Santiago de Chile.   Dom 16-06-2024
11:29

Alex Corretja, extenista español: “Garín y Tabilo están con la confianza de que pueden ganarle a cualquiera”

El catalán, que se prepara para disputar una exhibición con Marcelo Ríos, habla del presente de los chilenos en Indian Wells. También alaba el renacer de Jarry y anticipa su duelo con el “Chino”, para el que está realizando una preparación especial: “La idea es llegar de un modo decente para que el partido sea lo más entretenido posible”, dice.
Alejandro Cisternas13 de marzo, 2023
Quince años de carrera en el tenis le dejaron a Alex Corretja miles de recuerdos, 17 títulos individuales ATP, tres en dobles, la Copa Davis y más de 10 millones de dólares en premios, entre otros galardones.

No fue todo. “Tengo secuelas físicas y psíquicas, jajá. Me duele la cadera, en especial el lado derecho, un poco las cervicales y las lumbares, es lo que más afectado tengo. Y lo otro es que a ya no juego al tenis para pasar el rato, hago otros deportes, como pádel, bicicleta, golf, eso me distrae más que jugar al deporte en que estuve veintitantos años entrenando día tras día. Es una secuela que te deja la competición: me encanta ver tenis, analizarlo, pero jugar no es una prioridad en ningún caso”, cuenta el español.

Claro que ahora tiene una motivación para volver a tomar la raqueta. Este viernes enfrentará a Marcelo Ríos en una exhibición en la Gran Arena Monticello. Y eso le ha cambiado su rutina. “Para mí lo importante ha sido recuperar el aspecto físico, no porque esté mal, sino porque me tengo que volver a adaptar a hacer movimientos en la pista y que la musculatura me responda. He contratado un preparador físico en las últimas semanas para sentir que realmente me puedo mover como quiero y pegarle a la bola como quiero. La idea es llegar de un modo decente para que el partido sea lo más entretenido posible”, detalla Corretja, hoy de 48 años, uno más que su próximo rival.

“El ‘Chino’ está a tope, eh, entrenando, me alegra mucho. Espero que sea el partido más entretenido posible, no es ver quién es mejor que el otro, lo principal es disfrutar, que la gente lo pase bien, que vean a Marcelo en su casa, que ha sido un referente, fue número uno, jugamos muchas veces en contra, sé que la gente del tenis me tiene cariño y por eso me he brindado para esto”, cuenta.

—Sus duelos fueron parejos, terminaron 5-5 en el historial.

“Sí, es increíble y curioso, hubo mucha igualdad. Las dos finales más importantes que tuvimos, en Masters 1000, él me ganó en Montecarlo y yo en Roma. Es entretenido eso. Él fue 1 y yo 2; yo jugué dos finales de Grand Slams y él solo una; gané el Masters de fin de año y la Copa Davis... Uno puede pensar qué prefieres, qué es mejor, pero es difícil de escoger. Cada uno al final tiene que quedarse con lo bueno de cada uno y las comparaciones a veces no son necesarias”.

—¿Cómo se llevaba con Ríos fuera de la cancha?

“Siempre nos llevamos bien, me he reído mucho con él, es más cercano de lo que la gente conoce. Era de un grupo muy limitado de gente, entrenamos muchas veces, especialmente cuando él trabajó con Larry Stefanki y Luis Lobo. Nunca tuve un problema con él y sé que me tiene mucho cariño. Si yo sintiera que esto no es especial no me voy al otro lado del mundo a jugar. A veces entrenábamos y nos picábamos, él al final era de un carácter menos políticamente correcto que el mío, pero hemos pasado muy buenos ratos, siempre estuvo el respeto mutuo de que cada uno era como era, había buena amistad, pero manteníamos la rivalidad”.

Corretja ganó 17 títulos individuales, pero también festejó por equipos: en la foto, es el segundo de izquierda a derecha con la Copa Davis que conquistó España en 2000.

Corretja está dedicado actualmente a trabajar en medios de comunicación en España. “No me considero periodista, soy comentarista y entrevistador. Intento aportar la experiencia que he vivido durante tanto tiempo en el análisis. Antes trabajé tres años con Andy Murray, también con Albert Ramos y Santiago Giraldo, pero ahora no tengo ganas de viajar durante mucho tiempo: el tenis requiere estar pendiente de los jugadores constantemente y yo ahora tengo familia, me apetece más estar en casa. El tenis es mi pasión, lo que más me gusta, lo que conozco, lo que marcó mi vida, pero ahora lo que más me apetece hacer es otra cosa”, explica.

—En su rol de analista, ¿cómo evalúa lo hecho en las últimas semanas por Nicolás Jarry?

“Es una gran noticia tener a Nicolás de vuelta en el primer nivel después de todo lo que le pasó. Me alegro muchísimo, es un gran chico, lo conozco bien, también a su entorno familiar, y verlo bien es muy positivo”.

—¿Qué es lo que más destacaría de su buen presente?

“Me imagino que psicológicamente debe haber sido muy duro, incómodo, difícil de digerir todo lo que vivió. Me gusta mucho la estabilidad que está mostrando, muy concentrado, moviéndose muy bien. Siempre fue un jugador agresivo, con buenos golpes, y para lo alto que es realmente ha encontrado una muy buena agilidad. Hace muchos años que tenía la sensación de que podía ser un gran tenista. Me alegro que haya dejado atrás el contratiempo que tuvo, puede seguir subiendo mucho en el ranking, ya que puede jugar bien en todas las superficies. Y con 27 años, todavía es joven para el circuito en la actualidad”.

—¿Y cómo ve a Christian Garín?

“Garín es un jugador que cuando encuentra el ritmo, y sobre todo la estabilidad emocional, es muy peligroso, porque tiene buen derecho, revés, saque, puede devolver bien. Para él lo más importante es encontrar un buen equilibrio, depende del estado anímico, que influye en cómo desarrolllar su juego. Es muy reservado, pero cuando he coincidido con él ha sido muy amable, muy grato”.

—Él ha cambiado muchas veces de entrenador, ¿es un problema?

“Al final eso es muy personal, él viaja muchas semanas y no hay que olvidar que Santiago está lejos. No es fácil, porque todos los viajes son muy largos, con cambios de horarios, y eso hace que la relación con tu equipo sea más intensa, que haya más desgaste que lo que ocurre con un europeo, que pasa por su casa cada dos por tres. En ese sentido pienso que es bastante más difícil ser tenista profesional siendo sudamericano que europeo, por los viajes y todo lo que conlleva, realmente les admiro eso”.

—Garín y Tabilo están en octavos de final de Indian Wells. ¿Qué le parece?

“Garín ha jugado un torneo muy completo. No perder un set desde la qualy sin duda que da muchísima confianza, necesitaba esta serie de partidos encadenados para agarrar un poco el ritmo y por las sensaciones que un jugador necesita. Ganarle a Ruud fue buenísimo y ahora contra Davidovich será una batalla muy dura, porque ambos sienten que es una muy buena oportunidad de seguir avanzando, será intenso. Espero que sea muy disputado, pues son jugadores de estilos similares, quizás con un poco más de potencia para el español, pero son de nivel parejo. En cuanto a Tabilo, es impresionante el torneo que está haciendo, ha sabido sufrir y se le ha visto muy conectado con el público, lo que es buenísimo para él, hacer algo así en un campeonato tan grande. Ahora le toca un rival en teoría bastante superior, pero todo lo que pueda hacer será un plus, ha sido una grata sorpresa, es un luchador y como zurdo siempre es incómodo para los rivales. Tiene que salir con todo, porque Tiafoe ha venido ganando fácil en este torneo. Lo importante es que después de varios triunfos seguidos, tanto Garín como Tabilo están con la confianza de que le pueden ganar a cualquiera”.

—¿Cuán importante es el aspecto mental en el tenis?

“Es básico, es todo. Hablamos de eso porque fíjate que al final cuántos tenistas hay en el mundo, miles, cuántos deportistas, cientos de miles. Lo que marca la diferencia es que la estabilidad emocional sea buena, porque al final lo más importante es sentirte bien y tranquilo con lo que haces”.

—¿Qué opina de Novak Djokovic, que sigue siendo el número uno del mundo con 35 años?

“Es una locura lo de Djokovic, con el récord de semanas como número uno del mundo, es insólito, inaudito, casi imposible de comprender. Uno sabe lo que cuesta mantenerse uno, dos, tres años arriba, y él lo lleva haciendo ya más de una década. Si se mantiene bien, va a seguir al menos uno o dos años ahí. Aún no ha dicho su última palabra”.

—¿Es el más grande de la historia? ¿O lo es Roger Federer o Rafael Nadal?

“Mi postura en ese debate es que hasta que no se retiren es difícil hacer un juicio definitivo. Para nosotros en España ‘Rafa’ es nuestro referente, el mejor deportista de nuestro país, alguien único... Pero pasa que ves a Federer y te enamoras de su forma de jugar, de su elegancia, y luego ves los números de Djokovic y eso habla por sí solo. Hay que disfrutar a todos, cada uno tiene su forma de ser y de jugar, pero de lo que no hay duda es que son tres colosos”.
Alejandro Cisternas

es coordinador periodístico de Deportes El Mercurio. Periodista titulado en la PUC, ha cubierto eventos nacionales e internacionales de fútbol, automovilismo, golf, básquetbol, tenis y otras disciplinas.

Relacionadas
A fondo con...