Santiago de Chile.   Dom 29-01-2023
3:31

Locura en Bangladesh por Argentina, un amor que se arrastra desde Maradona y el Mundial del 86

Miles de bangladesíes festejaron como propio el triunfo trasandino sobre la selección azteca. ¿Pero por qué un país distante a 17 mil kilómetros de Buenos Aires podría ser fanático de la selección albiceleste? La respuesta está en la Copa del Mundo organizada por los mexicanos, torneo donde el “Pelusa” abusó de Inglaterra: era una especie de héroe que estaba vengando años de colonialismo británico.
Foto: EFE
Raúl Neira27 de noviembre, 2022
Maradona y Messi. Messi y Maradona.

Dos zurdas mágicas son la principal explicación de por qué la República Popular de Bangladesh, un país ubicado al este de India, está transformado en una barra brava de Argentina.

Una multitud de gente se juntó en la Universidad de la Dacca, capital del país, para seguir el desafío ante México en Lusail. Otros lo vieron desde sus casas. Y quienes estaban en edificios no quisieron quedar al margen, colgando la bandera celeste y blanco en sus balcones.

Por si fuera poco, una conductora del noticiero se presentó ante las cámaras con la camiseta de los bicampeones del mundo.

En esa época la imagen de Maradona era portada de cuadernos, botellas y camisetas. Su mayor impacto fue en jugadores de origen humilde de las villas de Dacca, muchos de los que pasaron a jugar en los mejores clubes. Usaban el mismo peinado y hasta botines Puma King de producción local Mehedi Sujan periodista de Bangladesh a Infobae

Una locura.

Y ésta fue todavía más grande cuando terminó el partido, porque miles de bangladesíes a pie o en moto salieron a celebrar el primer triunfo trasandino en Qatar de 2022: como el juego finalizó pasadas las 3 de la mañana de este domingo, los festejos duraron hasta el amanecer.

¿Cuál es la explicación a tan extraño fenómeno?

Diversa literatura se ha escrito respecto al tema. Y buena parte cree que el Mundial de México 1986 generó un quiebre en los fanáticos del fútbol, porque fue el primer gran torneo que llegó “en vivo” a los televisores de Bangladesh.


Brasil, Alemania o Italia mandaban en las apuestas y Argentina no era de las favoritas en esa copa, pero llegó el cruce con Inglaterra por los cuartos de final. Cansados del colonialismo británico que se arrastraba por años e hipnotizados por lo que Diego Armando Maradona hacía con el esférico Azteca, en Bangladesh no quedaron dudas: el “Pelusa” se transformaba en el héroe que cobraba desquite por tantas injusticias.

El amor por el ‘10’ histórico no se quedó ahí. En Estados Unidos 1994, cuando fue expulsado del Mundial por dopaje, cientos de furiosos bangladesíes salieron a las calles y quemaron carteles con la foto del entonces presidente de la FIFA, Joao Havelange. Su objetivo, lograr que el trasandino fuera reincorporado.


“Los bangladesíes siempre hemos amado el fútbol. Al no tener un gran equipo nacional para canalizarlo, apoyamos a Argentina y, sobre todo, a Maradona. Sus luchas personales, su victoria sobre los ingleses y su personalidad defectuosa nos atraen porque nos recuerdan a nosotros mismos”, expresó una vez el también periodista Quazi Zulquarnain.

El cariño por Maradona —cuando murió, hace dos años, hubo un minuto de silencio en la liga de cricket, el deporte nacional de Bangladesh— lo heredó Lionel Messi. Las actuales generaciones deliran con el ‘10’ de los nuevos tiempos y esperan que levante la copa FIFA.











Raúl Neira

es redactor de Deportes El Mercurio y especializado en fútbol. Con más de 25 años de carrera, cubrió la Copa Confederaciones de Rusia 2017, la Copa América de Chile 2015, copas Libertadores, sorteos y partidos clasificatorios a la Copa del Mundo.

Relacionadas
A fondo con...