Santiago de Chile.   Vie 25-06-2021
8:17

Lando Norris, una de las jóvenes estrellas de la Fórmula Uno: “Trato de ser agradable y divertirme, pero eso no significa que no me tome en serio mi trabajo”

El piloto de McLaren dialoga con “El Mercurio” sobre su presente en la máxima categoría, en el que se ha consolidado en el tercer lugar del campeonato, detrás de Lewis Hamilton y Max Verstappen. Además, habla de sus sueños y los sacrificios hechos para estar en la F-1: “Me perdí muchas cosas en mi juventud, pero no cambiaría nada, porque llegué donde quería”, asegura.
Foto: McLaren
Alejandro Cisternas08 de mayo, 2021
La lucha entre Lewis Hamilton y Max Verstappen se roba la atención en la Fórmula Uno de 2021. Pero detrás de la dupla de grandes candidatos al título, en las primeras carreras de la temporada Lando Norris ha sorprendido como “el mejor del resto”.

Al cabo de las tres fechas disputadas, el piloto de McLaren marcha tercero en el campeonato con 37 puntos, merced a un podio en Imola, un cuarto lugar en Bahrein y un quinto en Portugal, lo que consolida el estatus del inglés como una de las grandes promesas de la máxima categoría del automovilismo mundial.

Pese a los buenos resultados, Norris sabe que las victorias, por el momento, son una utopía. “Creo que todavía estamos un poco lejos en términos de rendimiento. Dependerá de los circuitos: en algunos andaremos mejor, como lo fue Imola, y en otros no tanto, como en Bahrein. Habrá que esperar seguir evolucionando, tanto en las clasificaciones como en las carreras. Claro, nunca se sabe. Se puede mejorar durante el año y si se dan las condiciones que te favorezcan en un circuito, el clima, quizás un poco de suerte... No quiero decir que sea imposible, pero sí estamos a gran distancia de conseguirlo”, reconoce el joven de 21 años en un diálogo a través de una videoconferencia.

—¿Y cuán lejos está la opción de ser campeón?

“Es genial pensar en cosas así, pero nunca se puede saber qué pasará. Hoy hay mejores equipos que McLaren, entonces pensar en ser campeón es algo que visualizo más para el futuro. Habrá que esperar”.

—Tiene el ejemplo de Lewis Hamilton, quien también comenzó su carrera en McLaren...

“Sí. Pero a veces la gente se olvida de la importancia del rendimiento de los autos, te dicen ‘por qué no ganas si estás en McLaren’, y no es tan simple como eso. Obviamente me gustaría seguir los pasos de Lewis, porque es uno de los mejores pilotos de la historia de la Fórmula Uno, quizás el mejor de todos. Pero cada historia personal es diferente, te encuentras en distintos escenarios. Amo donde estoy en estos momentos, ha habido un crecimiento, hay mejores resultados y eso ha creado una mejor atmósfera de trabajo y más motivación. Siento que he jugado una parte en eso, quizás hago algunas cosas diferentes a los otros pilotos, me gusta trabajar con el equipo, le veo un valor a eso y lo disfruto. Es agradable ver a los demás sonriendo en comparación a hace unos años y haber sido parte de eso. Mi sueño ahora es ganar una carrera con McLaren, pero claro, no soy adivino, así que no puedo saber cuándo ocurrirá”.

Norris fue tercero en el Gran Premio de Emilia Romaña, en el circuito de Imola. Igualó el mejor resultado de su carrera y fue su segundo podio en la Fórmula Uno, después del logrado en Austria en 2020. Foto: EFE


“SOY COMO SOY”


Norris profundiza y explica que se preocupa no solo del trabajo en el auto, sino que también de cultivar las relaciones humanas, y que eso es una de las claves para su consolidación en la élite de la F-1.

El británico está en su tercera temporada con McLaren y destaca que “mientras más tiempo pasas con el equipo, lo empiezas a sentir como una familia, me siento muy cómodo y en casa con McLaren, conozco a todos los mecánicos y a la gente de la fábrica, somos un grupo que trabaja muy unido y creo que eso es muy importante, no pasa en todos lados. Mientras eso siga así, estaremos más cerca de llegar a nuestras metas, que lógicamente son ganar carreras y campeonatos. Disfruto trabajar con los mecánicos, es algo que se me da naturalmente y no lo veo como una obligación, además ayuda a crear lazos. El trabajar con respeto y unidos nos hará crecer”.

—Se le veía muy cercano a Carlos Sainz. ¿Cómo es su relación ahora con Daniel Ricciardo?

“Claro que disfruté mucho mis años con Carlos, una gran persona para compartir y trabajar, me empujó a ser un mejor piloto, y siento que yo también le ayudé a mejorar. Sí, se le echa de menos, pero también me gustan los cambios y un nuevo desafío como el que enfrento con Daniel. Algunas cosas son agradables porque son nuevas, trabajar con él me permite ver las cosas de una perspectiva diferente”.

Norris ha disputado 41 Grandes Premios de Fórmula Uno. Además de dos podios, en dos ocasiones ha logrado la vuelta más rápida de una carrera. Foto: McLaren

—Se dice que para ganar en la Fórmula Uno hay que ser duro, serio, incluso poco agradable. Sin embargo, usted no da esa imagen: se le ve bromeando y activo en redes sociales. ¿Se puede triunfar siendo simpático?

“Claramente se puede. He llegado a la Fórmula Uno con la personalidad que tengo. Por ejemplo, Jenson Button fue campeón mundial y él es uno de los tipos más agradables que conozco. Es cierto que se dice eso, y si bien trato de ser agradable y de divertirme cada vez que puedo, eso no significa que cuando manejo el auto no me lo tomo seriamente. Hago todo lo que puedo para ganar, para estar en el podio. Soy como soy, puede que se me vea de una manera, pero eso no significa que no trabaje duro. La gente puede creer eso, pero en mi opinión no es verdad”.

—Con 21 años ya lleva varios años en la Fórmula Uno y tiene el futuro prácticamente resuelto. ¿Piensa en lo que viven amigos suyos de la misma edad que quizás aún estudian o no saben bien qué harán con sus vidas?

“Muchos de mis amigos son gente del mundo de las carreras, es el ambiente en el que crecí, desde que tenía 12-13 años, entonces no es que me sienta raro o especial en comparación a ellos. Ahora, con 21 años no pienso que ya tengo mi futuro asegurado, sino que me queda un largo camino por recorrer, ojalá muchos años más en la Fórmula Uno, pero acá nada se puede dar por garantizado. Aunque desde afuera se vea muy agradable, hay cosas malas. De repente pareciera que todo va bien para un piloto y al otro día ya no está en la F-1... Sí, estoy feliz, sé que soy un afortunado de tener la situación que tengo, pero trabajé muy duro para conseguirlo, no pasaba muchos días con mis amigos, pasaba en viajes lejos de casa, tuve que hacer muchos esfuerzos y sacrificios, como no ir a fiestas o perderme cosas que normalmente se hacen cuando uno es joven. Me perdí muchas cosas en mi juventud, pero no cambiaría nada, porque llegué donde quería y estoy agradecido por ello”.

—Fuera de las pistas se le ve practicando en simuladores. ¿Es útil? ¿Es una diversión o también es parte de su trabajo?

“El simulador que más me sirve es el de McLaren, que es el más cercano a lo que experimento en cada fin de semana y lo uso mucho, todas las semanas. Sirve para repasar lo sucedido en la carrera anterior y para preparar lo que viene, buscando diferentes cosas en mi estilo de manejo y trabajando con los ingenieros. Lo que tengo en mi hogar es más por diversión, después de 23 fechas por temporada en realidad cuando llegas a casa solo piensas en relajarte y descansar”.

Alejandro Cisternas

es coordinador periodístico de Deportes El Mercurio. Ha cubierto eventos nacionales e internacionales de fútbol, automovilismo, golf, básquetbol, tenis y otras disciplinas.

Relacionadas
A fondo con...