Santiago de Chile.   Dom 24-01-2021
15:42

Marco Oneto: “Si no clasificamos a Tokio, no sigo en la selección”

En la antesala del primer partido de Chile en el Mundial de Balonmano de Egipto, en que la Roja enfrenta a los locales, el pívot confesó que su futuro en el equipo nacional es incierto. Su objetivo es clasificar a los Juegos Olímpicos; si eso no se logra, asegura que no será un “tapón” para nuevas generaciones.
Max Montecinos
Felipe Bocic13 de enero, 2021
Pese a llevar más de 18 años jugando por la selección chilena de balonmano, y de retirarse como jugador profesional hace ya tres temporadas, Marco Oneto dice que sigue teniendo objetivos que cumplir con el combinado nacional.

Luego de haberse propuesto poner fin a su historia con la selección nacional una vez finalizado los Juegos Panamericanos de Lima 2019, el expívot de Barcelona echó pie atrás a su decisión y ahora se apresta a jugar el Mundial de Egipto: el elenco nacional debuta ante los locales este miércoles, a las 14:00 horas.

—¿Qué gatilló su regreso a la selección?

“Hay varias cosas, pero la razón principal fue mi hijo Liam. En octubre del año pasado se iba a realizar el Master en Chile. Me llamaron para preguntarme si participaría, y en paralelo me contactaron de la federación para que volviera. En ese periodo, a mi hijo le pasaba mostrando videos de cuando era jugador, ya que él era muy chico en mi último tiempo como profesional. Uno de esos días, él me preguntó por qué no volvía a jugar y eso me mató”.

El pívot de la selección nacional agrega que espera poder celebrar con Chile algún premio y poder compartir ese instante con su familia.

“Siento que tengo una deuda personal, porque todas las cosas que gané como jugador las hice estando solo, nunca he conseguido un premio en presencia algún familiar, pareja, o hijo que suba conmigo a recibir una medalla. Siempre veía a mis compañeros hacerlo con sus familias y a mí eso me daba una envidia sana, pero terrible”.

¿Mateo Garralda lo llamó para volver o usted se ofreció?

“Yo no llamé a Mateo (ríe). En un medio que me dejan como si hubiera entre Mateo y yo un tipo de amiguismo o nepotismo, lo que me parece un poco desubicado. La verdad es que Mateo (Garralda) durante varios meses me llamó para que volviera, tuvo que picar bastante piedra para convencerme de que regresara. Tampoco negaré que no quería volver, si he dado la vida por esta selección durante tantos años. Incluso, en su momento tuve ofertas de Italia y España para jugar con sus seleccionados, pese a esto decidí continuar y volver a jugar por Chile”.

EL ESTRENO EN EL MUNDIAL DE EGIPTO


Marco Oneto y los demás miembros de la delegación chilena arribaron a Egipto tras un periodo de dos semanas de preparación para el mundial en Macedonia. El histórico jugador participará de su quinta cita máxima de balonmano, certamen en que el combinado nacional enfrentará a Egipto, Suecia y Macedonia del Norte.


¿Cómo se siente usted y el equipo para enfrentar el partido ante Egipto?

“Me siento bien para el duelo con Egipto. Claro, ya no tengo 20 ni 30 años. Estamos haciendo un buen trabajo con (el preparador físico) Roberto Garcés y estaré para lo que me manden, según la planificación de Mateo y lo que él vaya viendo en el partido. Respecto al equipo, le tengo mucha fe, creo que podemos hacer un muy buen partido, no tenemos nada de perder. Esto es lo mismo que pasó en el mundial de Suecia el 2011, donde el primer partido que jugamos fue con los anfitriones. Durante 40 minutos los tuvimos contra las cuerdas; los suecos estaban desconcertados porque pensaban que nos ganarían fácil”.


Marco Oneto disputará su quinto mundial de la disciplina en Egipto. La cita planetaria, advierte, les servirá de preparación para el Preolímpico que se realizará en marzo, donde están puestas todas las fichas. Foto: Fidel Carrillo



¿Cree que podrán repetir la buena actuación del último Mundial?

“Por supuesto, este grupo desde sus inicios ha luchado por dejar todo en la cancha. A pesar de que sabemos que somos muy inferiores en muchos sentidos a los equipos profesionales, como las selecciones europeas. Siempre hemos tratado de jugarles de igual a igual, aunque vayamos 5 o 10 puntos abajo y si nos quieren ganar que nos ganen, pero nosotros vamos a ir fuerte. En este Mundial al igual que en los anteriores seguimos con la misma hambre.Tenemos puestas todas nuestras fichas en el Preolímpico, pero este torneo nos ayudará para encontrar nuestro rendimiento óptimo partido a partido”.

¿Cómo analiza a los rivales de Chile en el grupo?

“Con el tema de la pandemia han salido noticias respecto a que hay contagios de jugadores o de que algunos han renunciado a sus selecciones, lo que tampoco sé si son ciertas. Entonces no sabemos muy bien en que condiciones llegan los planteles. Intentaremos dar la sorpresa ante Egipto, ya que en el papel están por encima de nosotros, pero sabemos que le podemos competir. Con Suecia, es diferente porque es una selección más avanzada”.

Intentaremos dar la sorpresa ante Egipto, ya que en el papel están por encima de nosotros, pero sabemos que le podemos competir. Con Suecia, es diferente porque es una selección más avanzada Marco Oneto seleccionado nacional de balonmano


SU FUTURO Y EL DE LA SELECCIÓN


De los jugadores de proyección en Chile, ¿cuáles cree que pueden tener éxito a futuro?

“Tenemos tres jugadores que en un futuro próximo confío sean pilares de la selección, como el central Aaron Codina, el pivote Benjamín Illescas y el arquero Vicente González, confío que ellos tres serán la columna vertebral de la selección chilena de aquí a tres años más”.

Oneto prefiere la cautela para referirse a un nuevo retiro, sin embargo es categórico al señalar que si no clasifican a los próximos Juegos Olímpicos no seguirá jugando por la selección chilena.

¿Piensa seguir en la selección después del Preolímpico?

“La verdad no lo sé, ya estaba afuera de la selección cuando pasó lo de la pandemia y se atrasó todo. Mi plan original era ponerle fin al término de los Panamericanos de Lima, porque el año anterior a ese evento había sido terrible tanto para mí como mi familia, dejándome muy desgastado. Entonces ahí decidí retirarme, después cuando me pasó lo del pedido de mi hijo y el llamado de Mateo (Garralda) cambié de opinión. Además, el único torneo que nunca he jugado en mi vida son las Olimpiadas, por eso ahora estoy acá. Mi idea es llegar al Preolímpico, para darlo todo contra Corea y Brasil y después ahí veremos; no tengo previsto nada más. Ahora, si no clasificamos a los Juegos Olímpicos no es mi intención continuar, porque hay jóvenes que necesitan sumar minutos y no puedo seguir haciendo de tapón”.


Mi idea es llegar al Preolímpico, para darlo todo contra Corea y Brasil y después ahí veremos no tengo previsto nada más. Ahora, si no clasificamos a los Juegos Olímpicos no es mi intención continuar Marco Oneto seleccionado nacional de balonmano

Relacionadas
A fondo con...