Santiago de Chile.   Lun 13-07-2020
14:02

Santiago:   Mín. 7°C   |   Máx. 22°C   |   Actual 18°C

Tiempo
En primera persona
Novedades y proyectos de escritores contados por ellos mismos
Esteban Cabezas
29 de Mayo del 2020

Periodista, escritor de libros infantiles, editor y crítico gastronómico, Esteban Cabezas (Santiago, 1965) es, sobre todo, un animador cultural y un inagotable inventor de ideas disparatadas con las que ha logrado conquistar a niños -y editores- de Chile y de otros países de América Latina. En parte inspirado en sus tres hijos, cuenta, creó a sus personajes Julito Cabello, que ya tiene siete libros; María la Dura, con la que ganó el premio Barco de Vapor, de SM, y Beltrán, que es parte de la familia Cabello. Pero de su cabeza han salido otros tantos personajes, puestos en página -o en pantalla- por ilustradores "secos", como Alejandra Acosta, Patricio Mena y Fabián Rivas.
En lo inmediato, ya tenemos una editorial interesada en los mini Cuentos en cuarentena que publicamos en redes sociales junto a Fabián Rivas (y que están disponibles, los 40, en www.estebancabezas.cl). Actualmente estoy recomendando a diario un listado de 100 libros juveniles, los grandes abandonados por la prescripción, también en mis redes sociales. Por lo mismo, harta lectura y relectura en confinamiento. Y harto Kindle (para así poder leer al tiro el último libro de David Foenkinos, Dos hermanas, y quedar algo plop con su final).

Para la imprenta, ahí están uno sobre un mini chef Down experto en recetas con huevos, para Santillana, y otro sobre comida chilena a escala infantil, para SM, reacomodándose dentro de los planes editoriales pospandemia. Hay otro par de libros en conversaciones, pero difusas aún.

Aparte, escribiendo algo -además de los cuentos y las reseñas-, volviéndome a enamorar de un autor como John Connolly (gracias a la serie “Bosch” y a la película “The Lincoln lawyer”), viendo un bellísimo animé sobre un departamento editorial especializado en hacer diccionarios (“The great passage”, en Amazon), cocinando a diario y haciendo reseñas de comida por delivery para la revista Wikén. Y tratando de encargar un pijama de polar de Charmander, porque de Pikachu no hay en XL, para ponerle más color a los saludos que me piden grabar desde los colegios, para animar a la lectura de mis libros. Todo sea por la primera línea de la educación. 
Anteriores