Santiago de Chile.   Sáb 26-11-2022
12:00

Andrés Schneiter, nuevo entrenador de Christian Garín: “Queremos entrar en el top ten”

En una breve charla con “El Mercurio”, el técnico argentino lanza sus desafíos para el reestreno con su pupilo, al que dirigió en el mejor momento de su carrera y con quien consiguió cuatro títulos. “Debemos recuperar su confianza y me gusta que sea más ofensivo en su juego”, postula.
Héctor Opazo M.03 de octubre, 2022
Ni más ni menos que ante Novak Djokovic (7º) se producirá, este miércoles, el reestreno de Christian Garín (81º) con su técnico argentino Andrés Schneiter. La dupla, que trabajó entre 2018 y 2020, logró los mejores resultados en dicho lapso y, por lo mismo, el número dos de Chile decidió volver bajo la batuta del “Gringo”.

En febrero de 2018, con el chileno más allá del puesto 200º del ranking mundial, unieron sus caminos luego de que el “Tanque” rompiera con Horacio Matta y disputara un par de torneos en solitario.

24 meses después, Garín ya era 18º del mundo (en 2021, luego de hacer octavos de final en Roland Garros y Wimbledon con Franco Davín, fue 17º, el mejor puesto de su carrera) y tenía cuatro títulos en sus alforjas; Houston, Munich, Córdoba y Río de Janeiro, su primer y único ATP 500.

Luego de la ruptura, que fue en medio de la pandemia, Garín fue dirigido por Franco Davín, Jorge Aguilar, Mariano Puerta, José Vendrell y nuevamente Schneiter, en menos de dos años.

Garín volverá al circuito con un duelo terrible ante Novak Djokovic, el miércoles en Kazajistán. Foto: France Presse.

“Christian me llamó para ver si podía entrenarlo nuevamente. Y en ese diálogo lo sentí con muchas ganas de que le vaya bien”, cuenta Schneiter a “El Mercurio” en un breve diálogo durante su preparación con Garín.

El “Gringo” también plantea las metas que se propone conseguir con el tenista nacional: “La tarea es recuperar el ranking que ya tuvimos alguna vez y queremos estar en el top ten”, avisa.

Además, Schneiter plantea sus objetivos para su nuevo período a cargo del ariqueño.

“Creo que puedo entregarle la confianza que no está exhibiendo, debemos recuperarla, además de un orden en su juego. A mí me gusta que sea más ofensivo en la cancha”, admite.

Precisamente, el estilo de juego, metido dentro de la cancha, fue lo que más caracterizó la labor del argentino a cargo de Garín, quien luego empezó a jugar más atrás de la línea de fondo, aunque con tiros profundos y buen contraataque. Algo más ofensivo se vio con Vendrell en el poco tiempo que estuvieron juntos, hasta que la muñeca dijo basta.

—El quiebre entre ustedes fue complicado, Andrés. ¿Qué cambió para que volvieran a estar juntos?

“Esa pregunta la debería responder Christian…”

MÁS PACIENCIA


Quien conoce bien la relación entre Schneiter y Garín es Paul Capdeville, que acompañó al tenista en algunos torneos cuando el “Gringo” no podía viajar y que, de hecho, estuvo en el primer título del nacional, en Houston.

“Seguro que Christian llamó a Andrés porque cuando estuvieron juntos le funcionó muy bien ese estilo de trabajo. El mecanismo del ‘Gringo’ fue muy exitoso, los números lo avalan y seguramente Christian quiere recuperar eso”, cree Capdeville.

“Le ha costado mucho retomar la confianza y, como dice el dicho, prefirió un diablo conocido que uno por conocer. Espero que en esta segunda etapa pueda tener más paciencia, que es algo que le está costando mucho, por algo cambió cinco entrenadores en un año y medio”, añade el extenista y hoy empresario.

El exnúmero uno de Chile también fue entrenado por Schneiter y describe las principales cualidades que conoció como entrenador.

Schneiter y Garín en uno de sus primeros títulos juntos: el challenger de Santo Domingo, en 2018.

“Como siempre lo comenté, siento que el ‘Gringo’ le agarró una perilla a Christian, sobre todo en momentos de gran frustración lograba salir adelante. Es un muy buen motivador, comprometido con sus jugadores. Más allá de que rompieron en algún momento, por algo Garín quiso volver con él”, expone.

—¿Por qué terminaron su relación, entonces?

“La convivencia diaria no es fácil y eso va desgastando las relaciones, como pasó en este caso, que no terminaron por resultados, que eran muy buenos, sino por desgaste en la relación, fuera del ámbito laboral”.
Héctor Opazo M.

es coordinador de Deportes El Mercurio. Periodista de la Universidad de Chile, participó en la cobertura de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y en los JJ.OO. de Río 2016, entre otros eventos.

Relacionadas
A fondo con...