Santiago de Chile.   Jue 06-10-2022
3:42

El plan de la ANFP para organizar la Copa América 2021: Chile cambiaría de grupo con Colombia para ser local en todos sus partidos

A la espera de que Conmebol resuelva quién reemplazará a Colombia como sede del torneo, el fútbol chileno propuso dos escenarios: con y sin público. Los estadios Monumental, Ester Roa, Sausalito y El Teniente fueron propuestos para jugar con gente en las gradas. De lo contrario, San Carlos de Apoquindo y el Elías Figueroa reemplazarán al recinto albo y al de la región del Biobío. ¿Dónde jugará la Roja? En Chile, como cabeza de serie del grupo B.
Foto: José Alvújar
Hace unos siete días, más o menos, en la ANFP hablaban de un “80% de posibilidades” de organizar la Copa América. Era un secreto a voces que Colombia, producto de la revuelta popular, iba a perder la sede y Conmebol necesitaba de un reemplazante.

Y en forma urgente.

En Quilín 5635 pusieron manos a la obra, dando inicio a los trabajos en canchas, hoteles y transporte. La comunicación con el organismo rector del fútbol continental era permanente: Alejandro Domínguez quería avances concretos y Chile los tenía.

La Conmebol pidió cinco estadios. Colombia tenía agendados 15 partidos. Además de un grupo completo, dos pleitos de cuartos de final, una semifinal, otro más del tercer puesto y la mismísima final.

Y en la ANFP le plantearon una duda: “¿Vamos a jugar con o sin público?”. Se analizaron ambas opciones y la organización que dirige Pablo Milad contestó con seguridad: “Hay recintos para todo”.

En caso de que el certamen se dispute con gente en las tribunas, las canchas elegidas fueron las del Monumental, Ester Roa, Sausalito y El Teniente. Si, por el contrario, se decide jugar sin público habría dos cambios: San Carlos de Apoquindo y Elías Figueroa reemplazarán a los recintos de Macul y Concepción, respectivamente.


CAMBIO DE CALENDARIO


Con Chile como organizador, la sede de sus partidos también debe analizarse. El sorteo inicial la destinó a desempeñarse en Argentina. En este nuevo escenario, la ANFP pidió que la Roja fuera local, algo a lo que la Conmebol estaría dispuesta.

¿La solución? Un cambio simple: el equipo de Martín Lasarte pasaría del grupo A al B, siendo cabeza de serie enfrentándose con Brasil, Ecuador, Venezuela y Perú. De este modo, su debut ya no sería el domingo 13, sino que el lunes 14.

Colombia, que en el sorteo fue destinado a esa zona, pasaría al de Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

Estamos dispuestos para organizar la Copa América. El Gobierno ha mostrado su disposición Pablo Milad presidente de la ANFP

¿Qué podría frenar el ímpetu de la ANFP? El tema de los impuestos. Conmebol exige no pagar un centavo de dólar en impuestos e IVA igual a cero en todos los movimientos de dinero. Tal como se expuso, el Servicio de Impuestos Internos señaló que por vigencia de un decreto de ley de mediados de los 60 se puede eximir todo, excepto el impuesto a la renta y el IVA de los derechos de transmisión televisiva.

Y cambiar eso requiere de una ley.

En Colombia calcularon que con dicha exigencia finalmente otorgada vía decreto del ministerio de Hacienda, el fisco dejaba de recaudar US$ 10 millones en impuestos por las regalías tributarias. En Argentina estimaron la merma de ingresos en US$ 7 millones.

El tema fue fuente de brusca controversia en 2019 entre el gobierno y la Conmebol, cuando, en medio del estallido social, la final de la Copa Libertadores de América se fue a Lima.

Entonces, Domínguez, presidente de la Conmebol, sostuvo que Perú hizo en “11 días lo que en Chile no se hizo en 11 meses”. De vuelta, la ministra del Deporte, Cecilia Pérez desenvainó:

“¿A qué se refería? ¿Se refería a que nosotros, como Gobierno, no les aceptamos tramitar una ley corta que eximiera de impuestos a la Conmebol y sus patrocinadores? ¿O se referían a que no les aceptamos financiar una fiesta en Castillo Hidalgo por $40 millones a los gerentes de la Conmebol y sus patrocinadores? Si es así y volvieran a pedirnos esas condiciones, las respuestas como Gobierno serían las mismas. No, señor”, sostuvo Pérez.

Hoy la discusión tributaria sigue encima. La diferencia es que la Conmebol está contra el tiempo y en busca de sedes alternativas.

Si no es Chile, en la ANFP creen que Argentina podría quedarse con todo, pese a que el país entró en confinamiento por nueve días, “porque estamos viviendo el peor momento de la pandemia”, según dijo el Presidente Alberto Fernández.

La crisis sanitaria es grave, con más de 35 mil positivos diarios en la semana reciente, al punto que se debió suspender el torneo de fútbol.

Conmebol adelantó que este viernes tomará una decisión. Argentina y Chile esperan ver cumplidas sus peticiones. Paraguay y Uruguay, más en silencio, todavía tienen fe.

Pese a que Argentina organizó una Copa América hace solo diez años,el certamen de 2021 está muy cerca de volver a disputarse íntegramente en la nación trasandina. ¿Será el turno de Lionel Messi de celebrar? Foto: Photosport



ARGENTINA CORRE CON VENTAJA


La opción de Uruguay como sede alternativa tiene una particularidad: según Blu Radio de Colombia, la Conmebol, en su afán de contar con público para la final, apostaría por el país oriental para alojar la semifinal y la final del certamen y dejar las fases previas completamente en Argentina. “No hemos sido contactados para nada desde la Conmebol. No podemos hablar sobre especulaciones o supuestos”, responde Ignacio Alonso, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

A su favor jugarían las más de 2 millones y medio de vacunas administradas, de un universo de unos 3,5 millones de habitantes. Eso, y que el gobierno de Luis Lacalle Pou intermedió con el laboratorio Sinovac para que donaran 50 mil vacunas para el fútbol sudamericano, y ofreció los estadios Centenario, el Gran Parque Central y el Campeón del Siglo, como alternativas.

Sobre la posibilidad de que Argentina aloje íntegramente el torneo, Alonso indica que “es co-organizador, creo yo que podría llegar a ser el camino natural”.

Paraguay, por su parte, asomó como la primera opción a Colombia, sobre todo porque allí se han reacomodado varios partidos de la Copa Libertadores y Sudamericana. Los estadios Defensores del Chaco, General Pablo Rojas y Manuel Ferreira podrían albergar cotejos.
Sin embargo, no todo es optimismo. “Paraguay se convirtió en una opción en los últimos años gracias a la Conmebol y el trabajo de la asociación, es una variante difícil de considerar cuando se analizan escenarios en la región. Ahora, respecto a la Copa América, que atañe completamente a la Conmebol, personalmente creo que no hay tiempo para buscar nuevos escenarios, sea aquí o en otro periodo, entendiendo los plazos, las disposiciones sanitarias, de seguridad. No tendríamos que estar buscando nuevas sedes, porque no sé si da el tiempo, esa es mi duda personal”, dice Enrique Sánchez, miembro del consejo ejecutivo de la APF.

Raúl Neira

es redactor de Deportes El Mercurio y especializado en fútbol. Con más de 25 años de carrera, cubrió la Copa Confederaciones de Rusia 2017, la Copa América de Chile 2015, copas Libertadores, sorteos y partidos clasificatorios a la Copa del Mundo.

Felipe Lemunguir Sepúlveda

es colaborador de Deportes El Mercurio. Ha cubierto la Copa América Femenina 2018 y el Ironman de Pucón, entre otros eventos.

Relacionadas
A fondo con...