Santiago de Chile.   Mié 12-06-2024
18:41

Rodrigo Echeverría, el futbolista que da el zarpazo a los 28 años

Se ganó un debut de titular en las clasificatorias en la Roja y su primera chance de probarse en un club foráneo, respondiendo con nota alta. “Es un futbolista confiable para las eliminatorias”, dicen testigos de sus progresos. Una vuelta larga, que incluyó el Ascenso, para afianzar un repertorio en que se distingue el rasgo mental de competir siempre al 100%. “Está siendo figura en Huracán, no solo acompaña”, afirman en Argentina. “Empuja al equipo a otro nivel emocional”, destaca “Paqui” Meneghini.
Foto: Photosport.
Claudio Herrera de la Fuente24 de septiembre, 2023
En apenas seis partidos, Rodrigo Echeverría logró un rango alto en el Club Atlético Huracán, entidad que juega bajo contexto de tensión para escapar del descenso. Los triunfos sobre Vélez Sarsfield (3-0), la noche del sábado, y a mitad de semana ante Gimnasia (2-0) fueron liberadores para la afición del “Globo” y consagratorio para futbolista de San Ramón, ovacionado en Parque Patricios.

El técnico Diego Martínez hizo público su reconocimiento al chileno, que marcó el tercer gol en tiempo agregado, después de correr al vacío 70 metros para acompañar un sprint del ex Huachipato Walter Mazzantti, su asistidor. “Cuando Daniel Vega (manager del club) y la secretaría técnica me propusieron a Rodrigo, sentí que es un futbolista que a nosotros como cuerpo técnico nos gustaba mucho, muy versátil, mirábamos su material e imaginábamos que lo íbamos a utilizar en un montón de lugares. Pero sobre todo lo que más nos gusta es que es un futbolista de equipo, tiene un corazón enorme para ponerlo al servicio del equipo y no porque los otros no lo tengan, pero en Rodrigo es muy marcado, si vamos a hacer este plan es ‘sí profe, vamos’. Todo lo lleva adelante de forma muy positiva y lo realiza de forma muy completa. El gol es un premio”.

“Me sorprendió el chileno, lo rápido que se adaptó, con mucho protagonismo se hizo cargo de lo que requiere la posición, ser el termómetro del equipo, el equilibrio. Está demostrando un nivel altísimo, su entrada le hizo muy bien al equipo. En un contexto muy difícil, por la presión que genera la situación deportiva del club, Echeverría se ha convertido en poco tiempo en figura. Por ejemplo, ante Gimnasia fue el mejor de la cancha, el equipo jugó casi 50 minutos con uno menos (expulsión de Federico Fattori, el otro mediocentro) y él jugó prácticamente solo en el medio, se ‘bancó’ todo solo, incluso en el primer gol él pivotea. La verdad, a todos nos sorprendió, porque el fútbol argentino es muy difícil, él se adaptó rápido y en gran nivel, no es que solo acompaña, es pieza clave en el equipo, está siendo valorado por todos”, enseña Fernando “Tete” Quiroz, un histórico del club “quemero”.

Me sorprendió el chileno, lo rápido que se adaptó, con mucho protagonismo se hizo cargo de lo que requiere la posición, ser el termómetro del equipo, el equilibrio. Está demostrando un nivel altísimo, su entrada le hizo muy bien al equipoFernando Quirozemblema histórico de Huracán

Echeverría, protagonista de esta historia, simboliza un estallido tardío, porque recién con 28 años, cuando muchos jugadores ya resignaron la opción de salir a ligas competitivas, hizo las maletas y pasó por la aduana, casi al mismo tiempo que gozó su primera titularidad en la selección mayor, nada menos que en el marco de la clasificatoria, demostrando en ambas instancias que el desafío no lo encontró desprevenido.

“Es que ‘Eche’ se preparó desde siempre para esto”, dicen conocedores de la carrera del jugador formado en Universidad de Chile. No exageran, porque jamás le hizo el quite al rigor para llegar destino.

“Mirando a una selección Sub 20, Rodrigo hacía dupla de central con (Sebastián) Vegas, todos hablaban de lo bueno que era Vegas, porque salía jugando, tenía buen pie, personalidad, pero a mí me gustó Echeverría, en silencio hacía la pega sucia. Me lo ofrecen para llevarlo a préstamo a Iberia y no dudé. Tenía mucho juego y despliegue para jugar de central, lo pusimos más arriba y anotó seis goles o algo así. Un tipo muy dúctil, con fiereza. Yo pensé de verdad que se consolidaría en la U”, dice Nelson Soto, técnico que lo dirigió en Los Ángeles en el torneo de la B.


“La selección ganó un jugador muy funcional para las eliminatorias”, refuerza Soto, “porque tiene la intensidad para el fútbol internacional, fíjese cómo utiliza los brazos cuando disputa un balón, cómo pone el cuerpo en las divididas; ante Colombia ganó casi siempre y cuando perdió, de inmediato volvió a pasar la línea de la pelota para trabar el avance, no se lo comen como le pasó al mediocampo de Chile con Uruguay en Montevideo”.

“Echeverría puede jugar en tres posiciones y rendir bien, eso le permite estar en la selección y en un grande de Argentina, está siendo una de las figuras, no me sorprende, por características técnicas y físicas siempre pensé que podía jugar en una liga extranjera”, opina Roberto Sensini, que lo dirigió en Everton.

Fue Reinaldo Rueda el primero que le confió minutos en la Roja mayor, hace tres años ante Perú en la eliminatoria (jugó 20’ en el 2-0 de Ñuñoa). Eduardo Berizzo, que se convenció de su repertorio en los microciclos de la Sub 23, lo probó de zaguero ante Cuba, y en el reciente inicio del premundial lo utilizó de emergencia en Uruguay y desde el inicio ante Colombia, logrando un papel gravitante para borrar a Jorge Carrascal e incluso con fuelle para caer en el área rival, con un remate al vertical.

“Se trata de un jugador confiable para la selección, Echeverría se dio la vuelta larga, como sucede con muchos, fue a provincia, a Primera B y jugó siempre en todos lados, he seguido sus progresos. Un jugador tremendamente potente, para mí debe ser titularísimo en la eliminatoria”, observa Mariano Puyol, símbolo azul y conocedor del fútbol formativo en el club.


“Utilizando ese concepto de calle, dámelo siempre en mi equipo”, dice Francisco Meneghini, que desde el mando técnico evertoniano acompañó el salto definitivo de Echeverría a la selección. “Su punto fuerte es la gran manera de competir, que excede lo táctico, físico y técnico, es el espíritu que transmite todo el tiempo ir para adelante, empuja al equipo a otro nivel emocional, con tres o cuatro acciones empuja al equipo 20 metros más adelante. Tiene una particularida,d porque casi siempre el central que puede jugar de mediocampista o viceversa es más posicional por delante de la defensa, como (Javier) Mascherano, (Emre) Can; Echeverría es todo lo contrario, de un central pasa a ser directamente un ‘8’, tiene un sentido de atacar los espacios, de esos jugadores que buscan el gol por intuición, si va al ataque va a ser daño, ataca con determinación”, pormenoriza.

“Paqui” acentúa la radiografía: “Físicamente destaca, su manera de competir lo hace ver muy fuerte, siempre al 100%, incluso cuando era utilizado como central trabajamos una pasada por la espalda de un carrilero, algo que lo hacía el Atalanta, un desboble del stopper al carrilero, acción que requiere un desgate físico increíble. Echeverría era capaz de hacerlo”.

El sábado Echeverría tendrá una prueba de fuego en el clásico barrial ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. “Es un jugador de equipo”. La frase del DT Martínez todavía retumba en la afición ‘quemera’, que se ilusiona con el futbolista que explotó a los 28 años.
Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...