Santiago de Chile.   Mar 16-04-2024
3:28

Pago, fila y ventanilla

El pago de Chile no ocurre de un día para otro, el clima se prepara con disimulo y camuflaje, lentamente se fabrica la despedida y se guardan los pañuelos, además se proporcionan numerosos argumentos y entonces la situación se convierte razonable.
Foto: EFE
Antonio Martínez30 de marzo, 2024
El llamado pago de Chile, es bueno saberlo, puede ser al contado violento, pero también es con cuotas, pago por adelantado, descuentos especiales, happy hour, UF y bajo innumerables métodos y plazos. Incluye bonos, criptomonedas y caja chica.Yse utilizan dos aliños: como que no quiere la cosa y sin querer queriendo.

Este sistema de pago extendido y popular fue el título de una exposición de Nicanor Parra el 2006: “El pago de Chile”, donde colgó de una cuerda imágenes de los Presidentes de Chile, entre otros aspectos, lecturas e interpretaciones.

Si esa exposición, por hacer un ejercicio de traslado y ejemplo, tuviera como sede la ANFP, lo que corresponde sería colgar fotografía, afiche y hasta se aceptan portadas de la revista Estadio, de aquellos jugadores que recibieron el llamado pago de Chile.

Hasta se podría hacer un ranking, que es un ejercicio de moda, con los protagonistas que a lo largo del tiempo se colocaron frente a la ventanilla e hicieron fila, esperaron con paciencia, pasaron de a uno y recibieron lo correspondiente.

Desde los viejos tiempos hasta ahora. Centro half, wing derecho, interior izquierdo, 9 mentiroso, doble 5, lateral volante, arqueros y porteros.

También entrenadores de la selección de Chile, alguno habrá que recibió el famoso dispendio. ¿Algún dirigente? También. ¿Periodistas y relatores? Esos que se vayan a la ventanilla del adiós. Seamos serios.
El pago de Chile no ocurre de un día para otro, el clima se prepara con disimulo y camuflaje, lentamente se fabrica la despedida y se guardan los pañuelos, además se proporcionan numerosos argumentos y entonces la situación se convierte razonable.

La base de apoyo son múltiples explicaciones, para que nadie se sienta en falta ni quede como mal agradecido y menos como persona injusta. Simplemente es un ejercicio lógico, por el bien mayor del fútbol chileno y de la selección de Chile.
Es un proceso impersonal y un análisis frío y crudo de la realidad que parte por lo siguiente: no es el que era y su momento pasó hace rato; y no se quiere dar cuenta, como es lógico, pero es cosa de verlo jugar.

Continúa por veredas paralelas.

Le va a hacer bien al camarín, o sea ya le hizo bien, los jugadores se ven más cómodos, tranquilos y despejados. Miren lo que pasó frente a Albania y la buena impresión con Francia. Por algo será.

Todo tiene su época. Ellos la tuvieron, pero están en el pasado y la selección es presente y mejor todavía: es futuro.

Chile les está agradecido, pero ya está bueno ya. Tienen que darse cuenta. Háganlo fácil, por favor.

Ya abrió la ventanilla.

Arriba el cartel lo dice clarito “Pago de Chile”.

Se atiende y se cancela por orden alfabético de apellidos y nombres.

Medel Soto, Gary Alexis.

Vidal Pardo, Arturo Erasmo.


Antonio Martínez

es periodista y crítico de cine; fue editor de Cultura de “La Época”, jefe de redacción de “Hoy” y director editorial de Alfaguara. Fue corresponsal, desde España, de “Estadio”, y columnista de “Don Balón”. Autor de “Soy de Everton, y de Viña del Mar” (2016), y junto a Ascanio Cavallo, de “Cien años claves del Cine” (1995) y “Chile en el cine” (2012).

Relacionadas
A fondo con...