Santiago de Chile.   Jue 18-04-2024
14:01

Las dudas de U. Católica, obligada a rearmarse contra el tiempo

Tras debutar con una derrota ante Ñublense, el equipo cruzado enfrenta días clave: visitará el sábado al entonado Palestino y el martes 5 se juega su presencia en la Copa Sudamericana ante Coquimbo. “Un tiempo prudente para evaluar es un 30 o 40% del torneo, pero el problema que el partido de la Copa está ahí”, dice el histórico Jorge Aravena. “Falta alguien que sacuda al equipo adentro”, dice Osvaldo Hurtado. Los especialistas fustigan los niveles individuales y ripios en el funcionamiento.
Foto: Photosport.
Claudio Herrera de la Fuente26 de febrero, 2024
La piel del feligrés cruzado está sensible. Después de dos torneos lejos de la hegemonía (6° en 2022 y 7° en 2023), el mazazo inicial de 2024 en Universidad Católica genera ruido en la precordillera. La derrota 1-0 ante Ñublense significó un revés ruinoso después de 16 locales inmaculados.

No hay mucho tiempo para el duelo, porque el calendario ubica dos pruebas duras e inmediatas: el sábado con Palestino en La Cisterna, reducto donde en las últimas tres visitas fueron apaleados los equipos de Gustavo Poyet (0-3), Cristian Paulucci (2-3) y Nicolás Núñez (0-3), y el martes ante Coquimbo Unido en Concepción por la Copa Sudamericana, que dirimirá el boleto a la fase de grupos del certamen de la Conmebol.

“Es preocupante el inicio, al equipo le está faltando volumen de juego, porque avanza mucho, pero ataca poco. La UC ya viene de un año flojo y los fantasmas siguen rondando, además hay jugadores nuevos que se deben ensamblar (…) Pienso que cualquier análisis serio se debe hacer con un 30 o 40% del torneo avanzado, pero el problema es que el partido por la Copa está encima”, medita Jorge Aravena, capitán franjeado en los 80.


Los consultados advierten tareas pendientes en los jugadores y también en el cuerpo técnico. “Aunque Católica tuvo un juego plano por largos pasajes, creo que el gol de (Gonzalo) Tapia era válido y en el penal de Farías existe falta (de Patricio Rubio), porque lo empujan y es imposible caer con las manos en los bolsillos. Dicho eso, a los tres volantes los vi en la misma, todos van a buscar la pelota, pero ninguno se metió atrás del contención rival o cerca del centroatacante. Soy de los que piensan que el técnico llega hasta la línea, después adentro son los futbolistas los que deben resolver, ir interpretando lo que pide el juego y tomar decisiones inteligentes. Los equipos funcionan cuando los rendimientos individuales son altos, y ahí hay que mejorar. Con Ñublense sentí que faltó alguien que sacudiera al equipo adentro, que empujara desde atrás, (Alfonso) Parot puede aportar eso”, observa Osvaldo Hurtado, mega figura de la corona 1987.

“Nos caímos emocional y futbolísticamente después del penal”, admitió el lastimado capitán Branco Ampuero, mientras el técnico Núñez también alertó que fue “notoria” la baja colectiva en la segunda parte durante el estreno. Parot, Cristian Cuevas y Gary Kagelmacher, todos suspendidos en la primera jornada, son altas para la 2ª fecha, a la espera de la sanción del Tribunal de Penalidades a Nicolás Castillo, expulsado desde el banquillo en el Santa Laura.

“Es preocupante el momento futbolístico de la UC porque 'Nico' Núñez llegó con credenciales de ser un DT cuyos equipos jugaban en base a la posesión de la pelota, pero en todo el tiempo que lleva en Católica no lo ha logrado y eso preocupa; por otro lado el equipo además tiene ciertas carencias defensivas a la hora de la recuperación de la pelota, en la fase defensiva. La suma de estos dos factores hacen que la UC sea un equipo sin fondo de juego y con muy poca profundidad”, apuntala Rodrigo Gómez, exvolante que formó parte del plantel finalista de la Copa Libertadores 1993.


A Núñez, reclutado por el proyecto de Cruzados tras ganar tres títulos con Magallanes (Ascenso, Copa Chile y Supercopa) logrando imponer un juego posicional de autor, los números del ciclo no lo blindan: en 16 juegos oficiales suma cuatro triunfos, seis empates y seis derrotas.

“El partido con Coquimbo puede ser una piedra de tope, el momento de cambiar o bien el desahogo del equipo para que despegue de una vez. Si no se mete en un torneo internacional le va a pegar al cuerpo técnico. En el fútbol mandan los resultados, el técnico ya empezó a ser cuestionado y eso nunca da tranquilidad. Le ha pasado a referentes del club, me dolió cuando Mario Lepe tomó el equipo y el hincha criticaba igual, esto es así”, es la lectura de Jorge “Koke” Contreras.
Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...