Santiago de Chile.   Mar 31-01-2023
11:19

En la huella de Mbappé y Pelé: El talento fresco que busca su coronación en la Copa del Mundo

El astro galo busca su heredero como el mejor jugador joven del Mundial, distinción que inauguró ‘O Rei’ hace 64 años. Un escáner a los futbolistas nacidos a partir del 2001 que tiene madera de crack: el español Pedri, el brasileño Rodrygo, el alemán Musiala, el inglés Bellingham, el uruguayo Pellistri y el croata Gvardiol, entre otros, son llamados a encabezar la rebelión de los imberbes.
Foto: EFE
Claudio Herrera de la Fuente26 de noviembre, 2022
El descaro futbolístico del atacante Kylian Mbappé, que le significó el premio individual al Mejor Jugador Joven del Mundial distinción que se otorga a los futbolistas menores de 21 años en el evento planetario, se amplificó en Rusia 2018 con el título mundial del combinado galo. El francés Paul Pogba (2014), el alemán Thomas Müller (2010), el inglés Michael Owen (1998), el belga Enzo Scifo (1986), entre otros, también se graduaron en ediciones pasadas, pero ninguna alcanza la dimensión de ‘O Rei’ Pelé en Suecia 1958, cuando salió campeón del orbe con apenas 17 años.

En el campeonato de Qatar 2022, donde el jugador más joven de los 831 inscritos (Irán es el único que anotó 25 nombres, uno menos de lo permitido) es el ariete alemán Youssoufa Moukoko, que el día de la inauguración del certamen cumplirá 18 años, se revelan un grupo de nombres noveles aventajado, con un derrotero robusto en algunos casos y calidad probada en la alta competencia.

Jamal Musiala (2003) defiende a Alemania (jugó 79' en la derrota ante Japón), pese a que hasta el nivel Sub 17 jugó para la selección inglesa. Hija de madre alemana y con formación la academia de Chelsea, “Bambi” fue reclutado por el Bayern Munich con 16 años. “A los 12 años no tenía fuerza física, pero era helado, frío, frente al arco rival, increíble”, recordó Kevin Betsy, técnico de las selección menores británicas. Un mediapunta indescifrable que se transformó en el jugador más joven en llegar los 100 partidos con el club bávaro. En la temporada actual, ningún jugador alemán tuvo más participación en jugadas de gol: 12 tantos y nueve asistencias. “Tienes sangre inglesa, pero quería jugar por Alemania, es de los más talentosos de la selección junto a (Kai) Havertz y (Florian) Wirtz, que está lesionado. Jamal es rápido, decide bien porque entiende el juego y le suma el instinto. Define muy, pero muy bien. Su mejor posición es cerca del área, como 10”, lo describe Jonas Boldt, director deportivo del Hamburgo y antes de Bayer Leverkusen.


“Tiene gran ojo y sentido para elegir los espacios correctos y hacer año entre líneas”, deslizó el seleccionador Hans-Dieter Flick. Su rapidez y movimientos poco ortodoxos lo retratan. “Sus piernas son de serpiente, parece que tuviese un imán porque los reboten siempre van a sus pies”, apuntó Nagelsmann, coach del Bayern. “Vale 250 millones de euros”, dijo Lothar Matthaus hace pocos días.

Jude Bellingham (2003) es un volante central que ganó titularidad en el eje de Inglaterra junto a Declan Rice (fue titular ante Irán y Estados Unidos en Qatar). Un futbolista precoz: es el más joven en estrenarse en el primer equipo de Birmingham (16 años y 38 días) y Borussia Dortmund no titubeó en pagar 25 millones de euros por la ficha del juvenil. “Le falta desarrollo, pero me interesa su inteligencia”, razonó Lucien Favre, técnico que lo recibió Signal Iduna Park.

Sus estadísticas en la Bundesliga 2022/2023 lo retratan: lidera los registros de duelos ganados (245), es el sexto en distancia recorrida (163 kilómetros), pero también el cuarto en carreras intensas. “Es extraordinario ver a un jugador de 19 años actuar como lo hace él. Su desarrollo físico y en carácter es notorio en dos años, todavía no sabemos qué tan bueno es”, advirtió el seleccionador Gareth Southgate.

El joven Bellingham le da presencia y juego a Inglaterra en la zona media. El inglés fue dos años segundo en el premio Golden Boy que entrega el diario italiano Tuttosport, escoltando a los hispanos Pedri y Gavi. Foto: AP

Pedro González López, Pedri (2002), es el emblema de la selección española de Luis Enrique (jugó 57’ ante Costa Rica). Heredero de la estirpe de Andrés Iniesta, el volante del Barcelona entiende como pocos este juego. “A Pedri lo reclutamos para desde Juventud Laguna (Canarias) siendo un niño que lo distinguía la correcta toma de decisiones en el juego y la velocidad de ejecución. Él trae ese duende, ese don artístico, una cosa genética, pero se hizo el jugador que es con horas jugando a la pelota, porque ni Federer es espontáneo, él jugaba al tenis nueve horas por día. Pedri reúne muchas cosas, es un coctel increíble: es una mezcla de maratonista keniano, porque no para nunca, con la pericia de un jugador de billar y el matiz artístico de ‘Magic’ Johnson”, le dice a El Mercurio Manuel Rodríguez “Tonono”, director de formación y captación de UDLas Palmas.

Pedri es una mezcla de maratonista keniano, porque no para nunca, con la pericia de un jugador de billar y el matiz artístico de ‘Magic’ JohnsonManuel Rodríguez "Tonono"descubridor del crack hispano

-¿De verdad Pedri es comparable a Iniesta?

“No hay dos jugadores iguales, creo en la diversidad, Caszely no era igual al ‘Koke’ Contreras (…) Podrán asemejarse en cosas, pero Pedri es un superdotado en el entendimiento del juego, sabe tirar ese balón al espacio con la fuerza justa, todavía tiene margen de mejora. A toda su calidad le agregó un aprendizaje visual, que es fundamental, porque él era de mirar mucho fútbol. Pedri mental y físicamente es fuerte, puede hacer un gran Mundial y llegar lejos con España. Yo disfruté a Maradona, a Cruyff, y ver a Pedri es un placer”.

Rodrygo Goes (2001), uno de los nueve atacantes que tiene Brasil en Qatar 2022 (jugo 14' ante Serbia), creció en estatus a partir de su decisiva participación en el último título de la Champions League en el Real Madrid, donde convirtió goles clave ante Chelsea y Manchester City, aporte que le significó renovar su contrato hasta 2028. “Su aprendizaje ha terminado”, soltó hace dos meses Carlo Ancelotti, testigo de los progresos del paulista.

A la sombra de Vinicius Junior, Rodrygo sale desfavorecido en regate y fuerza en la comparación, pero lo supera en juego según el staff técnico del Scratch. Tite le da crédito a Jair Ventura, técnico que se lo recomendó del Santos. Este último explica a este diario: “A Rodrygo le gustaba jugar por la banda izquierda. Le expliqué: ‘si vas a la selección, este es el lado que juega Neymar. Si te llaman, ¿no jugarás?’ Trabajaremos a la derecha, en el medio y como falso 9'. Hablamos mucho, le mostré videos, tuvo que aprender, pero él es extremadamente profesional y educado. Capta rápido, le explicas una vez y entiende. Su lectura del juego es genial”.

Pellistri en Europa se ha hecho un jugador más integral , haciendo muy bien también las transiciones ataque-defensa. Cognitivamente es muy bueno, por lo que ha aprendido el juego de posición muy rápidamente, y eso le hace interpretar mucho mejor el ataque de los espacios en ruptura o cuando ser apoyoAlejandro Cappuccioentrenador uruguayo

Facundo Pellistri (2001, titular ante Costa Rica) es un extremo uruguayo que explotó en Peñarol y luego fue vendido al Manchester United, donde le cuesta un montón tener minutos. “Necesitamos jugadores como él, que ataquen bien los espacios”, justificó el seleccionador charrúa Diego Alonso.
El técnico Alejandro Cappuccio tuvo a Pellistri en las inferiores del club ‘carbonero’: “Facundo es un extremo con un gran uno contra uno, gran arranque y velocidad. Eso lo tenía en Uruguay. En Europa se ha hecho un jugador más integral , haciendo muy bien también las transiciones ataque-defensa. Cognitivamente es muy bueno, por lo que ha aprendido el juego de posición muy rápidamente, y eso le hace interpretar mucho mejor el ataque de los espacios en ruptura o cuando ser apoyo. Ha mejorado también el centro- pase, por lo que se ha convertido en un buen asistente de último pase”, explica.

-¿A qué se refiere ‘cuando ser apoyo’, Cappuccio?

“En cuanto a engañar amagando ir en ruptura, y venir a quien tiene la pelota en apoyo para descargar en otro jugador (tercer hombre)”.

Josko Gvardiol (2002), defensor central zurdo de Croacia (jugó los 90' ante Marruecos), está considerado entre los mejores zagueros de Europa por diferentes páginas de data y análisis. Las métricas del jugador de Leipzig, formado en Dinamo Zagreb, son altísimas y traslucen su capacidad para filtrar pases con precisión y su fortaleza en el choque. The Guardian ya lo detectó hace dos años entre los 60 mejores jugadores jóvenes del viejo continente.


Enzo Fernández (2001), volante argentino que tomó fuerza a partir de la lesión de Giovani Lo Celso (jugo 31' ante Arabia Saudita), muestra pasta: tiene la escuela de River Plate y su acomodo a la elite –juega Champions con Benfica- fue inmediato. “Fernández se llama Enzo por Francescoli, estuvo desde los 6 años en River, tiene mucha personalidad, pateó penales importantes siendo un pibe; cuando debutó en la selección mayor metió un remate en el travesaño y tres asistencias a Messi. Hoy es el mejor jugador de Benfica, pasó como si nada a Europa, juega de doble cinco o interior por derecha, es un candidato a revelación del Mundial”, dice el periodista Diego Borinsky, profundo conocedor del historial millonario.

Otros nombres a considerar son el mediocentro francés Eduardo Camavinga y el lateral portugués Nuno Mendes, ambos categoría 2002, tienen bonos ganados en Real Madrid y PSG respectivamente. Yunus Musah (2002) es un volante interior de trajín y fútbol que llega en ascenso para defender a Estados Unidos, tras defender en categorías menores el escudo inglés. Además, distintos portales de scouting destacan al atacante galés Brennan Johnson (2001), del Nottingham Forest, que ya se apuntó como el mejor jugador emergente del Championship inglés en la temporada anterior.
Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...