Santiago de Chile.   Dom 14-07-2024
0:11

Jaime Pizarro y el bloqueo de dineros por las rendiciones pendientes de Santiago 2023: “Los recursos alcanzan hasta agosto”

El ministro del Deporte aborda la salida de la directora ejecutiva, Gianna Cunazza, y las millonarias cuentas sin justificar ($55 mil millones) que tienen en jaque el flujo de dinero para el megaevento. “El primer plazo es el autoimpuesto de máxima celeridad para subsanar”, dice. También contextualiza la controversia por el alto sueldo de la renunciada directora y anticipa que su sucesor, Harold Mayne Nicholls, ganará un salario más bajo.
efe
Antonio Valencia03 de junio, 2023
“Semana álgida”, reconoce Jaime Pizarro, ministro de Deportes, cerrando un viernes con cambio en la dirección ejecutiva de Santiago 2023: en cosa de horas salió Gianna Cunazza y entró Harold Mayne-Nicholls.

“El deporte no es muy distinto de otros ámbitos en que se trazan caminos y luego hay que hacer cambios y ajustes. Me resulta más fácil y comprensible por el mundo del que vengo”, dice el exfutbolista.

—¿Cuándo se convenció de hacer el cambio?

“Teníamos al directorio convocado para el viernes en la mañana, y dados los acontecimientos, hubo que generar otro directorio en la tarde, pues la directora presentó su renuncia. Había que resolver con celeridad por la gobernabilidad de la institución y porque los plazos son estrechos”.

—¿No le pidió la renuncia a Gianna Cunazza?

“No, ella presentó la renuncia después del directorio. Conversamos, dio su punto de vista. Me corresponde agradecer su dedicación y compromiso. Lo que hicimos luego fue buscar una nueva dirección ejecutiva”.

—Pero si ella no renunciaba, ¿usted no le pedía la renuncia?

“Lo que pasa es que, más bien, este… no hay que hablar sobre supuestos. Hubo directorio para tratar los temas y después se produjo el desenlace”.

—¿Qué le reprocha a la gestión de Cunazza, entonces?

“Cuando uno produce el cambio, no se tienen focos específicos, uno habla de lo general, por el proceso, por el tiempo que llevaba que pudo haber incidido. Y luego, entendemos que hay efectos que se pueden potenciar, ir mejorando y tomarlos como eje en esta última recta hacia los Juegos. Hay muchos aspectos que se han ido encaminando de manera muy positiva. Cuando en un deporte se necesita hacer un cambio, no necesariamente tiene que ver con un hecho negativo, sino que se hace para potenciar, mejorar, desarrollar ideas”.

—¿No era suficiente motivo para su salida los $55 mil millones de rendiciones pendientes?

“Las rendiciones son un tema particular que tiene cierto margen, pues hay un monto de ahí que está en revisión y que por cierto deberá completarse”.

—Ya hay $90 mil millones bloqueados producto de eso...

“En todos los procesos hay plazos y procedimientos. Mientras esté en proceso, se inhabilita de hacer el giro restante para 2023. Se debe continuar trabajando para subsanar y continuar de acuerdo a los cronogramas”.

—¿Hasta cuándo alcanzan los $120 mil millones girados en enero?

“La corporación no tiene dificultades para llevar a cabo su operación. En este breve plazo hay que ir subsanando esas observaciones para poder disponer del saldo de 2023. Mientras, están disponibles esos recursos de enero”.

—¿Hasta cuándo alcanzan esos recursos?

“Hay licitaciones en proceso, deben asignarse recursos y cuando éstas se produzcan, se materializan giros. Si se da cumplimiento integral, uno podría estimar que esos recursos estarán de acá hasta agosto (…) No hay problema operacional hasta agosto, por eso hay que subsanar en el más breve plazo posible”.

—¿Es subsanable? No se ha podido corregir desde mediados de abril, fecha en que venció la rendición que provocó el bloqueo. La corporación dijo que subsanaría en unas horas, luego días, una semana, pero pasó un mes y medio...

“Se avanzó en rendiciones esta semana. Hubo un avance significativo. Después, la revisión determina que sean aprobadas. Todo se está acentuando para dar mayor celeridad y, con este cambio la idea es aprovechar el liderazgo y la experiencia para impulsar e incentivar estos ajustes. También se han fortalecido los equipos de rendiciones en la corporación y el IND, para completar el trabajo con mayor celeridad. Ambas cosas caminan de buena forma porque nos permitirá tener mejores resultados en menos tiempo, que es lo que buscamos. El primer plazo es el autoimpuesto de máxima celeridad, eso tiene por un lado a la corporación subiendo (al sistema) todos los antecedentes, y por otro el IND para revisarlos de manera que el tema quede saldado.”.

—¿Se asume que el plazo máximo para saldar todo es agosto?

“Esperamos que sea antes. Es absolutamente prioritario. Ahora hay que asumir e impulsar el cambio. No tengo dudas que Harold (Mayne Nicholls) tiene las virtudes, la experiencia, el dominio y el conocimiento necesario”.

—¿Con qué sueldo? Digo, por el aumento de la anterior directora ejecutiva.

“Las remuneraciones de los ejecutivos tienen que cumplir con políticas aprobadas por la corporación”.

—¿El sueldo de Cunazza fue aprobado por el directorio?

“Las remuneraciones necesitaban actualizaciones, deben ser revisadas todos los años. Es un tema en que hay que mantener el control, no solo por número sino por la cantidad de funcionarios que se van integrando en diferentes niveles”.

—Pero, ¿le pareció bien o mal el aumento de enero?

“Esas situaciones deben aclararse, porque efectivamente todas las remuneraciones deben estar informadas y presentadas para aprobación”

—¿Fue el caso de los $9 millones de Cunazza?

“No sé puntualmente si todas las rendiciones están aprobadas y si todas las remuneraciones están íntegramente aprobadas”.

El ministro de Deporte no quiso ahondar en las razones que precipitaron la salida de la directora ejecutiva de los Juegos a solo cuatro meses y medio de su realización. Foto: EFE

—¿Se saltó al directorio, se saltó filtros?

“Entiendo que fue informado internamente en la corporación y que a partir de eso se rindió el monto informado. Ese monto informado se presenta para la rendición correspondiente”.

—¿Ese monto salarial se mantiene para Mayne Nicholls?

“El salario no es el mismo para la nueva dirección ejecutiva. Está en revisión la política de remuneraciones para el nuevo periodo, y eso se presentó al directorio para que se pronuncie sobre ese punto. Eso está por definirse”.

—¿Cuánto afectan a los Juegos estos temas?

“Ante situaciones con dificultades hay que funcionar, operar, corregir y superar, seguir hacia adelante. Tenemos también nueva información sobre los recintos. Hay muy buen avance, muchas mejoras”.

—El más emblemático, por oneroso y por el atraso, es la piscina...

“Va a muy buen ritmo, el avance es significativo”.

—Los Juegos van a costar US$650 millones, ¿no?

“En una cifra aproximada, un valor similar. Son recursos muy significativos que van a dejar legado en infraestructura, en viviendas, en legado social, en las comunidades que se verán potenciadas”.

—Pero es el triple del presupuesto original

“En infraestructura, 2020 y 2021 estuvieron marcados por la pandemia y ahí hay dos datos: los tiempos de las obras se vieron afectados por las cuarentenas y no se pudo hacer despliegue de trabajadores., y luego impactó el costo de los materiales”.

—¿Esos US$650 incluyen los US$60 millones que Chile debe pagar a Panam Sports?

“No tengo el número exacto, pero lo que usted menciona forma parte del contrato con Panam Sports y ya fue pagado a principios de este año”.

—Ese mismo contrato obliga a Chile a eximir del pago de impuestos al megaevento. ¿Cuánto deja de recibir el Estado por la exención tributaria?

“Se aprobó la Ley Panamericana que tiene por objetivo reducir el costo de impuestos e IVA de las organizaciones y eso tienen como estímulo hacer de que Chile sea un centro de eventos deportivos en el ciclo olímpico o a nivel mundial que puedan estar en nuestro territorio. Es bien significativo que esta ley fue aprobada por unanimidad en la Cámara y el Senado. La estimación es que reducen en un 35% los costos de estos eventos”.

—¿Los dineros de las entradas dónde van?

“A la corporación. Los menores de 18 años y las personas mayores van a poder canjear entradas”.

—¿Cómo ve el panorama después de esta crisis? ¿Fue tardío el cambio de dirección ejecutiva?

“No, el principal valor acá es transmitir confianza. Vamos a seguir mejorando por la magnitud de este evento”.

—¿Se debió hacer antes el cambio?

“Los cambios son cuando se producen y más cuando fue por una renuncia. Deseo de modo muy especial que la de Harold sea una gran gestión, necesitamos que como equipo nos vaya bien, el éxito de la corporación, del IND, de las federaciones y deportistas es lo más relevante y debemos estar preparados. Trabajar en que eso es lo preponderante. El deporte siempre nos plantea desafíos, siempre queremos correr más rápido, saltar más alto y tener mejores marcas. Ese es nuestro fin”.

Antonio Valencia

es redactor de Deportes El Mercurio.

Relacionadas
A fondo con...