Santiago de Chile.   Mar 31-01-2023
11:21

El dilema mundial: ¿Un torneo de sorpresas o de real paridad?

Hasta ahora solo dos selecciones tienen campaña perfecta (Brasil y Portugal) en la Copa del Mundo y 30 de los 32 participantes llegaron a la fecha de cierre con chance matemática de clasificar a octavos. El ruido de victorias impensadas (Japón sobre Alemania y Arabia Saudita a Argentina) también abona a la teoría de un torneo realmente parejo. Los especialistas advierten que la táctica y el físico se homologan, pero a la larga pasan los combinados clásicos.
Foto: Associated Press.
Claudio Herrera de la Fuente30 de noviembre, 2022
El Mundial de Qatar 2022 entrega una sinopsis de un equilibrio impensado, aunque para algunos las señales no son absolutas. Apenas Brasil y Portugal fueron capaces, a falta del tercer juego, de ganar todos los puntos en disputa. El que 30 de las 32 selecciones llegaran a la 3ª fecha de la fase de grupos con chances intactas de anotarse entre los 16 mejores también es un dato duro (solo Canadá y el anfitrión fueron apeadas antes).

El foco sobre las selecciones que lucen coronas planetarias entrega pistas. En lo que va del Mundial 2022, los equipos campeones disputaron 45 puntos frente a rivales que nunca accedieron al cetro y lograron 29 unidades (no se considera el empate Alemania-España, ambos en el palmarés), con un 64% de rendimiento. En la primera fase del Mundial 2018, este mismo ejercicio da un 65% (41 positivos de 63 posibles).


“Esta tendencia (a un equilibrio) ya es un tema que viene del Mundial de Brasil 2014, pero sería atrevido reafirmarla ahora. Hay que esperar que termine la primera ronda para ver si las sorpresas de la primera jornada se consolidan, porque hasta ahora los clasificados son los previstos: Inglaterra, Estados Unidos, Países Bajos, Senegal (…) Ecuador dio pelea, pero le faltó consistencia, y no creo que Uruguay supere a Ghana, porque su juego ha sido penoso. Después, lo de Arabia es una sorpresa relativa, porque tiene una liga que es más potente que la mayoría de las ligas de Latinoamérica, con mucho jugador nacional y mucho dinero. En el resto falta mucho talento: México, Costa Rica, Polonia es triste de ver. Veremos selecciones potentes que van a caer estrepitosamente como Bélgica, pero más por relaciones interpersonales que por fútbol. Los clasificados serán los clásicos. Brasil está bien, pero sigo viendo a Francia, que sin haber jugado tan bien y sin tener a todos sus efectivos al 100, con un potencial superior, Inglaterra pinta bien, no descarto a Portugal y junto a España son los que han mostrado más consistencia”, advierte Álex Couto Lago, entrenador español y autor de variada bibliografía futbolera.

Los clasificados serán los clásicos. Brasil está bien, pero sigo viendo a Francia, que sin haber jugado tan bien y sin tener a todos sus efectivos al 100, con un potencial superior, Inglaterra pinta bien, no descarto a Portugal y junto a España son los que han mostrado más consistenciaÁlex Couto Lagoentrenador español

Jorge Valdano en sus charlas premundial razonaba sobre la paridad existente en todos los ámbitos, incluso en lo técnico, área que alguna vez estuvo reservada para escudos pesados. “Hoy cualquier jugador danés controla y pasa a toda velocidad”, ejemplificaba el argentino.

Leonardo Zamora, entrenador y exayudante de Mario Salas, analiza el contexto: “Vemos un Mundial donde todo está equilibrado, todas las selecciones son fuertes desde el punto de vista táctico y en la organización de juego, ya no existe el jugador como Maradona el 86 que agarraba la pelota en su área, se los pasaba a todos y hacía el gol al otro lado. Vemos estructuras de juego, velocidad en las transiciones. Quizás lo único que sale de norma es el mediocampo de España, con Busquets, Gavi y Pedri, ninguna selección tiene ese motor, lo que jugaron ante Costa Rica es lo ideal, insuperable, hicieron siete goles, pero patearon 15 veces más, no dieron ninguna chance al rival”.

Vinicius y Brasil encantan. El Scratch busca la corona después de 20 años. Foto: Associated Press.

“Está realmente parejo, es imposible adelantar un ganador en la mayoría de los partidos”, expone el técnico César Santis, exvolante de Espanyol. “Además de lo hecho por Japón y Arabia, todos los equipos africanos están muy fuertes, durísimos. Creo que se ha homologado el tema táctico y también lo físico, todos buscan y explotan un biotipo similar: alta estatura, verdaderos atletas, veloces, ya no se ve el jugador más bajo, patitas cortas. Y técnicamente, hay una estandarización, todos son capaces de resolver”.

“Después, claro, las pequeñas diferencias las hacen los más desequilibrantes –añade Santis-, como (Kylian) Mbappé o Vinicius Junior, que parece que van siempre un paso adelante. La excepción en ese fútbol físico son Gavi y Pedri, que agarran la pelota y no te la pasan. Después, hay equipos con mucho oficio como Croacia, Canadá les anotó un gol al minuto y apareció (Luka) Modric, habló, calmó al equipo y lo dieron vuelta con autoridad. Pero sí, el Mundial está parejo y eso es bueno”.

Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...