Santiago de Chile.   Dom 21-04-2024
1:31

La radiografía de la mejor U en la última década

Los azules, que emulan el arranque del Apertura 2014 en puntos, tienen al jugador con más disparos (Leandro Fernández), recuperaciones (Matías Zaldivia) y dos entre los que más pases aciertan (Marcelo Díaz e Israel Poblete) en el torneo. “Hoy no hay ningún equipo que esté por sobre la U en juego”, dice César Vaccia, mientras los históricos alaban los buenos liderazgos en el equipo y el manejo de Gustavo Álvarez. “No vende la pomada”, dicen. “Elige bien y acierta con los cambios”, agregan.
Foto: Photosport.
Claudio Herrera de la Fuente01 de abril, 2024
El equipo de Gustavo Álvarez ya transitó una quinta parte del torneo nacional 2024 y está al tope junto con Iquique, con 16 puntos de 18 posibles (cinco triunfos y un empate). No es casual la campaña invicta, que obliga a retroceder hasta el Apertura 2014 para emular este arranque, cuando la Universidad de Chile de Martín Lasarte tenía idéntico rendimiento después de seis fechas. El equipo de “Machete” vino a perder recién en la 11ª jornada y terminó saliendo campeón en ese torneo corto.

“Hoy no veo a ningún equipo que esté sobre la U en juego”, advierte César Vaccia, entrenador bicampeón en el club. “Esta U es un conjunto ordenado y con eso ya hace la diferencia, es corto para atacar y corto para defender, los metros que hay entre sus jugadores siempre son pocos y por eso al rival le cuesta tanto hacer una transición ofensiva, cierra pases de línea, bascula bien. Y ataca con mucho volumen”, enseña el sanantonino.

La producción colectiva descansa en niveles individuales altos, varios de ellos reflejados en la estadística. La plataforma Data Factory entroniza a Leandro Fernández en remates al arco (24 intentos) y a Matías Zaldivia en recuperaciones (33), mientras que en pases acertados Marcelo Díaz (347) e Israel Poblete (314) figuran entre los cuatro futbolistas que más aciertan.


“Lo más relevante es el estado mental del plantel, la confianza que irradian y contagian jugadores como Zaldivia, Díaz y Fernández. A eso agréguele un entrenador seguro, nada de rebuscado, transmite tranquilidad, elige bien los jugadores y hace buenos cambios, porque los que ingresan de alternativas se ven involucrados, eso también es mérito del técnico. Elevó rendimientos individuales, porque jugadores que hasta el año deambulaban en las sombras, los puso a jugar en una nota de 5,5 para arriba: (Marcelo) Morales, Poblete, (Cristian) Palacios”, observa Martín “Tincho” Gálvez, emblema ochentero azul.

La U convirtió en todos los partidos del torneo y en la mitad no concedió tantos. Llegó al gol por diversos caminos: después de posesiones y ataques elaborados, pero también lastimó con juego directo (Palacios a Audax, Guerrero a Copiapó) e incluso jugando de contraataque (Guerrero a O’Higgins). Sumó dos penales (Fernández frente a Copiapó y Cobreloa). Siete futbolistas se reparten los 11 goles de la campaña, incluidos cuatro atacantes, un volante y dos carrileros. El santafesino Fernández asoma como el más desequilibrante, con dos goles y participación directa en otros tres tantos.

“En cada partido va subiendo el rendimiento y agregando cosas al funcionamiento. Es un equipo dinámico, con volumen ofensivo, tiene mística, fue a Calama a ganar desde un inicio y terminó corriendo más que el rival. Se nota que Álvarez estudió la identidad del club y le apuntó pleno. Además es coherente cuando declara en relación a lo que vemos en la cancha. Transformó a varios jugadores: Poblete ahora es intenso e incide en el juego; el chico Morales se ve favorecido por el esquema, porque en ataque es hábil y rápido. Lo de (Fabián) Hormazábal ha sido grata sorpresa, hace mucho daño cuando pasa al ataque”, sostiene Héctor Pinto, exvolante y entrenador del club.



“El chico Morales está en un nivel superlativo, pero todo el equipo está bien hecho. Gustavo elige bien los jugadores y de eso se trata, de ponerlos en funciones donde rindan y rodearlos bien, es fundamental. El equipo tiene orden, todos claros en sus tareas y los niveles de concentración son latos. Y como en cualquier momento hace un gol, esto pinta bien”, redondea Vaccia.

“Valoro la elección interna de un club de elegir a este entrenador, que no vende pomadas, ni te habla con tecnicismos, es un tipo de fútbol y se muestra como tal”, expone Horacio Rivas, histórico capitán del “Chuncho”. “En el camarín ahora hay buenos liderazgos, partiendo por (Cristopher) Toselli, que es suplente; no hay fugas en el vestuario, está todo hermético y los grupos así logran cosas. El aporte de Zaldivia es impecable, eso hace ver bien a (Franco) Calderón e Ignacio Tapia, que ya hizo la transición y está más crecido; Díaz organiza, Poblete empoderado y Guerrero todos los partidos muestra algo diferente. El equipo entendió que esto es de semana a semana, no pensar en el partido con Iquique ni con la Católica, el foco debe ser Unión”, suma el exdefensor.
Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...