Santiago de Chile.   Mié 24-02-2021
15:19

Harold Mayne-Nicholls, el hombre que decide todo en Colo Colo modelo 2021

Tras la renuncia de Marcelo Espina, el expresidente de la ANFP ha tomado roles protagónicos en la conformación del plantel. Junto a Aníbal Mosa llevaron a la práctica el plan de rejuvenecer lel equipo y, también,el de los fichajes. El bloque opositor perdió todo el terreno en las decisiones deportivas.
Foto: Photosport
Raúl Neira22 de febrero, 2021
Las cosas como son: cuando Aníbal Mosa buscó recuperar la presidencia de Blanco y Negro (ByN), a comienzos de 2019, había un tema que le generaba conflictos: Marcelo Espina, el gerente deportivo. Lo veía como el brazo derecho del extimonel Gabriel Ruiz-Tagle y a todas luces eso era: el “Cabezón” asumió el cargo durante la gestión del exministro.

Entonces, cuando el empresario nacido en Siria llegó al poder, no lo hizo solo, sino con un aliado con peso específico: Harold Mayne-Nicholls se transformó en director y vicepresidente ejecutivo de la concesionaria.

En un primer tiempo sus funciones estaban destinadas a otras áreas, principalmente a la remodelación del estadio Monumental. La pandemia, con el respectivo perjuicio financiero, echó por tierra los arreglos al recinto de Macul y Mayne-Nicholls cambió de derrotero en la institución.

Mosa, entonces, confió ciegamente en él cuando explotó el conflicto económico que derivó en el Seguro de Cesantía. Y le dio amplios poderes para negociar el regreso de Jorge Valdivia: mientras Espina propuso un contrato hasta fines de 2021, el expresidente de la ANFP estableció como fecha tope el último partido de la temporada 2020.

Y así fue: pese que el “Mago” era uno de los “regalones” del presidente, los papeles se firmaron como lo quiso Mayne-Nicholls.

En el tema de “rejuvenecer” la plantilla sucedió algo similar. Mosa y el exfuncioanrio FIFA tenían claro que el tema era necesario. Y asumían las críticas: “Todo el mundo, periodistas incluidos, nos dicen que bajemos la edad promedio del equipo. Al hacerlo nos van a criticar por haber echado a los referentes…”.

El caso de Julio Barroso fue el más complejo, porque Carlos Cortés y los dos representantes de la corporación en el directorio (Edmundo Valladares y José Miguel Sanhueza) estuvieron en contra de no extenderle el contrato. Números en mano, Mayne-Nicholls explicó que en las últimas cuatro temporadas el central había jugado la mitad de los partidos. Y salió airoso.

Gustavo Quinteros anduvo enredando las cosas declarando que necesitaba a Barroso en el equipo. “Mosa les dijo a los directores que el técnico no lo quería. Y era mentira”, sostuvieron en la oposición, metiendo piedras en los zapatos de Mosa y Mayne-Nicholls.


El tema se volvió a tocar en la reunión de la Comisión Fútbol que se realizó este lunes. Pero no hay vuelta atrás: Barroso no volverá a jugar por Colo Colo.

No fue el único tema. Si bien era una simple sesión de la citada comisión, al estar los nueve directores (Mosa, Mayne-Nicholls, Cortés, Valladares, Sanhueza, Alejandro Ascuí, Alfredo Stohwing y Diego González) se deslizó la idea de votar por Daniel Morón como nuevo gerente deportivo. La idea, sin embargo, quedó solamente en eso y el tema se resolverá en marzo, cuando se realice el directorio mensual.

Se habló también de las contrataciones. Juan Carlos Gaete y Octavio Rivero fueron aprobados unánimemente. No así Felipe Fritz: la corporación declaró no estar de acuerdo. Igualmente, el exUnión Española será futbolista del Cacique. Jens Buss, que jugaba en Curicó Unido, también llegará al Monumental.

Mosa, quien no va a renunciar al cargo y esperará hasta la junta de accionistas de abril para ser ratificado, tiene en Mayne-Nicholls el arquitecto que lleva tiempo planificando el nuevo Colo Colo.

Raúl Neira

es redactor de Deportes El Mercurio y especializado en fútbol. Con más de 25 años de carrera, cubrió la Copa Confederaciones de Rusia 2017, la Copa América de Chile 2015, copas Libertadores, sorteos y partidos clasificatorios a la Copa del Mundo.

Relacionadas
A fondo con...