Santiago de Chile.   Sáb 18-09-2021
2:04

JJ.OO.: Las niñas que están cambiando la historia sobre una patineta

El skateboarding femenino de calle dejó el podio más joven de la historia: el oro fue para la japonesa Momiji Nishiya (13 años), la plata para la brasileña Rayssa Leal (13 años) y el bronce para la local Funa Nakayama (16). Suman apenas 42 años entre las tres. Las dos más pequeñas se instalaron en un selecto grupo de las más jóvenes de la historia. Acá, os caminos que transitaron para alcanzar el Olimpo en Japón.
Foto: Reuters
Felipe Lemunguir Sepúlveda26 de julio, 2021
El skateboarding irrumpió con fuerza en Tokio. El Comité Olímpico Internacional (COI) subrayó que su incorporación por primera vez en la cita de los cinco anillos respondía a refrescar la competencia y capturar el interés de las generaciones jóvenes. Y así fue como la disciplina comenzó de golpe a escribir sus primeras páginas de gloria que arrancó con el talento de tres niñas.

En la modalidad de calle, la local Momiji Nishiya (con 13 años y 330 días), la brasileña Rayssa Leal (13 años y 203 días) y la también nipona Funa Nakayama (16) conformaron el podio más joven de la historia. Pequeñas leyendas. Porque si bien el promedio de edad bordeó los 14 años, se impusieron en la final a competidoras mayores, como Zeng Wenhui (16), Aori Nishimura (19), Roos Zwetsloot (20), Margielyn Didal (22) y Alexis Sablone (34).

La nipona de 13 años se metió en los libros dorados de los Juegos Olímpicos tras ganar la medalla de oro y convertirse en la tercera más joven de la historia en conseguirlo. Foto: EFE

La campeona, además, se posicionó en otro podio: es la tercera vencedora más joven en un certamen olímpico. La clavadista norteamericana Marjorie Gestring se colgó el oro con 13 años y 268 días en Berlín 1936, mientras que en el remo el alemán Klaus Zerta hizo lo propio en Roma 1960 con 13 años y 283 días de edad.

Nacida el 30 de agosto de 2007, se acercó siendo muy pequeña a la patineta. Con apenas cinco años, inspirada por su hermano mayor y motivada por su padre, tomó la tabla y comenzó a pasar las tardes en el parque de skate que construyeron cerca de su casa, en Osaka. Ahí aprendió a manejar la tabla y a realizar piruetas, hasta que llegó su primera competencia: en 2019 participó de los X Games, en Minneapolis, y volvió con medalla de plata. No fue lo único, porque en junio pasado volvió a conseguir el segundo lugar en el Campeonato del Mundo disputado en Roma. No por nada Nishiya ocupa el 5° lugar del ranking planetario.

“Estoy feliz de ganar los Juegos Olímpicos en Japón, y además de ganar mis primeros Juegos Olímpicos como una de las competidoras más jóvenes”, celebró la nipona.

LA BRASILEÑA QUE ENCANDILÓ A TONY HAWK


Quien también cumplió un sueño y rompió una marca fue la brasileña Rayssa Leal, a quien se le escapó por poco la medalla dorada. Jhulia Rayssa Mendes Leal nació en la remota ciudad de Imperatriz, en Maranhão, y con apenas siete años ya fascinaba con su talento.

En un video de 2015, la skater aparece vestida de hada y realizando un heelflip en una escalera, que consiste en voltear en 360° la tabla, considerado uno de los trucos más complejos. El registro se viralizó, le apodaron “Fadinha” (hada, en portugués) y llegó hasta el legendario Tony Hawk, quien compartió el video y “le dio su bendición”.

Nunca escuché a quienes decían que las chicas no podemos hacer skate. No creo en las ideas preconcebidas de ese tipo, o que estudiar y hacer skate sean incompatibles. Yo creo que todos los deportes son válidos para niños y niñas, no hay barreras en los deportesRayssa Lealmedallista de plata en skate de calle

“Recibí una patineta como regalo de cumpleaños cuando tenía 6 años y comencé a montarla por la casa. Mi papá tenía algunos amigos que eran patinadores y comencé a andar con ellos en la calle, pero mi patineta era demasiado grande para mí y todavía no tenía tanta fuerza en mis piernas. Pero practiqué mucho y llegué a un punto en el que ya no tenía tantos problemas”, dijo en una entrevista en 2020.

Desde ahí su nivel creció exponencialmente. Acompañada por su madre Lillian, quien dejó su trabajo para eso, comenzó a competir en 2019. Obtuvo el tercer lugar en el Campeonato de Skateboarding de la Street League, en Londres. Meses después se convirtió en la más joven en ganar un torneo de Street League en Los Ángeles, California, para luego rematar segunda en el Campeonato Mundial de Stree League, en Sao Paulo.

Hoy ostenta el 2° puesto del ranking mundial.


El mérito de Leal y Nishiya es doble. Porque irrumpieron en una especialidad que muchas veces ha sido etiquetada solo para niños y hombres, y que otras mujeres, como la brasileña Leticia Bufoni (quien no alcanzó las finales) han sufrido para cimentar un camino. “Lloré por horas”, confesó la profesional tras recordar que cuando tenía 10 años, su padre rompió su patineta para impedir que practicara. “Creía que las niñas no debían hacer skate porque no había visto a una mujer haciéndolo”, comentó.

La propia Leal dejó un mensaje tras obtener su medalla de plata. “Nunca escuché a quienes decían que las chicas no podemos hacer skate. No creo en las ideas preconcebidas de ese tipo, o que estudiar y hacer skate sean incompatibles”, dijo.

Las pequeñas no dudaron un segundo en abrazarse y felicitarse mutuamente por las medallas conseguidas. Foto: AP

“Yo creo que todos los deportes son válidos para niños y niñas, no hay barreras en los deportes”. Así lo demostró Leal, que con apenas 13 años se convirtió en la octava medallista más joven de la historia.

LOS QUE PUEDEN MARCAR OTRO HITO


No está todo escrito, eso sí. El registro de las pequeñas skaters podría ser superado: el 4 de agosto compiten la británica Sky Brown, de 13 años y 28 días, en skateboarding en la modalidad de parque, y la local Hokona Hiraki, de 12 años y 343 días, la más joven de su delegación. Si llegan a ganar la presea dorada, serán ellas quienes se lleven el registro de la juventud desde Tokio.



Felipe Lemunguir Sepúlveda

es colaborador de Deportes El Mercurio. Ha cubierto la Copa América Femenina 2018 y el Ironman de Pucón, entre otros eventos.

Relacionadas
A fondo con...