Santiago de Chile.   Mar 16-04-2024
10:18

La brisa del ‘10’ refresca el inicio del torneo nacional

Varios equipos están utilizando al conector entre volantes y mediocampistas, una raza que insinuó retirada en algún momento. Luciano Cabral, Emiliano Vecchio, Bryan Rabello, Jorge Luna y Joe Ábrigo, entre otros, reflotan una función que tiene varios prototipos. “Dentro del '10' hay armadores, lanzadores y segundas puntas”, explican. “Hay una confusión, porque el volante retrasado no puede ser el encargado del último pase”, apunta Jorge Contreras. “El 10 siempre ha estado, aunque los sistemas tácticos lo disfrazan”, cree José Luis Sierra.
Foto: Photosport.
Claudio Herrera de la Fuente02 de marzo, 2024
Un puñado de partido en el inicio del campeonato nacional pone en escena jugadores con alma de ‘10’, esos que redimen la casta del ‘enganche’, especialidad defenestrada por el rigor del fútbol moderno. Al destape de Luciano Cabral (Coquimbo Unido) y Bryan Rabello (O’Higgins), se suman destellos de Emiliano Vecchio (U. Española), Jorge Luna (Copiapó) y de los zurdos Enzo Hoyos (Iquique) y Marco Borgnino (Cobreloa). Carlos Villanueva también tuvo minutos en Audax y Lucas Assadi fue titular en el inicio de la U 2024.

¿Apenas una sinopsis engañosa o se trata algo más consistente? “Deseo que esta sea una tendencia que perdure, porque se piensa que este jugador, el '10', pasó de moda, y yo no concibo el fútbol sin ese tipo de especialista, el que marca el ritmo, que ve ese espacio impensado para meter el pase-gol, el que no pierde la pelota. Aquí parecen que no lo necesitan. Hay una confusión, porque el volante retrasado no puede ser el encargado del último pase. Eso es tarea de un volante cerca del área, por eso los delanteros no reciben pelotas con ventaja. Me gusta Cabral, es decisivo, siempre tiene claro el partido en su cabeza”, reflexiona Jorge “Koke” Contreras, un centroatacante que terminó su carrera como armador eximio.


“No hay solo una definición para ese puesto”, entra a debate Juvenal Olmos. “Uno asocia el ‘10’ a Jorge Valdivia, el tipo que se mueve por detrás del volante de contención rival y organiza desde ahí el juego, pero también esta el ‘10’ lanzador estilo ‘Coto’ Sierra o ‘Koke’ Contreras que no necesitaban acercase al área grande para habilitar, Valdivia sí necesitaba estar en la periferia del área para meter ese pase entre líneas. El lanzador lo hace desde 40 metros, con una visión de cancha más larga. Y está el ‘10’ cartero, el que venía y le quitaba la pelota de los pies a su compañero de contención. Toda esa pega se ha ido retrasando ahora al organizador, jugadores como Esteban Pavez, (Agustín) Farías o Marcelo Díaz, que administran el primer pase”, observa el exseleccionador.

Olmos prosigue: “El ‘10’ que recordamos se ha transformado en el rompedor o en el segunda punta, lo que eran (Zinedine) Zidane o Marcelo Vega (…) Cabral es un segunda punta y ‘Nano’ Díaz lo utiliza así, retroceden los dos punteros para formar la línea de cuatro volantes y Cabral se apunta al lado del ‘9’, es muy astuto, como Rabello, se ubican a espaldas del volante de contención y por delante de los centrales, y en ese pasillo hacen la diferencia, giran rápido, se desmarcan, nunca los pillan. A Ábrigo, que lo dirigí en México, le gusta jugar de segunda punta, es difícil de detectar. Luna es un lanzador nato, él si es un organizador de juego”.

Si eso (que vuelvan a asomar los especialistas) va a significar que se va a jugar mejor no lo sé, pero que se van a ver mejores futbolistas eso síJosé Luis Sierraentrenador

José Luis Sierra entiende que este jugador nunca se ha ido, pero sí fue maquillado por la pizarra de turno. “La posición del ‘10’ en algún minuto no estaba tan marcada, pero el jugador de ese corte sí estaba en varios equipos dentro de la cancha, muchas veces reubicado como extremo o jugaba como segundo volante central; era una forma de disfrazarlo para tenerlo dentro del equipo, aunque no como la posición natural, como un enlace entre los volantes y delanteros. Ese jugador nunca se perdió, sí la posición por los sistemas tácticos como el 4-4-2, el 5-3-2, el 4-3-3 con un volante central y dos interiores. Ahora, si eso (que vuelvan a asomar los especialistas) va a significar que se va a jugar mejor no lo sé, pero que se van a ver mejores futbolistas eso sí. Siempre es grato ver tipos talentosos que hacen cosas diferentes”, enseña el zurdo mundialista.

Gustavo Álvarez, técnico de la U, entregó una radiografía didáctica de Lucas Assadi para entender la madera del canterano azul. “Él es un mediapunta que se puede transformar en ‘enganche’; los jugadores son lo que hacen pero sobre todo lo que sienten y Lucas siente la terminación de la jugada y el gol, el armado del juego y la asistencia se le pueden mejorar, pero no es un ‘enganche’ nato”.

Joe Ábrigo, el zurdo que hace daño en los últimso 20 metros. "Es una segunda punta", lo definen. Foto: Photosport.

Vecchio, de regreso en Unión, trasluce una realidad. “Desde que me fui de Colo Colo prácticamente nunca más jugué de ‘10’, siempre de ‘doble 5’, mixto o ‘falso 9’, se ha ido perdiendo un poco ese ‘10’ clásico y es el puesto donde me siento mas cómodo. (Miguel) Ponce me da la posibilidad, ese rol de jugar como ‘10’ suelto (…) Se ha vuelto todo muy mecanizado, el jugador hace lo que el entrenador le dice, se perdió mucho la creatividad. Todo está basado en el GPS, si corre 12 o 13 kilómetros dicen 'que bien jugó', pero ¿cuántos pases verticales entregó, cuánto riesgo creó?”, manifestó en Radio ADN.

Olmos discutió hace casi dos décadas la utilidad de la función. “Mi slogan fue que anticipé la muerte del 10 clásico, quizá fue muy autoritaria la definición, pero lo cierto es que a nivel de selecciones, en Europa y Sudamérica hace rato ese rol va en extinción. Y no porque no me guste sino porque ese puesto y funciones se fue reutilizando y cubriendo por otros jugadores. Argentina, el gran productor de ese tipo de jugador, hace más de diez años que no lo utiliza, porque Messi juega con la ‘10’, pero 10 clásico tiene muy poquito”, dice.

Contreras, aquí sí, concuerda: “Messi no es un ‘10’, es un cuarto delantero”, dice, esperando que la brisa tome rasgos de ventolera.

Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...