Santiago de Chile.   Jue 25-07-2024
9:46

Los chilenos que pueden cambiar de estatus después de la Copa América

En el entorno de Paulo Díaz (River Plate) aseguran que si el defensor ratifica su buen momento dará el salto a Europa que tanto anhela. Lo mismo Darío Osorio, quien anotó dos goles en la práctica de ayer de la Roja, podría pasar a una liga más competitiva del Viejo Continente. ¿Otro? El goleador Victor Dávila también asoma en la carpeta de los veedores.
Photosport
Cristóbal Valencia15 de junio, 2024

Cuando Jorge Vargas partió rumbo a Paraguay a disputar la Copa América de 1999, no sabía que ese viaje cambiaría su carrera y su vida para siempre. Chile fue cuarto en el certamen guaraní y “Potencia”, en aquella época un joven defensa de 23 años de la Universidad Católica sin partidos oficiales en la selección chilena, no solo terminó como titular, sino que también se ganó un boleto al Calcio.

“Fue el destino. Nunca imaginé jugar en la Serie A, que en esa época era el mejor campeonato del mundo, el más importante, donde llegaban los mejores jugadores”, recuerda Vargas desde Italia, donde finalmente se radicó.

En la recepción del hotel de concentración en Asunción, Vargas se dio cuenta por primera vez que estaba frente a los ojos de los clubes más importantes del mundo. “Un día me puse a hablar con Cesare Maldini, sin saber quién era. Me habían contado que era el papá de Paolo, pero no conocía su historia ni tampoco que era un observador del AC Milan”, recuerda.

El acercamiento con Maldini no pasó de una conversación informal. “Pero luego volví a casa y se empezó a triplicar la gente que me llamaba, hasta que llegó la oferta de Reggina”, comenta. La historia es conocida: jugó nueve temporadas en el fútbol italiano y luego comenzó su carrera como entrenador.

Y, está dicho, todo comenzó en Paraguay. Para Vargas, aquella Copa América fue un trampolín. “Hasta hoy es una vitrina importante para cualquier jugador chileno”, sostiene.

25 años después, la Roja viaja a Estados Unidos a disputar su 41° certamen continental. Y en el plantel hay varios jugadores que podrían dar ese mismo salto en sus carreras.

Uno es Paulo Díaz, quien renovó su contrato con River Plate hasta fines de 2026. “Siempre le llegan ofertas de Europa, Mexico o Medio Oriente. Pero él respeta mucho a su club y no va a arrancar a la primera, sobre todo porque tiene objetivos importantes a mediano plazo, como el Mundial de Clubes”, reconocen en su entorno.

“Es una buena oportunidad para Paulo, porque una cosa es jugar en una liga competitiva como la argentina, pero cuando te enfrentas a jugadores de selección, el nivel es mucho más alto”, agregan.

Eso sí, advierten que, por su recorrido y su edad (29 años), Díaz “ya está medido” y los veedores ponen el foco en jugadores más jóvenes.

Es el caso de Darío Osorio (20 años). “Si anda bien, va a llamar la atención. Como no tiene tantos partidos a nivel internacional —nunca jugó la Copa Libertadores o la Sudamericana por la U—, estos partidos van a ser muy importantes para él”, comenta un cercano al jugador de Midtjylland de Dinamarca, y advierte que “a Darío ya lo conocen en Europa, los clubes tienen personas dedicadas a observar toda Escandinavia y él tuvo una muy buena primera temporada en un fútbol con jugadores muy apetecidos por su capacidad física”.

La U vendió a Osorio a ese cuadro danés en $5 millones de euros y firmó un vínculo hasta junio de 2028.

Un caso similar es el de Víctor Dávila (26 años), quien se perfila como uno de los “regalones” de Ricardo Gareca: antes del DT había jugado ocho partidos, sin anotar goles, y con el “Tigre” en la banca lleva tres festejos en la misma cantidad de juegos.

El formado en Huachipato tuvo un exitoso paso por México, donde fue campeón y firmó un contrato millonario. Hoy actúa en CSKA Moscú de Rusia. “Es su posibilidad de llegar a una liga más competitiva”, asegura Vargas.

RUMBO A TEXAS

La delegación chilena se embarca hoy a las 20:40 horas en un vuelo hacia Dallas, con escala en Atlanta

La última práctica contó con la presencia de Díaz, Osorio y Guillermo Maripán, ausentes en el amistoso ante Paraguay. La Roja venció 3-1 a la Sub 20 con un doblete de Osorio y otro de Maximiliano Guerrero.

Cristóbal Valencia

es periodista de Deportes El Mercurio desde 2017. Se especializa en fútbol y ha realizado coberturas de eventos de deporte motor como el E-Prix de Buenos Aires 2017 y el Dakar 2018.

Relacionadas
A fondo con...