EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Mié 20/10/2021

8:19
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

El finiquito electrónico: un desafío (I)

"...Surgen varias interrogantes a raíz de esta nueva normativa, como son, ¿qué ocurrirá con la validez de los finiquitos que no cumplan con las menciones requeridas? ¿Cómo se exigirá al empleador el pago de las cantidades no disputadas? ¿Cómo operara el servicio de tesorerías o la entidad similar? (...) Es de esperar que algunas de estas dudas sean salvadas en la resolución de la Dirección del Trabajo..."

Viernes, 10 de septiembre de 2021 a las 10:50
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Héctor Humeres
El finiquito laboral es un instrumento que da cuenta de un acto jurídico de carácter bilateral, mediante el cual las partes de un contrato de trabajo dan constancia de la terminación de la relación laboral.

Dicho documento actualmente debe cumplir con ciertas formalidades, como son constar por escrito y ser firmado presencialmente por el trabajador ante un ministro de fe, si se desea invocar legalmente su contenido.

En forma previa a su suscripción y ratificación por parte del trabajador, el empleador debe acreditar el pago de las cotizaciones previsionales y obligarse al pago de los montos de que este da cuenta.

El finiquito así otorgado tiene mérito ejecutivo y pleno poder liberatorio, salvo respecto de las reservas que en él se estampen.

En el mundo actual está siendo habitual la firma de muchos instrumentos jurídicos mediante la utilización de soportes electrónicos, tendencia acentuada debido a la emergencia sanitaria; nuestro país no ha sido ajeno a dicha realidad.

En coherencia con ello, de un tiempo a esta parte han existido esfuerzos de la autoridad para procurar un mejor aprovechamiento de las herramientas tecnológicas, en aras de la facilitación de trámites y actuaciones cotidianas de carácter laboral, ahorrando así tiempo y recursos, que las actividades propias de este quehacer requieren.

En dicho sentido, cabe recordar que la citada entidad fiscalizadora ha estado operando su plataforma electrónica ya desde hace un año por la vía administrativa, habiendo recibido más de 200.00 cartas de renuncia electrónicas y más de 70.000 finiquitos electrónicos, pero sin que ello tenga la necesaria certeza legal.

Concordantemente con dicha tendencia, se ha publicado en fecha reciente (27 de julio de este año) la Ley N° 21.361, mediante la cual se ha incorporado a nuestra normativa laboral la posibilidad de que tanto el finiquito como la renuncia y el mutuo acuerdo de carácter laboral puedan ser otorgados en el sitio electrónico de la Dirección del Trabajo.

Para hacer uso de este avance legal se requiere que el empleador informe en el aviso de término del contrato de trabajo si otorgará el finiquito en forma electrónica o presencial, indicándole al trabajador que ello es voluntario para este —el que siempre podrá optar por lo presencial— y que también podrá formular en él reserva de sus derechos.

La ley establece que la recepción, recaudación y resguardo de los pagos correspondientes corresponderán al servicio de tesorerías o a otras entidades que se dediquen a dichas actividades, de acuerdo con la normativa vigente.

Asimismo, se prescribe que el poder liberatorio del finiquito se restringirá solo a aquello en que las partes concuerden expresamente y no se extenderá a los aspectos en que el consentimiento no se forme.

Se ha dejado especial constancia en cuanto a que si el trabajador rechaza esta opción, el empleador se encontrará obligado a poner a su disposición el respectivo finiquito de un modo presencial dentro de plazo legal, y si este se hubiere visto superado, encontrándose pendiente la suscripción electrónica, en el plazo máximo del tercer día hábil contado desde el rechazo del trabajador.

Establece la ley que igual consideración tendrán la renuncia y el mutuo acuerdo suscritos electrónicamente del modo antes indicado.

Es de hacer notar igualmente que el legislador ha establecido que el trabajador que haya suscrito una renuncia, mutuo acuerdo o finiquito en la forma antes indicada y que estime que ha existido a su respecto error, fuerza o dolo, podrá reclamarlo judicialmente dentro del plazo de 60 días hábiles contado desde su separación.

En cuanto al procedimiento aplicable para materializar esta clase de finiquito, renuncia y mutuo acuerdo, señala la ley en comentario que este será establecido mediante resolución del director del Trabajo, cuidando especialmente la regulación del debido pago de las obligaciones que de estos instrumentos den cuenta, como asimismo el establecimiento de los medios electrónicos necesarios para asegurar la ejecución de la respectiva transacción del pago.

La dictación de dicha resolución implicará la puesta en marcha de esta ley, ya que el articulo transitorio de la misma está sujeta a la entrada en vigor de la misma, la cual deberá dictarse dentro del plazo de 90 días de su publicación (vence el 25 de octubre próximo).

Surgen varias interrogantes a raíz de esta nueva normativa, como son, ¿qué ocurrirá con la validez de los finiquitos que no cumplan con las menciones requeridas? ¿Cómo se exigirá al empleador el pago de las cantidades no disputadas? ¿Cómo operara el servicio de tesorerías o la entidad similar? ¿Cuáles serán los reales alcances del poder liberatorio respecto a, por ejemplo, los derechos fundamentales si nada se dice al respecto? ¿Cuál será la firma electrónica que será utilizada y aceptada? ¿Se podrán invocar vicios del consentimiento sin mayor detalle? ¿Cuáles serán los reales alcances de una impugnación posterior por dichos vicios? ¿No atentará esta facultad tan amplia y posterior contra la utilización de este instrumento?

Es de esperar que algunas de estas dudas sean salvadas en la resolución de la Dirección del Trabajo. Habrá que aguardar su publicación…

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...Surgen varias interrogantes a raíz de esta nueva normativa, como son, ¿qué ocurrirá con la validez de los finiquitos que no cumplan con las menciones requeridas? ¿Cómo se exigirá al empleador el pago de las cantidades no disputadas? ¿Cómo operara el servicio de tesorerías o la entidad similar? (...) Es de esperar que algunas de estas dudas sean salvadas en la resolución de la Dirección del Trabajo..."

El Mercurio

"...Un sistema armónico y equitativo, ante circunstancias exógenas a la relación laboral —como es el caso de la obligada detención económica derivada de la pandemia—, corresponde hacer recaer en la sociedad todo su impacto, sin causar un detrimento en las cotizaciones acumuladas por los trabajadores en aspectos básicos de la protección social..."

El Mercurio

"...Es deseable que las obligaciones y deberes que esta nueva norma impone se concreten en un cumplimiento efectivo por parte de todos y cada uno de los actores que intervienen desde alguna perspectiva en la relación de trabajo, incluidos los comités paritarios de empresas y los órganos de supervisión y fiscalización estatales, y constituya un paso significativo del incremento y mejora sostenida de la protección sanitaria del mundo laboral..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores