Santiago de Chile.   Mar 15-06-2021
18:31

Las claves tácticas de una amarga igualdad

El posicionamiento del equipo fue el correcto ante el partido que le planteó Bolivia, pero la falta de gol fue fatídica, porque impidió plasmar la diferencia en el marcador. Al final, el partido se empató por una torpeza puntual.
Foto: EFE
Claudio Herrera de la Fuente09 de junio, 2021

CINCO ATACANTES


En el trámite del partido el dibujo táctico de Chile terminó siendo un 3-2-5, porque por largos pasajes Mauricio Isla y Eugenio Mena, laterales-volantes en el papel, terminaron posicionándose como extremos, a la misma altura de los tres puntas, mientras Charles Aránguiz y Erick Pulgar se mantenían en el eje para distribuir juego. Esto irremediablemente obligaba al combinado boliviano a ubicar seis jugadores en la línea defensiva con un bloque bajo (Ramallo retrocedía con Isla y Vaca y luego Céspedes perseguían a Mena), más tres volantes y Martins solitario arriba.

EXTREMOS POR DENTRO


Chile le liberó las bandas a Isla y Mena, lo que significó que Alexis Sánchez y Jean Meneses jugaran por dentro, muy cerca de Eduardo Vargas. Y se les sumaba el apoyo de Aránguiz y Pulgar, todos en pocos metros ante una maraña de piernas verdes. Sin embargo, los tres puntas son jugadores más dados al desmarque y la velocidad, por lo tanto les costó descifrar el juego interior, que muchas veces demanda jugar más a un toque, buen posicionamiento y menos conducción. “Takeshi” a ratos sacó provecho, merced a sus buenos controles.

LÍNEA DE TRES


En una medida casi contracultural para un entrenador uruguayo, Martín Lasarte se decidió por una línea de tres defensores, incorporando a Francisco Sierralta en el fondo junto a Gary Medel (en el centro) y Guillermo Maripán (marcador izquierdo). El trío se distribuyó, sin grandes zozobras, la marca de Martins.

EL BANQUETE DEL CÓRNER


La Roja pateó una infinidad de lanzamientos de esquina y no logró hacer mayor daño. Se turnaban para lanzar Aránguiz y Sánchez, mientras en el área buscaban Vargas (marcado por Ramallo), Sierralta (Sagredo), Maripán (Jusino), Medel (Danny Bejarano) y Pulgar (Haquín). Meneses iba al rebote y se quedaban Isla y Mena en caso de contraataque. La visita sumaba a defender en el primer poste a Boris Bejarano, además de Martins y Justiniano en el vértice del área chica. Un tumulto del que no se sacó ningún provecho.

Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...