Santiago de Chile.   Sáb 18-09-2021
2:30

La U da vuelta el partido en cinco minutos, trepa en la tabla y deja a Curicó sin DT

En un duelo muy luchado en la mojada cancha de Curicó, los azules ganaron 2-1, sumando tres puntos, pero también preocupaciones: la lesión de Pablo Aránguiz y la inocente expulsión de Fernando de Paul, quien podría perderse el clásico ante la UC. Franco Lobos y Joaquín Larrivey marcaron los tantos que terminaron con el adiós de Martín Palermo. “Lo mejor es descomprimir el ambiente. Me voy agradecido y le pido disculpas a los hinchas”, dijo el ahora exentrenador tortero.
Foto: Photosport
Ramiro Fuenzalida25 de julio, 2021
Sufrió ante uno de los colistas del torneo, pero terminó sacando la tarea adelante. Universidad de Chile derrotó 2-1 a Curicó en el sur y trepó a la parte alta de la tabla, no sin antes pasar varias penurias en la mojada cancha del estadio La Granja, ante el equipo del cuestionado Martín Palermo, quien tras el duelo renunció a su cargo.

“Lo mejor es dar un paso al costado, descomprimir el ambiente por el bien de los jugadores. Hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance, pero esto es fútbol. Me voy agradecido y le pido disculpas a los hinchas. En todo momento me sentí apoyado dentro del campo, pero lamentablemente los resultados mandan. Mi segunda experiencia en el fútbol chileno no fue buena. Mañana (este lunes) me despediré de los jugadores”, decía el cuestionado DT, que se marcha con un paupérrimo registro: solo ganó cuatro de los 26 partidos que dirigió.

Eso sí, la última presentación curicana con el exdelantero al mando no fue mala. Los “torteros” no fueron menos que la U, especialmente en el primer tiempo, cuando superaron claramente a su rival. Juan Carlos Espinoza y Felipe Villagrán amagaron tempranamente la portería de Fernando de Paul y a los 22’ Fernando Coniglio se perdió increíblemente la apertura de la cuenta cuando estaba solo, a pocos metros de la línea de gol, pero su feble remate se fue desviado.



Martín Palermo se despide con un paupérrimo registro al mando de Curicó: ganó solo cuatro de los 26 encuentros que dirigió. Foto: Photosport

A esa alturas la visita ya había perdido a Pablo Aránguiz, quien se lesionó solo el tobillo derecho (sufrió un esguince), luego de pegarle a la pelota en la barrosa cancha. Su reemplazante, Gonzalo Espinoza, tuvo la única clara de la U, pero su cabezazo se fue por poco.

Al filo del primer tiempo, Osvaldo González resbaló y enganchó la pierna derecha de Leandro Benegas y el claro penal fue cobrado por Coniglio. Ahí Palermo y compañía parecían tener un respiro.

Pero no. En cinco minutos, los universitarios dieron vuelta el partido. A los 49’, Franco Lobos, de cabeza, aprovechó la mala salida del arquero Martín Perafán, quien en su afán de puñetear se tropezó con su compañero Franco Bechtholdt. Y a los 54’, Joaquín Larrivey demostró toda su clase para colocar un balón lejos del meta, luego que Simón Contreras aprovechara una mala salida de la zaga anfitriona.


Lo mejor es dar un paso al costado, descomprimir el ambiente por el bien de los jugadores. Hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance, pero esto es fútbol. Me voy agradecido y le pido disculpas a los hinchasMartín Palermoextécnico de Curicó

DE CARA AL CLÁSICO SUFREN POR DE PAUL


Cuando parecía que todo se encaminaba, vino la torpe expulsión de Fernando de Paul por doble amarilla (70’). El “Tuto” fue a reclamar la correcta rectificación de la roja que dos minutos antes le habían mostrado erróneamente a Benegas. El posterior lanzamiento de una botella, terminó con el capitán fuera de la cancha y fuera de control. “Pelotudo, conch…..”, lanzaba el portero camino a vestuarios.

“Puedo entender las expulsiones cuando son producto del juego en sí, pero lo de Fernando fue por un reclamo innecesario. Quiso defender al equipo por un cobro que consideraba injusto, pero le faltó controlarse, ser más inteligente, porque se nos complicó el partido. Afortunadamente pudimos sostener con diez el resultado. El equipo se puso el overol, pero hay que sacar una lección: mientras estemos los once será mucho más llevadero el esfuerzo de todos. Ameritará una conversación (con De Paul) con el afán de construir”, dijo Valencia, tras el partido que pudo terminar empatado si la cancha no le jugaba una mala pasada a Nicolás Núñez, cuando el ingresado Cristóbal Campos había fallado al soltar un balón.

La U enfrenta el jueves a Ñublense y el próximo fin de semana a Universidad Católica, instante donde De Paul podría no estar en el arco, si el tribunal le aplica dos fechas de castigo, lo que dependerá del informe del árbitro Gustavo Ahumada.

Puedo entender las expulsiones cuando son producto del juego en sí, pero lo de Fernando fue por un reclamo innecesario. Quiso defender al equipo por un cobro que consideraba injusto, pero le faltó controlarse, ser más inteligente, porque se nos complicó el partido. Conversaré con élEsteban Valenciatécnico de la U

“En el primer tiempo Curicó nos controló, estuvimos imprecisos, ellos tuvieron las más claras y se fueron ganando justicieramente. En el segundo tiempo adelantamos las líneas y afortunadamente revertimos rápido el marcador. Sin embargo, vino la expulsión de Fernando, lo que complicó las cosas. Me quedo con que el equipo mostró carácter en esos momentos de sufrimiento y con la satisfacción de llevarnos tres puntos que nos encumbran en la tabla. Sé que el equipo tiene que mejorar, siento que puede dar mucho más. ¿Aránguiz? Terminó con un tobillo muy dañado. Veremos como evoluciona, pensando en los duelos seguidos que se nos vienen”, cerró el “Huevo”.

“Fue un triunfo muy importante, que nos mete en la pelea, porque queremos luchar por el campeonato. Fue mi primer gol y me emociona por lo que me costó recuperarme de mi lesión”, añadió Lobos.





Ramiro Fuenzalida

es periodista de Deportes El Mercurio, con experiencia de más de 20 años en la materia. Especialista en fútbol, ha cubierto mundiales de la disciplina, adultos y juveniles, clasificatorias y copas América.

Relacionadas
A fondo con...