Santiago de Chile.   Jue 18-04-2024
12:55

Gareca: “Todos los objetivos que nos podamos trazar, los podemos lograr con los jugadores que tiene Chile”

El seleccionador de la Roja transita por los grandes episodios de su vida: la época de jugador, el paso por Perú y la llegada a Juan Pinto Durán, donde está desarrollando un minucioso “trabajo de oficina”. Cree e invita a creer en el proyecto: “No vine predispuesto a no contar con ningún jugador”, reflexiona a modo de argumento para justificar por qué todos los futbolistas nacionales están en sus archivos, aunque si clasifica a 2026 “es otro análisis y veremos quien está capacitado para jugar un Mundial”.
Foto: Héctor Aravena
Raúl Neira24 de febrero, 2024
Gareca lleva un mes en Chile, aunque dice que no ha tenido tiempo para conocer “prácticamente nada”.

Y es “prácticamente nada” porque en la búsqueda “de vivienda vi algo… El resto es estar en Pinto Durán, un trabajo de oficina. Estamos en contacto con los jugadores, hacemos Zoom, llamamos, analizamos sus partidos, tenemos estadísticas. Hay una parte física que se analiza, una parte técnica. Estamos en los detalles para poder elegir los mejores jugadores en cada convocatoria”, cuenta el nacido en Tapiales hace 66 años.

—Chile marcó su carrera como futbolista.

“Me tocó debutar en la era Bilardo (en la selección argentina) acá en Santiago, en el Nacional. Me hicieron el penal e hice el segundo gol”.

—¿Entendió por qué no lo llevó al Mundial de Mexico 86, pese a que anotó el gol de la clasificación ante Perú?

“Me tocó vivir momentos bastantes difíciles por una huelga. Surgí de las divisiones menores de Boca Juniors y el parate de la huelga del fútbol influyó. Hubo otras cosas también… Pero lo entendí, claro que lo entendí. Dentro de nuestras misiones está tomar decisiones, él la tuvo que tomar y con los años lo fui entendiendo, porque también me tocó tomar decisiones complicadas”.

Hoy es muy difícil que un jugador no esté chequeando su celular, por las redes sociales; quizás a muchas figuras las contratan para dar publicidad. Eso lo hace tener diferencias, porque antes no existían. Pero es adaptarse a la época. Vos usas la computadora, antes prendías el grabador. Y seguramente tenés una plataforma donde escribir o redes sociales que el diario te demanda Gareca y los vestuarios de ayer y hoy

—También le tocó perder la final de la Copa Libertadores ante Peñarol, jugando por América de Cali.

“En un desempate. Ganamos una final, ellos otra y vinimos a Santiago… Triste recuerdo. Estaba en el banco, porque había salido lesionado. Terminaba el partido, y nos anotan en tiempo de alargue. Fue algo dramático”.

El afamado goleador dio paso a un estratega cotizado y que en Perú vivió días de inmensa felicidad. “El inicio fue muy difícil, después corregimos y terminamos bien. Tuve una excelente relación con los jugadores, tengo el mejor recuerdo de ellos. Y con la gente, la gente que nos apoyó en todo momento. Tuve la posibilidad de que el presidente de la Federación de ese momento, Edwin Oviedo, me respaldara, porque el comienzo fue difícil. Me dieron vía libre para tomar decisiones, la confianza que necesita todo cuerpo técnico y a partir de ahí hubo una especie de despegue”, recuerda.

—¿Qué lo llevó a decir sí a la propuesta de la ANFP?

“La calidad de los jugadores chilenos. Chile tiene una selección muy importante con la que se pueden lograr objetivos. Todos los objetivos que nos podamos trazar, los podemos lograr con los jugadores que tiene Chile”.

—Vio el listado y concluyó que hay una generación para llegar al Mundial.

“Cuento con jugadores, no diría específicamente con una generación. Cuento con jugadores importantes, de todo nivel: jóvenes, de experiencia, entonces eso nos hizo pensar seriamente en esta posibilidad. Se mira la tabla también, es inevitable; el proceso ya arrancó y a mí me contratan para dar resultados en forma inmediata”.

—Está apretado el tema en la tabla.

“Sí, apretado, apretado, pero tenemos los jugadores para salir de ese apriete. Y eso es lo más importante, lo que nos animó a todo esto”.


Gareca entra en detalles respecto a su trabajo de oficina. “Hablamos de cómo es el trabajo de la selección y a veces se piensa que es muy suave o diferente al del día a día, pero requiere estar encima permanentemente de los análisis, de una comunicación con los jugadores. Sin meternos en la parte técnico-táctica de cada entrenador de los clubes, sí hay cosas que podemos hablar y que está estrictamente ligado a algunos detalles que le van a servir al club y a mí. Por ejemplo, si un jugador pierde el balón y se queda parado y lo reitera, cambiar le sirve al club y a mí. A la pérdida tiene que reaccionar rápido”.

—Pareciera que ser técnico de club, en ese contexto, es más sencillo, porque se trabaja diariamente con el jugador.

“No, no, no. Ambas cosas son bien difíciles. Imagina al técnico de Colo Colo, la U o la UC: hablan todos los días de ellos, porque juegan seguido, que la Libertadores, que el campeonato, en cambio de mí hablarán en esta nota, luego en las fechas FIFA y después en la Copa América… Son trabajos diferentes, pero que requieren de mucho análisis e interpretación”.

—¿De qué conversa con los jugadores por Zoom?

“De todo un poco, pero más que nada tiene que ver con lo futbolístico. Lo que me gusta de ellos, sin entrar en un tema táctico, porque hay que tener cuidado: por ahí el técnico del club les manda a hacer determinadas cosas y no quiero cambiar nada, ni alterar nada. Pero sí hay detalles que me interesan: atención, concentración, retroceso, por ahí hay jugadas que juegan rápido y me gustaría que jugaran más pausado o que se tomen más tiempo, o jugadas que no perfilan rápido y me gustaría que perfilaran más rápido. Puedo ir adelantando trabajo”.

—Puede darse el caso que en el club cumplan una posición y usted lo quiera en otra.

“Claro y dentro de esas conversaciones puedo decirles dónde se sienten más cómodos… Eso sí, no le aseguro una futura convocatoria a nadie de los jugadores con los que hablo. Nunca aseguro nada. ‘Mirá, no te aseguro convocatoria, ni que jugués, pero ¿cuento con vos o no cuento con vos?’. Es un escenario que les planteo, y ellos teniendo como prioridad la selección. En todos los casos encontré una apertura muy importante y eso es muy bueno”.

—La recepción fue de ‘llámeme si usted considera’.

“Claro, claro, fue una respuesta positiva de todos. Todos están abocados totalmente a la selección”.

Es algo que se viene dando, una tendencia. Seguramente porque el último técnico campeón del mundo es argentino, y en Europa y Sudamérica les va bien. Es un momento lindo de los técnicos argentinos El técnico de la Roja y la abundancia de entrenadores trasandinos en las selecciones de la Conmebol

—Conversó con Nicolás Córdova, DT de la Sub 23.

“No mucho, porque se tomó unos días, porque venía de mucho tiempo trabajando, pero sí conversamos…”.

—¿Qué balance hizo usted?

“Hubo jugadores que me gustaron, que tienen potencial. Una cosa es el resultado deportivo, que por ahí todos esperaban más, y otra son algunas actuaciones individuales que me gustan. Si la actuación del jugador tiene continuidad en el desarrollo del juego, mucho mejor, pero muchas veces me basta ver la calidad del jugador, en acciones. Si físicamente tengo datos importantes de que es bueno y veo cosas interesantes que me gusten, es un buen inicio para tenerlo en cuenta”.

—¿Es cierto que le gustaron el arquero Vicente Reyes, los dos Pizarro, Damián y Vicente, y Jonathan Villagra?

“Sí. Sumaría a (Alexander) Aravena, (Gonzalo) Tapia, (Lucas) Assadi. Hay jugadores muy interesantes. Y otros que muchas veces explotan tarde… Y soy un claro ejemplo de que me afiancé a una edad bastante avanzada. Debuté en Boca a los 19 años, pero resulta que me afiancé a los 23, porque me tuve que ir a préstamo a Sarmiento de Junín, y recién ahí me consolidé en Primera División. Era promesa, pero nunca me afianzaba, hasta que exploté a una determinada edad. Como me pasó a mí, soy de tener paciencia y hay jugadores que se pueden desarrollar mucho. Hay que esperarlos”.

—Pero el fútbol avanza todo más rápido hoy.

“Hay clubes tan poderosos económicamente, empresarios tan poderosos, que ni bien ven algunos atributos en jugadores de 14, 15 o 16 años, y no esperan. Como tienen presupuesto y poder económico compran, se anticipan. Y eso hace que, me parece a mí, se lleve a un replanteo en el fútbol sudamericano para que no salgan tan rápido las figuras, porque hay tiempo para todo”.

—¿Se pueden hacer algo? El City compró a Echeverri de solo 18 años.

“Por eso: se necesita un replanteo. Recuerdo que Carlos Bilardo decía que no quería que se vaya ningún jugador del país con menos de 23 años. Que había propuesto a la AFA prohibir la venta de jugadores antes de esa edad, porque necesitaban desarrollarse. Y así fue. Pero después los intereses o beneficios, o vaya a saber qué, sacan a los jugadores a Europa. Y cada vez mucho antes. Son jugadores importantes para competir en la Libertadores o en la Sudamericana y el club no los puede tener. Es un problema que hay que analizar y hablarlo, la palabra la tiene la Conmebol: qué quiere para el fútbol sudamericano, hacia dónde queremos direccionarlo”.


—¿Y la opinión del jugador, que en vez de 200 dólares le ofrecen 10 mil, cómo decirle ‘tranquilo, hay tiempo’?

“¿Y si hay reglamentos? ¿Si hay pautas? Yo hago lo que las pautas me establecen. La FIFA establece reglas para las federaciones, el campeonato, para todo. ‘Usted se puede ir a determinada edad’. Algo razonable. El jugador va a jugar la mayor parte de su carrera en Europa: si se va a los 21 y la carrera deportiva llega hasta los 35 va a jugar 14 años en Europa. Nada se lo prohíbe y el equipo que lo formó lo va a utilizar mínimo dos o tres años en el club”.

—Tema jodido en Chile es el del recambio de la Generación Dorada. Usted dice que no mira edades, sino rendimiento, ¿pero un equipo con varios de 35 años pueden jugar un Mundial?

“Zoff fue campeón del mundo con 40 años”.

—Pero era arquero.

“No estoy en conocimiento de las edades de los campeones del mundo… No lo tengo en forma tan detallada. Pero usted me plantea un escenario de Copa del Mundo y yo le planteo un escenario de eliminatorias. No estoy hablando de la Copa del Mundo. Son cosas, para mí, totalmente diferentes. Chile necesita resolver cada partido de eliminatoria y tiene que ver con lo sudamericano. Y dentro de los sudamericanos no puedo cerrarle las puertas a nadie, porque en un jugador que conoce el fútbol sudamericano, que es totalmente diferente al del Mundial, a lo mejor encuentro la solución ahí. Por eso todos los jugadores son importantes. No pienso en el Mundial. ¿Por qué? Porque para eso tengo que clasificar. Solo pienso en los partidos que se me vienen. Si Dios mediante logramos el objetivo de clasificar, es otra etapa totalmente diferente, otro análisis y veremos quien está capacitado para ir a jugar un Mundial. Ahora, hay que salir de esta situación”.

—Hablemos del capitán, del líder de la selección.

“Tiene que ver con el comportamiento, el rendimiento dentro del campo de juego. Si el capitán es Medel o Bravo y están en la nómina, no les voy a quitar la capitanía, porque se lo ganaron históricamente. Ahora, si no están en la convocatoria me toca elegir a un capitán. No vine predispuesto a no contar con ningún jugador o que determinadas características ya no corren más o a cambiar el capitán. No. Vengo a sumar, a analizar y ver, y elegir lo mejor para cada ocasión”.

—En Perú trabajó con el histórico Nolberto Solano en su cuerpo técnico. ¿Quién será el Solano de Chile?.

“Todavía no me lo han presentado, estoy hablando el tema. Tuve una charla con Waldo Ponce, a quien tuve en Vélez Sarsfield, y que ha sido un histórico de la selección. Estoy viendo algunos temas, como el psicólogo, el coach, que necesito que se integren lo antes posible. Ha venido Bruno Vásquez, entrenador de arqueros; se incorporó ahora. Respecto a su pregunta, si llega será un colaborador muy directo mío. Necesito adaptarme lo más rápido posible a Chile; soy yo el que necesita adaptarse a la idiosincrasia chilena, al país, a todo. Tenemos que poner la mayor predisposición para adaptarnos en todo lo que tenga que ver con lo futbolístico y la convivencia”.

—En Perú dijo: “El fútbol peruano está muy mal, pero después hay que ir a ganar a Europa”.

“No sé si habré dicho eso. Muchas veces, si no me escucha a mí… Por eso es muy importante grabar esta conversación, para que no se distorsione, sobre todo viniendo de técnico de la selección (N. de la R.: La entrevista fue grabada por el staff audivisual de la ANFP). Todo lo que dice el DT de la selección o todo lo que sale de la selección adquiere un interés nacional; por ahí usted va a un club, y eso solo interesa a los hinchas del club, a los demás no. Pero cuando hablo yo es de interés nacional, por eso es necesario grabar… Pero si me redondea el concepto de lo que usted interpretó a lo que pude haber dicho”.

El liderazgo tiene que ver con la imagen de una persona que transmite seguridad y confiabilidad. El liderazgo que me gusta ejercer es de escuchar, generar una apertura con los jugadores, el cuerpo técnico y a partir de ahí empezar a tomar decisiones el “Tigre” y cómo actúa en el manejo de grupos

—Que la competencia peruana era mala, o no buena, y que a usted le exigían ir a ganar a Europa con la selección.

“Ah bueno, muchas veces se piensa que no hay ritmo, que está todo mal, que no hay jugadores, que no se avanza en los torneos internacionales, que no esto, que no lo otro, pero resulta que cuando vamos a jugar a Europa, nos exigen ganarle a los equipos europeos. O clasificar o en cada evento salir campeón. Si uno no cree en el jugador local o en la competencia local, tampoco se le puede exigir a un equipo que vaya a ganar la Libertadores o la Sudamericana, porque la opinión que se tiene del medio local no es la adecuada”.

—Hacia allá iba. No es que uno sea negativo, pero el fútbol chileno no anda bien, tiene problemas de violencia, malos desempeños internacionales, y a usted se le va a exigir que gane cuando juegue con Francia.

“Pero tengo la posibilidad de elegir los mejores jugadores; por ahí un club no tiene esa posibilidad, porque se tiene que armar, no tiene presupuesto y va a competir con brasileños, argentinos, que tienen un presupuesto mayor y contratan jugadores para ganar la Libertadores. Yo, en cambio, elijo a los mejores de Chile y eso me posibilita pararme de otra manera”

—¿Cómo se juega en Chile?

“Me gustó Colo Colo-Huachipato, aunque distrajeron los incidentes. Me gustó mucho Colo Colo-Unión Española. Y Colo Colo le ganó bien a Godoy Cruz, merecidamente, con mucha autoridad. Hubo presencia de la selección en Mendoza, porque fueron tres colaboradores míos que viven en Argentina, y van y vienen. Nuestra opinión, más el informe, permitirá algo más analítico. Vi a las universidades, a Audax. Iré teniendo más conocimiento no solo a través del video, sino personalmente”.

Gareca es una personalidad dentro del mundo del fútbol. Y tres anécdotas así lo reflejan. “En una gira por Asia yo me concentraba con Diego Armando Maradona. No podíamos dormir, y por iniciativa de él fuimos a caminar por China. No había un alma. Mirando vidrieras, me dio por decir ‘qué lindo reloj, me gusta’. Era de una marca importante. Y para mi cumpleaños, el 10 de febrero, me lo regaló. Era el mismo que había visto”.


—Pero se lo robaron.

“El año 94, cuando estaba en Independiente, y ya me retiraba, se metió la barra y me desvalijaron. Para qué te cuento. Recuerdo imborrable y me lo robaron”.

—Tuvo encuentros con el Papa Francisco.

“Dos veces. En una una gira por Europa conseguí el contacto en el Vaticano para estar cerca de donde saluda privadamente a la gente que va. Y tuve la suerte de intercambiar algunas opiniones. La segunda es cuando fue a Perú, y lo vi en forma más íntima, porque estaba el cardenal (Juan Luis) Sipriani. Fue una reunión privada con mi esposa y tuve la oportunidad de saludarlo y estrecharle la mano”.

—¿Supo que ‘Popeye’, John Jairo Velásquez, contó que usted estuvo en la mira de Pablo Escobar?

“Me enteré cuando lo dijo, nunca supe nada. Mejor que me enteré después, ¿no?”.
Raúl Neira

es redactor de Deportes El Mercurio y especializado en fútbol. Con más de 25 años de carrera, cubrió la Copa Confederaciones de Rusia 2017, la Copa América de Chile 2015, copas Libertadores, sorteos y partidos clasificatorios a la Copa del Mundo.

Relacionadas
A fondo con...