Santiago de Chile.   Mar 18-05-2021
19:09

La crisis social y política que afecta a Colombia obliga a suspender partidos internacionales y aumenta las dudas sobre la Copa América

Si en 2019 el organismo rector del fútbol sudamericano le quitó a Chile la sede de la final del máximo torneo de clubes tras la crisis de octubre, el país cafetalero transita por caminos similares. El Ministro de Deporte, en todo caso, no pierde la fe y asegura que los planes no se cambian.
Foto: AFP
Raúl Neira04 de mayo, 2021

Orlando Ascencio, periodista de El Tiempo de Bogotá, dice, con voz quebrada, que se viven días “muy, muy complicados” en Colombia. “En Cali la situación es más dura que en otras ciudades. Hemos visto hechos de violencia muy rudos, en los últimos días hubo uso de fuerza excesiva por parte de la policía y asesinato de civiles por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios… Las marchas no ceden. Al paro del jueves pasado, por la reforma tributaria, se sumó otro porque quieren frenar la reforma de la salud, y también hay protestas de taxistas y camioneros”, detalla.

El contexto, desgraciado, obligó a la Conmebol a tomar medidas drásticas. Durante la jornada suspendió los compromisos por la Copa Libertadores entre Independiente de Santa Fe-River Plate y Atlético Nacional-Argentinos Juniors, además del duelo por la Sudamericana de La Equidad-Lanús.

Todos se disputarán en Asunción este jueves.

“Por ahora se mantiene el que este jueves van a disputar Junior con Fluminense, en Barranquilla, porque la ciudad está relativamente tranquila. Sin embargo, la barra brava del Junior advirtió que no quiere que el partido se juegue y adelantó que no dejarán salir al equipo al estadio Metropolitano”, profundiza Ascencio.

Más allá del urgente cambio de planes, en Conmebol miran un poco más allá: Colombia es uno de los organizadores de la próxima Copa América (el otro es Argentina) y el organismo con sede en Asunción no quiere que sus torneos se vean amenazados por los diferentes conflictos sociales que pueda vivir un determinado país.

Y Chile fue testigo: en 2019 albergaría la final de la Copa Libertadores, pero el estallido social de octubre obligó a trasladar el partido a Lima.

“Completamos siete días de protestas. Hay un descontento social amplio y ha sido muy complejo el tema de violación de derechos humanos. Algunas ciudades están paralizadas. Habrá que esperar cómo avanza la protesta y los posibles diálogos. Pero de momento el panorama es complicado. Hay muchos puntos que generan descontento social, así que esto todavía puede demorar un poco”, asegura el periodista Pablo Romero, también de El Tiempo.

A 40 días del torneo, el ministro del Deporte de Colombia, Ernesto Lucena, informó que se comunicó con el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, y aseguró que los afiebrados días que vive su país no tendrán incidencia en la realización del torneo.

“Desde el punto de vista técnico y de infraestructura, Colombia está listo para hacer la Copa América solo. No sería el mejor escenario en este momento por razones de pandemia, pero la orden del presidente Duque es que trabajemos con el Ministerio de Salud y la Conmebol para mirar cuáles serían las otras sedes, si Argentina llega a renunciar”, apuntó el ministro, en alusión a una versión de prensa que circuló la semana pasada sobre una eventual deserción trasandina.

De todas maneras, hay un plan alternativo. Para la Conmebol, el certamen se juega y no hay opción de que se suspenda. “Hay gente que ha invertido mucho dinero adquiriendo los derechos a nivel internacional, con empresas que son patrocinadoras y si se cancela profundizaría el desastre económico en las finanzas del fútbol sudamericano”, dice el periodista argentino Juan José Buscalía.

¿Y si no es Colombia? La opción de Paraguay está en mente. El Defensores del Chaco, más las canchas de Libertad, de Cerro Porteño y de Sol de América aparecen como los escenarios de reemplazo.

“Colombia ha querido realizar la Copa, lo que no sabemos es si las circunstancias van a permitir que se juegue... En Paraguay se jugaría la Copa América”, asegura el periodista colombiano Javier Hernández.

Raúl Neira

es redactor de Deportes El Mercurio y especializado en fútbol. Con más de 25 años de carrera, cubrió la Copa Confederaciones de Rusia 2017, la Copa América de Chile 2015, copas Libertadores, sorteos y partidos clasificatorios a la Copa del Mundo.

Relacionadas
A fondo con...