Santiago de Chile.   Mié 24-04-2024
5:29

“La Josefa”, el desconocido ídolo de Bielsa: “Una vez desmayé a un arquero de un pelotazo”

Aún vive en Morteros, el pueblo de la abuela del “Loco”. Nadie sabía de la idolatría que le profesa el ex DT de la Roja hasta que lo nombró por su apodo el día en que lo presentaron como seleccionador de Uruguay. “Yo era zurdo, alto, jugaba de 11 y hacía goles pateando de 35 metros o más”, cuenta hoy, con 75 años, René “La Josefa” Porta, el morterense que entrenaba con zapatos de hierro. "Lloré de emoción cuando vi lo de Bielsa", dice. Acá la historia del ídolo de un ídolo.
Antonio Valencia28 de mayo, 2023
René Porta no sabía. Estaba solo en su casa. Sonó su celular y entonces le contaron y, al rato, le enviaron el video: en él aparece Marcelo Bielsa hablando de los ídolos de la gente, como el "Pistolero" Suárez o el “Matador” Cavani, en medio de la rueda prensa en que fue presentado como entrenador de Uruguay.

Porta puso play y escuchó la historia que contó el “Loco”: “Yo iba de vacaciones al pueblo de mi abuela, que se llamaba Morteros y tenía unos 10 mil habitantes. Y allá iba a ver el torneo nocturno. Había uno que jugaba bien. Le decían ‘La Josefa’. Yo lo miraba a ‘La Josefa’ y al otro día me levantaba temprano, agarraba la bicicleta y daba dos horas vueltas a la manzana para verlo salir de la casa. Eso es la idolatría”, graficó el rosarino.

René “La Josefa” Porta, hoy con 75 años, contesta el teléfono desde su casa en Morteros, baja el volumen de la televisión y no esconde su alegría.

“¡Imagínese la satisfacción que sentí! Cuando vi el video de Bielsa yo estaba solo en casa, soy viudo, y no te miento, me puse a llorar, se me escaparon las lágrimas. Llamé a la Gaby, mi hija que vive Chile hace unos 15 años, y a mis otros hijos. Fue una emoción grande… ser yo el ídolo de un técnico reconocido por todo el mundo, ¡un tipo de su categoría! Me llamó para invitarme a un partido de la selección de Uruguay, ojalá contra Argentina. Y si es con Chile, voy para allá porque me encanta Chile. Y bueno, pasó lo de Bielsa y ahora la gente en la calle me pregunta si era cierto eso de la bicicleta. Y claro que es cierto, les digo. No sé las vueltas que se pegaba alrededor de mi casa, jeje...”.

¿Y usted no contaba esa anécdota?

“A mi familia sí, a ellos les decía que Bielsa me iba a ver jugar, pero a mis amigos nada, porque no me iban a creer, me iban a decir que estaba loco, que estaba mintiendo, jeje. Pero ahora lo saben. Bielsa me venía a ver jugar a Morteros, en Tiro Federal, cuando él era estudiante todavía en Rosario. Él habrá tenido unos 14 o 15 años. Acá jugábamos torneos nocturnos relámpago. Pero no solo iba a verme jugar. Yo iba a practicar y Bielsa estaba, también se paraba cerca de los vestuarios, después del partido lo mismo, ahí estaba detrás de mí y al día siguiente en bicicleta… yo lo veía nada más… un personaje. Si hasta mi mamá un día me preguntó qué le pasaba a ese pibe. Él aún tiene familiares acá, el tío Nino Caldera”.

René “La Josefa” Porta tuvo dos hijos sin gracia para el fútbol. “Tengo un nieto que está jugando y es bueno”, dice. Tiene 13 años y River Plate anda tras sus pasos.


¿Y usted de qué jugaba?

“Jugaba sobre la izquierda, de 11. Jugué en Lavalle de Córdoba y Junior, después acá en la zona jugué en Libertad, Rafaela y Tiro Federal de Morteros, que es donde salí. Estando en Córdoba jugué contra Talleres, Instituto, Central Córdoba, Huracán y varios más. Yo medía 1 metro 85, era fuerte, cabeceaba muy bien, a veces jugaba de 9, y tenía un disparo muy potente”.

Si jugaba de 11, entonces era zurdo.

“Y no hay zurdo que le pegue despacio. Mi principal característica era el remate potente. Los goles que hice eran de 30 a 35 metros de distancia con esas pelotas de antes que eran de cuero, muy pesadas y que pesaban todavía más con llovizna. Una vez, jugando por Lavalle en cancha de Belgrano de Córdoba, me la toca el 10 y apenas pasando la mitad del campo le pego el zurdazo y la pelota que se va a ras de suelo… le digo, ¡fue un gol de unos 40 metros! A veces me admiraba y me preguntaba ¿cómo puede salir tan fuerte la pelota? La gente me decía que parecía que yo no hacía fuerza, pero tenía la virtud de saber pegarle bien poniendo el pie de apoyo a la par de la pelota”.

Seguro tenía los muslos como el brasileño Roberto Carlos.

“La circunferencia de mi pierna medía 85 centímetros. Mire, esto nunca lo dije acá, pero yo practicaba con zapatos pesados: mi papá era metalúrgico y me hizo unos zapatos de hierro, y yo iba a entrenar al club Tiro Federal de Morteros con zapatos de hierro, hierro de fundición, eh, y daba tres vueltas a la cancha. Así hice masa muscular. Esos zapatos de hierro con botín de cuero los hizo con ayuda de un zapatero, le sacó el taco, dejó la suela, puso placas de hierro adentro… lástima que ya no los tengo, pero pesaban entre 350 y 400 gramos. Yo le pegaba tan fuerte a la pelota que una vez me dio susto”.

¿Qué le ocurrió?

“Era pibe y jugaba por el equipo del barrio en un torneo nocturno, y como la iluminación no era buena, la pelota la pintaban de blanco para verla mejor. Y tenía tantas capas de pintura que se hizo más pesada y dura. Y pasó que un partido veo que venía la pelota en el aire y sin dejarla caer la agarré de voleo, y la pelota salió disparada, le dio en el pecho al arquero, lo desmayé, se cayó al suelo y me asusté. De susto me salí del partido, no lo terminé. Es que yo era un pibe de unos 15 o 16 años, y lo vi tirado al golero en el suelo con los ojos dados vuelta y la lengua que no se la podía sacar de la boca…”.

¿Y qué pasó?

“Menos mal que estaba el doctor Burgos en la cancha y lo atendió, si no, capaz que el arquero se moría”.

La familia goza con la alegría de su padre que ya tenía su pequeña fama en Morteros. “Pero no sabíamos que era el ídolo de Bielsa. El siempre ha sido reconocido en la zona por su patada izquierda muy fuerte y vez que voy me cuentan la anécdota de que mi papá desmayó a un arquero de un pelotazo en el pecho. O de los goles que hacía con la zurda, o que jugó en Córdoba en distintos clubes. Y de Bielsa siempre nos contó que lo había ido a ver a la cancha, pero no sabíamos que era el ídolo de Bielsa, quien hasta hoy tiene familia en Morteros. Fue una noticia inesperada, grata y de mucha emoción”, comenta Gabriela, la hija de “La Josefa”.

Hubo un día de desgracia, su famosa zurda sufrió se rompió. “Sí, me quebré la tibia y el peroné de mi pierna izquierda en un entrenamiento. Me cayó un compañero con sus dos pies en una jugada en que fuimos por arriba: saltamos, me bajó con el antebrazo, caí primero y el encima de mis piernas con sus dos pies. Fue sin querer. Fue en el 68, y en ese tiempo, ¿quién te iba a curar? Quedé un año y dos meses sin jugar. Pero después me recuperé y seguí jugando y nunca me molestó”.

¿Usted sabía que era el ídolo de Bielsa?

“Y, más o menos. Hace un par de años me encontré a su primo hermano en el centro de Morteros y me dice, ‘ché, René, el Marcelo está hablando muy bien de vos allá Inglaterra eh’. Y bueno, eso sabía, pero ahora pasó esto. Es una satisfacción para toda la familia”.

¿Y por qué le decían “La Josefa”?

“Tenía unos 8 años y jugando baby fútbol un señor que me llevó a su equipo me empezó a decir Josefa. Y Josefa para allá y Josefa para allá. Y quedó así. Años más tarde me lo encontré al que me puso el apodo y le dije: ‘¡Che gordo!, ¿por qué me pusiste ese sobrenombre?’. Y entonces él me contestó: ‘Antes de morirme te lo digo’. Ok, dije yo. ¡Pero después se murió y no me lo dijo! ¡Me dejó pagando!”.

Antonio Valencia

es redactor de Deportes El Mercurio.

Relacionadas
A fondo con...