Santiago de Chile.   Vie 25-06-2021
10:03

Abogado de Tolima y el caso suplantación en La Calera: “Es inmoral y buscaremos una sanción ejemplarizante”

Joe Bonilla, experto en derecho deportivo, advierte desde Colombia que si la justicia confirma el delito ya imputado, el interés del club es indemnizatorio (US$ 2 millones), pues no perseguirán la suspensión de La Calera de competiciones internacionales. Eso, aunque pese a lo ínédito, el caso es homologable a castigos a deportistas que suplantaron la muestra de orina en un examen antidopaje.
Antonio Valencia29 de abril, 2021
Apenas estalló el caso suplantación identidad en diciembre, el experto colombiano en derecho deportivo, Joe Bonilla, fue contactado por Deportes Tolima para enviar un reclamo a la Unidad Disciplinaria de la Conmebol. El club cafelatero había sido eliminado un mes antes por La Calera, privándole de alcanzar los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Bonilla, asesor permanente de poderosos clubes como Millonarios de Bogotá, América de Cali y Junior de Barranquilla, resume: “Lo primero es que acá había normas sanitarias que la Conmebol y los países adoptaron para resguardar la salud de jugadores, técnicos y árbitros, entre otros. Era obligación que todos los jugadores se sometieran a un PCR en un plazo no mayor a 72 horas, y el jugador de La Calera presuntamente fue suplantado para que la prueba saliera negativa y él pudiera viajar a Colombia”.

Y enseguida añade. “Hay, en efecto, una denuncia de la persona que le tomó la prueba en septiembre y que esa misma enfermera se dio cuenta que a quien se tomaba el test en noviembre no era el futbolista. Si hubo suplantación, suponemos que es porque estaba resultando positivo para covid y que, presuntamente, ese jugador vino a Colombia contrariando normas de la Conmebol y también de nuestro país, poniendo además en riesgo salud e integridad de las personas alrededor de la competición árbitros, personal de apoyo, delegados, etcétera.”, dice

—¿Hubo contagios en Deportes Tolima después de los partidos?

"Eso es difícil de comprobar, pero lo relevante que se investiga en Chile es que si se llega a comprobar la suplantación, es una clara vulneración de reglas de Conmebol, y eso conlleva el pago de perjuicios para Tolima y la descalificación de La Calera, porque lo que debió ocurrir es que Deportes Tolima hubiera avanzado a siguiente ronda con todos los beneficios económicos”.

—César Camargo, directivo del club, apunta que el perjuicio bordea los US$ 2 millones.

“Claro. Solo por avanzar de ronda son 500 mil dólares. Pero lo que pedirá Deportes Tolima si la fiscalía demuestra la suplantación, además de ese bono, es el lucro cesante porque Tolima dejó de recibir por derechos de TV, patrocinios, venta de publicidad en el estadio y la exposición mediática de sus jugadores en la vitrina internacional. Eso, además del premio que perdieron los jugadores por clasificar”.

—¿El reclamo irá directo al TAS?

“Es la idea. Estamos esperando que exista resultado en fiscalía chilena. Si hay culpable de suplantación del arquero hay responsabilidad por parte de la institución, de modo que precederemos a reclamar perjuicios”.

—¿Y la Conmebol?

“Mire, presentamos en diciembre una solicitud de investigación y que si hallaba culpable se indemnizara. Lastimosamente la Unidad Disciplinaria archivó el caso. No hallaron mérito y dijeron que las denuncias se presentaron con posterioridad a la fecha de los partidos, más de 24 horas. Decimos es que si hubo suplantación, es porque él seguía dando positivo para covid, razón por la cual suplantaba su persona. Si fue positivo quiere decir que estuvo positivo en los partidos que jugó en Chile y en Colombia. Eso alegaríamos. Pero el reglamento Conmebol dice 24 horas para reclamar”.

—Y Tolima no tenía cómo saber si la denuncia no llegaba a la fiscalía.

“Totalmente, y apenas los medios chilenos publicaron testimonio de las enfermeras y las personas del laboratorio, se procedió a enviar el reclamo a la Unidad Disciplinaria. Ahora hay que esperar que la investigación chilena llegue a su fin. Luego se verá si es necesario acudir de nuevo la Unidad Disciplinaria”.

—¿Se comunicaron con La Calera?

"No. Entendemos que la posición de Unión La Calera de que ellos no han actuado de manera incorrecta y se mantienen en esa posición. Hablaremos con el directorio de Deportes Tolima para ver si vale la pena un acercamiento amistoso el equipo chileno quieren ver una reparación de perjuicios para evitar la judicialización”.

—¿Qué le parece en sí la presunta suplantación?

“Es un hecho contrario a normas de reglamento y atenta contra el Fair Play, es un acto además de total irresponsabilidad, es inmoral y es un irrespeto no solo el club, con las normas de nuestro país y con la Conmebol. Esto no es algo gracioso, es inmoral, irrespetuoso y contra el Fair Play y contra toda norma básica y lógica de comportamiento. Obviamente, si se logra comprobar que existió la suplantación”.



Joe Bonilla Gálvez es abogado y experto en derecho deportivo. Él asumirá la representación de Tolima en la denuncia al TAS.


—Este lunes la defensa del suplantador reclamó contradicciones en los testimonios, pero la jueza no le encontró la razón y mantuvo el arraigo.

“Ahí una señal. Eso demuestra que hay algo de mérito para emprender acciones”.

—Usted es experto en derecho deportivo. ¿La presunta suplantación en los test de PCR es homologable a otros casos de suplantación en el deporte?

“Nunca había escuchado ni me había enfrentado a una situación como esta. Por pandemia todo esto es nuevo y puede que se cree jurisprudencia. En casos de dopaje ha habido suplantación en toma de muestra de orina y ese tipo de cosas, pero aquí en una prueba de virus, no hay casos. En los casos de cambio de orina en que se logró demostrar se aplica la máxima sanción de suspensión porque se presume que algo había consumido. Y esa sanción es de 4 años.

—¿Y esa sanción no es homologable?

“Si va al TAS, puede ser”

—¿Y Tolima piensa en un castigo deportivo?

“Acá hay que comprobar un hecho que es sumamente grave contra todos los reglamentos y hasta en la norma de la federación chilena puede que se contemple o se establezca la expulsión del club o la suspensión por ese incumplimiento. Acá nuestro interés es por una sanción ejemplarizante, para que nadie se preste para algo así. Tolima buscará que se repare el daño económico que se ocasionó por pago. Si como consecuencia de eso, si se logra comprobar la mala fe, el club tendrá que asumir las consecuencias que establecen las normas”.

—En la imputación, la fiscalía afirma que el gerente acompaña al suplantador.

“Increíble. Uno espera que esas cosas no pasen. Es irresponsable y contrario a toda lógica. Soprendente”.

—Pero el gerente ha negado las imputaciones.

“Tendrá que demostrarse la culpabilidad y mientras eso no ocurre, existe la presunción de inocencia. Tolima espera que la justicia investigue, y siga hay pruebas los declaren culpables”.

—¿Y si se argumenta que el delito es individual, es decir, de suplantador y suplantado, no institucional?

“Se vulnera igual el reglamento. Es que el laboratorio no lo contrata el jugador, sino la institución. El responsable de realizar el test de PCR no es el jugador, es la institución. Ahí sí es Unión La Calera la que tiene que responder por ese comportamiento ilegal”.
Relacionadas
A fondo con...