Santiago de Chile.   Sáb 25-05-2024
23:42

Santa Laura es el testigo

Las circunstancias de los resultados otorgan inusual importancia al clásico entre Universidad Católica y Colo Colo. En Santa Laura, cruzados y albos salen a enfrentarse con presentes complejos.
Foto: Rubén García
Danilo Díaz19 de abril, 2024
Las circunstancias de los resultados otorgan inusual importancia al clásico entre Universidad Católica y Colo Colo. En Santa Laura, cruzados y albos salen a enfrentarse con presentes complejos. La UC muestra un mejor semblante a partir de los siete puntos sobre nueve que consiguió desde la llegada de Tiago Nunes. Desde lo numérico, crece el optimismo después de la eliminación en la Copa Sudamericana a manos de Coquimbo Unido, que significó la salida de Nicolás Núñez.

El empate con Huachipato y las victorias sobre Cobresal e Iquique devolvieron la confianza en San Carlos de Apoquindo. Otra cosa es ver si el juego desplegado augura un optimismo mayor. La igualdad en Talcahuano fue trabajada; el 2-0 frente a Cobresal no merece reparos, con un rival que era colista y presentó cuatro suplentes por su participación en la Copa Libertadores. El cotejo fue pálido, pero sirvió para levantar la cabeza.

El triunfo en Iquique, en uno de los mejores partidos de la temporada, mostró a una UC comprometida y vivaz para aprovechar los errores individuales del oponente, sobre todo en el primer y tercer gol. Bien Nunes al acomodar el equipo con un 4-4-2, atendidas las falencias de la zona defensiva. Por el trámite, el conjunto de Miguel Ramírez fue superior, pero el mérito de los franjeados es que aguantaron el chaparrón.

Un paso necesario antes de enfrentar un pleito siempre tenso como es el clásico con el Cacique. Ganar implica demasiado para Universidad Católica. Es comenzar a abandonar de manera definitiva las dudas y acomodarse en la tabla, que por lo general desemboca en la seguridad en el juego.

En la vereda contraria los problemas son manifiestos. El cuadro de Jorge Almirón debió vencer por un par de goles a Cobreloa, pero eso no se considera en el análisis general. Manda que Colo Colo perdió 2-0 y sumó cuatro derrotas en el torneo. Un escenario complejo por la visita de Alianza Lima en la Copa Libertadores, justo cuando el presidente Alfredo Stöhwing anuncia el proyecto de remodelación del estadio Monumental.

Serán días clave. Una caída en Independencia atizará los cuestionamientos sobre el entrenador y Arturo Vidal. El péndulo del fútbol no perdona a nadie. Entregar el invicto ante Universidad de Chile en el Monumental y la derrota en casa frente a un adversario histórico como Cobreloa, sumándose a los golpes con O’Higgins y Ñublense, instalará la discusión sobre la continuidad de Almirón. La línea de crédito que consiguió, al avanzar hasta la fase de grupos, quedaría sobregirada.

Un aspecto complejo de manejar es la situación de Vidal. El rendimiento del volante en el campeonato local no responde a su jerarquía. Los hinchas se manifestaron con dureza el lunes cuando Colo Colo se retiró del campo. Nadie se acordó de su buena actuación ante Fluminense por la Libertadores. La interrogante es que si con la lesión del año pasado, que requirió una intervención quirúrgica, y la que tuvo antes del clásico con la U, el “King” está en condiciones de disputar dos partidos a la semana.

La paciencia se acabó en los hinchas y a esta altura solo exigen sumar. Entre hoy y el martes, no exageramos si decimos que Colo Colo se juega el semestre y quizás la temporada.
Danilo Díaz

es un comentarista, periodista deportivo y escritor chileno. En 2009 obtuvo el premio de Premio Nacional de Periodismo Deportivo de Chile.

Relacionadas
A fondo con...