Santiago de Chile.   Mar 29-11-2022
21:18

Brasil arranca en “modo hexacampeón”: sofoca a Serbia con sus temibles atacantes

Dos tantos de Richarlison (2-0), con acrobacia incluida, ratifican el cartel de candidato del Scratch, que le hizo precio al equipo balcánico. Tite utilizó casi todas sus cartas ofensivas: jugaron ocho de los nueve delanteros del plantel y fue la selección que más pateó al arco rival en la primera jornada (10). Neymar, lastimado del tobillo, salió entre lágrimas.
Foto: Associated Press.
Claudio Herrera de la Fuente24 de noviembre, 2022
Uno menos. A Brasil le quedan seis partidos para reconquistar el título mundial después de 20 años.

El proyecto del hexacampeonato arrancó con una alarma. “No sé lo que pasó con Alemania y Argentina (derrotados por Japón y Arabia Saudita, respectivamente), pero eso hizo que saliéramos más enfocados. Tenemos calidad y esperamos hacer las cosas bien para ganar este Mundial, nos sentimos responsables por honrar nuestra historia”, decía tras el 2-0 a Serbia el bisoño Rodrygo, uno de los ocho atacantes que tuvieron minutos frente a las casi 90 mil almas hechizadas por el estreno de los herederos de Pelé.

El Scratch mostró una parte suculenta de su repertorio, descansó en una organización aceitada y desde ahí crecieron sus individualidades, que son muchas, diversas en características y ricas en jerarquía. Salvo los 20 minutos iniciales, cuando Serbia se mostró valiente y estiró las líneas de la ‘canarinha’, el partido siempre se jugó como quería el pentacampeón y como lo pensó Tite. La rebeldía balcánica fue perdiendo consistencia y en el segundo tiempo el equipo de Dragan Stojkovic fue desangrado y hundido contra su arco.


Este Brasil versión 2022, al menos en el debut, no se colgó de los pies de Neymar para avanzar. Acompañó con un circuito al crack del PSG, el jugador que más faltas recibió en la primera jornada (8), y a partir de ahí encontró petróleo en otros sectores, porque Raphinha y Vinicius Junior principalmente se encargaron de descoser el telón serbio. ‘Ney’ igual atrae a la dureza: generó las amonestaciones de Strahinja Pavlovic y Nemanja Gudelj, y a 10’ del final salió con molestias en el tobillo derecho. Un llanto en el banquillo completó la escena del referente, hasta ahora sin fortuna en los mundiales.

“Me gustó Brasil e ilusiona, superó a un rival que no tenía velocidad y eso es lo que más tiene la selección de Tite. En la teoría, por los que empezaron de titulares, el equipo podía aparecer desequilibrado, pero fue muy organizado, todos estaban enfocados en el retorno cuando se perdía la pelota. Nunca dejó espacios al rival. Es verdad que ahora no se depende tanto de Neymar, el equipo por los costados tiene mucha calidad. No era fácil empezar, porque Suiza había ganado más temprano. Y además apareció Richarlison, esforzado, dedicado, los torcedores no se fían tanto de él porque se marchó muy joven del fútbol brasileño a un club menor (Watford), pero en la selección responde”, analiza Mauro Galvao, mundialista de 1990 con Brasil.

Richarlison, ahora atacante del Tottenham, fue letal para timbrar el partido, primero con un gol bien de ‘9’, aprovechando un rebote del meta Vanja Milinkovic-Savic tras remate de Vinicius, acción donde Brasil ubicó cinco jugadores en los último 20 metros de la cancha (62’). Lo mejor vendría después, cuando el centroatacante sentenció la lucha con una definición brillante: recibió un centro de revés de ‘Vini’ y acomodó la pelota de zurda para luego patear con derecha, tras una media chilena acrobática, propia de un spot televisivo.

Nayma vuela y se queja tras un roce con el zurdo Dusan Tadic. Serbia pegó duro y el astro brasileño quedó en observación, por un esguince de tobillo. Foto: EFE.

Sebastián Pinto, atacante chileno que pasó por la filas del Santos y hoy radicado en Porto Alegre, escanea la maniobra; “En la jugada hay dos cosas fundamentales para un delantero: el centro no era para definir de primera, había que hacer algo más, el control orientado fue perfecto porque estaba de espalda y luego se giró muy bien; el mérito de tener el arco en la cabeza y la creatividad para definir”.

Brasil se mostró como un equipo robusto. Tite entendió que debía, primero, fijar los vigías defensivos: el lateral Danilo fue siempre por dentro y muchas veces se ubicó como un auxilio Casemiro en el mediocentro, para suprimir cualquier contraataque del rival. Alex Sandro también exploró pasillos similares y cuando se soltó casi acierta, lanzando un zurdazo al poste (60’). Nada que ver con Roberto Carlos y Cafú, repantigados en el palco del Lusail. Otros tiempos, otras necesidades.

Y después fue armonizar el equipo de la mitad para arriba. Lucas Paquetá se encargó de unir los bloques y arriba los wines hicieron el resto. Serbia terminó amontonada en su campo y sin aire. Casemiro remató al travesaño y Fred, de buen ingreso, también probó suerte. Los refrescos le dieron más fuego: Brasil terminó con un cuarteto nuevo en ataque: Antony en la derecha, por el centro Gabriel Jesus y Rodrygo (tuvo dos chances de gol), y Martinelli en la izquierda. El único que se quedó sin acción fue Pedro, artillero de la Copa Libertadores. Los lujos de la abundancia.

Brasil ya apareció en Qatar y se mueve con la frecuencia ideal.

TITE: “ASEGURO QUE NEYMAR JUGARÁ LA COPA”


El tobillo derecho inflamado y el llanto de Neymar, tras lastimarse la articulación en un choque con el defensor serbio Nikola Milenkovic, movilizó a todo el staff médico. El infortunio del 2014, cuando el colombiano Camilo Zúñiga le dañó una vértebra de la columna y lo dejó fuera del Mundial, acechó a toda la delegación de Brasil.

“Puede asegurar que Neymar jugará en la Copa del Mundo, estoy absolutamente seguro. Va a jugar la Copa. En relación a él quiero hacer una precisión: se quedó en la cancha hasta que el equipo marcó el 2-0, pese a que tenía el tobillo dolorido, porque el equipo lo necesitaba Tuvo la capacidad de superar su dolor y estuvo presente en los dos goles”, valoró el técnico Tite.


El doctor Rodrigo Lasmar entregó más pistas de la dolencia del atacante: “Neymar se torció el tobillo derecho, fue un traumatismo directo, en el que la rodilla del jugador serbio hizo un movimiento provocando la torcedura. Presentó hinchazón, inmediatamente iniciamos tratamiento en el banco. Ahora toca esperar 24 o 48 horas para tener una idea más clara, aún no tenemos respuesta y es importante esperar”, precisó el facultativo, mientras que el caso de Danilo, otro que terminó en una pierna, sufrió una torcedura de tobillo que “no es grave”.

El DT serbio “Pixi” Stojkovic se mostró contrariado del estado físico de sus dirigidos. “Antes del partido hablé con los jugadores y me aseguraron que todo está bien en cuanto a lesiones, pero obviamente no es así. Tendremos que buscar otras soluciones, si la situación no mejora. Pero hay tiempo para tomar decisiones que serán buenas para el equipo (…) No tenemos médicos mágicos que resuelvan problemas de lesiones en dos días. Esta noche la canción habría sido diferente si estos jugadores estuvieran sanos, créanme”, advirtió.


Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...