Santiago de Chile.   Dom 21-04-2024
1:41

El apagón que amenaza a los estadios del fútbol chileno

Por estándares de iluminación, sólo cinco estadios nacionales están habilitados para competencias internacionales, a la espera del visto bueno del Estadio Nacional. La ANFP espera elevar los requerimientos de luz a contar de 2025.
Photosport
Nicolás Olea01 de abril, 2024

Para nadie es un misterio que el fútbol chileno ha perdido brillo en los últimos años. Pero no todo parece ser culpa de la competencia, los jugadores o las canchas. Hay un elemento técnico con que convive la actividad, y es que más de la mitad de los estadios tiene un estándar de iluminación inferior a la norma internacional.

¿Cuesta ver a los futbolistas en partidos nocturnos? Esa es la razón. Según un reporte al que accedió El Mercurio, sólo cinco estadios revisados cumplieron lo exigido, por ejemplo, para Copa Libertadores y Copa Sudamericana: 1.300 Lux, unidad que mide la intensidad de la iluminación sobre una superficie. Se trata del Ester Roa de Concepción, Monumental de Santiago, El Teniente de Rancagua, Francisco Sánchez Rumoroso de Coquimbo y Zorros del Desierto de Calama.

El Estadio Nacional está en vías de ser habilitado. “Es el proyecto de iluminación más moderno del país, con tecnología de punta, la misma que se utilizó en el último Mundial de fútbol y que dio muestra de su calidad en las pruebas de atletismo en los pasados Juegos Panamericanos o en el partido de Universidad de Chile contra Cobresal, el 25 de marzo”, explicó el IND.

En Ñuñoa aseguran que el déficit será subsanado y, incluso, podría jugarse ahí el duelo entre Palestino y Flamengo en mayo “En enero se realizó una medición por parte de la CONMEBOL, la que se hizo a menos de la mitad de la capacidad real que tiene nuestro proyecto. Eso arrojó que el resultado no fuera el real, por lo mismo el pasado 26 de marzo se volvió a medir la iluminación, esta vez al máximo de la capacidad; lo que permitió que se alcanzara el estándar requerido", avisaron.

Los estadios que no cumplen la norma no pueden albergar estas competencias. Si el rango de luminosidad va de 650 a 1.299 lx, CONMEBOL retiene más de 70 mil dólares por partido, que serán devueltos cuando el cuadro anfitrión pueda acreditar las mejoras en la iluminación, como será el caso de Huachipato, que jugará mañana ante Estudiantes en Talcahuano.

En la ANFP encendieron luces de emergencia, toda vez que la carencia afecta las transmisiones televisivas y la programación de los partidos, ya que restringe las “horas útiles”. Por esto, en Quilín adelantan que a partir de 2025 se exigirá un mínimo de 650 lx para Primera División, indicador que hoy dejaría sin fútbol a La Calera, El Salvador y el estadio Santa Laura.

El gerente general de Unión Española, Cristián Rodríguez, aclaró que el tema de las luminarias “es un imperativo para nosotros, por lo que estamos desarrollando un estudio acabado con empresas especializadas. Nuestro objetivo es volver a competencias internacionales y la localía será clave, por lo que queremos un estadio que cumpla con las exigencias de la CONMEBOL”.

En la ANFP esperan que los clubes, en su mayoría con estadios estatales o municipales, promuevan acuerdos de inversión que permitan renovar las luminarias, acorde con los tiempos. Es decir, con tecnología LED, que dotará las canchas del estándar necesario y minimizará problemas por cortes de energía, que han llevado a detener el juego por espacios prolongados a la espera de que se enfríen las torres, como sucedía hace tantos años atrás.

Nicolás Olea

es colaborador de Deportes El Mercurio, periodista de la Universidad Católica, coberturas en Copas del Mundo, Copas América y otros torneos nacionales e internacionales. Escribió tres libros.

Relacionadas
A fondo con...