeón con los acereros en el Clausura 2012.

Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...