Santiago de Chile.   Dom 21-04-2024
2:02

Nicolás Pino, piloto chileno: “Si todo sale bien, el próximo año debería tener una butaca en la Fórmula E”

Próximo a cumplir 20 años, “Nico” no renuncia a sus sueños de llegar a las categorías más importantes del automovilismo. En 2024 disputará tres certámenes, incluyendo la segunda categoría más importante del Mundial de Resistencia. “No me puedo dar el lujo de tener una carrera mala, porque estoy en un punto en que voy creciendo”, asegura.
Foto: United Autosports
Alejandro Cisternas31 de marzo, 2024
Nacido en 2004, Nicolás Pino busca abrirse paso en el automovilismo internacional en la modalidad de resistencia, un camino poco habitual para pilotos de corta edad. El chileno es parte de tres campeonatos este año: la serie LMGT3 del Mundial de Resistencia, la IMSA de Estados Unidos y la European Le Mans Series.

En los dos primeros certámenes es parte del equipo United Autosports, cuyo dueño es Zak Brown, CEO del equipo McLaren de Fórmula Uno. Un lazo que toca la fibra del piloto chileno, pues uno de sus ídolos es Bruce McLaren, fundador de la afamada marca.

“Ahora soy parte de su imperio”, destaca. “Siempre lo he mencionado junto a Ayrton Senna y Michael Schumacher como referentes, por la manera en que trabajaban y se relacionaban con sus equipos, obsesionados con el detalle fino, que al final es lo que marca la diferencia en el automovilismo. Bruce McLaren en particular no solo fue piloto, también empresario y fundador de su equipo, un trabajo admirable. Es especial para mí, para mi desarrollo como piloto, estar ligado a un equipo tan prestigioso, ayuda a que te miren distinto en los paddocks”, complementa.

Pino pasó unos días en Chile tras sus dos primeras carreras del año, ambas en la IMSA: fue sexto en la clase LMP2 en las 24 Horas de Daytona y 10º en las 12 Horas de Sebring. “Vivo desde los 14 años afuera. Tengo amigos acá, pero no los veo mucho. Mi vida es distinta, no tengo tiempo para fiestas, por ejemplo, estoy desconectado de los problemas de los adolescentes, de las noticias del resto de los deportes en Chile. Sí he notado más interés en el automovilismo, más gente que me sigue, incluso niños, lo que es muy bonito”, dice el piloto de 19 años.

—Este año es parte de tres campeonatos. ¿Qué particularidades tiene cada uno?

“Una de las características del endurance es que en estos tres campeonatos están prácticamente los mismos equipos, con distintos pilotos, pero las modalidades de trabajo son distintas. En los prototipos (IMSA y European Le Mans) uno va más al detalle de performance del auto, que es lo que me falta hoy como piloto, y en los GT (LMGT3) uno va al desarrollo. Son dos preguntas distintas en búsqueda del mismo objetivo. Lo principal es que uno va aprendiendo del feedback que se da con los ingenieros, me he ido adaptando rápido a eso”.

—¿Le da prioridad a uno sobre los demás?

“No. Para mí la prioridad es la carrera siguiente, no miro más allá. Hay algunas que se preparan con más tiempo, como Le Mans o Daytona, porque son más demandantes al ser de 24 horas, pero la carrera siguiente es la que manda. Todas son igual de importantes. No me puedo dar el lujo de tener una carrera mala, porque estoy en un punto en que voy creciendo, voy apareciendo en campeonatos importantes, pero es el comienzo del camino, aún me falta para completar lo que yo quiero”.


Pino lleva dos carreras en la IMSA. También competirá en la serie LMGT3 del Mundial de Resistencia y en la European Le Mans Series. Foto: United Autosports

—¿Cómo lleva su carrera en lo financiero y en lo logístico?

“Tengo un equipo grande de trabajo detrás, en lo económico, abogados para ver el tema de los contratos... Pero lo que más me ha impactado es la parte física, con Emil Ventura, quien no es solo un entrenador físico, sino un mentor. Mi mánager es Duarte Felix da Costa, quien también me ha ayudado mucho en las relaciones con los equipos. Y, claro, la familia, mi papá que está detrás, aunque no le gusta aparecer. Con todos estamos trabajando para mi objetivo personal, que es llegar a Hypercar en el Mundial de Resistencia (WEC por sus siglas en inglés), la Fórmula E y la Fórmula Uno”.

—¿Qué tan cercano ve el cumplimiento de esos objetivos?

“Gracias a los resultados que he tenido de a poco se han ido abriendo oportunidades. Hoy ya estamos en el WEC, que es uno de los más importantes del mundo en pista. Estoy apuntando al desarrollo mío como piloto. Para poder estar en la Fórmula Uno se necesitan distintas cualidades, por eso estoy en varias categorías y ligado a varias marcas importantes, no es solo manejar rápido, hay montón de cosas alrededor”.

—¿Pero hay plazos concretos?

“Todo depende de cómo se vaya dando el entrenamiento y los resultados, pero si todo sale bien, ya desde el próximo año debería estar en una butaca en la Fórmula E. Estamos en conversaciones con un equipo que no puedo revelar, pero estamos avanzando”.

—Y para cumplir eso, ¿necesita más recursos monetarios?

“Todos los equipos necesitan financiamiento y obviamente que si un piloto trae algo a sus espaldas, es más fácil, pero al final todo depende de cómo se vaya desenvolviendo uno en este escosistema”.

—También está el tema de la superlicencia. La Fórmula Uno pide 40 puntos, la Fórmula E, 20... Usted aún no tiene eso.

“Más que puntos, se necesitan kilómetros. Si empiezo a participar de entrenamientos, a formar parte de ese mundo, y a la vez ya soy parte de distintos campeonatos FIA, obteniendo resultados, eso no va a ser un problema. En realidad el sentido de la superlicencia es para que los pilotos lleguen más preparados y con experiencia. Yo estoy trabajando para que, cuando se presente una oportunidad, yo esté listo para tomarla”.
Alejandro Cisternas

es coordinador periodístico de Deportes El Mercurio. Periodista titulado en la PUC, ha cubierto eventos nacionales e internacionales de fútbol, automovilismo, golf, básquetbol, tenis y otras disciplinas.

Relacionadas
A fondo con...