Santiago de Chile.   Jue 28-01-2021
11:17

Nuevo caddie, regularidad y fortaleza en el green: los cambios que impulsan a Niemann a su mejor momento

La inclusión del sudafricano Gary Matthews en las labores de campo y la eficacia alrededor de la bandera —está top 5 en promedio de birdies y en cantidad— explican el ascendente momento de Joaquín Niemann, desde hoy 31° del mundo. Su fuerte mentalidad también queda graficada en números: es el segundo jugador que más recuperaciones tiene. Acá, los números de su dulce presente.
Foto: France Presse
Raúl Andrade11 de enero, 2021
El golf es una disciplina tan compleja que ni siquiera jugando la mejor ronda de su vida, a Joaquín Niemann le alcanzó para alzar su segundo título en el PGA Tour. Los golfistas siempre van a perder más de lo que ganarán y donde puede haber sequías de años sin coronas, como el propio “verdugo” del domingo, Harris English, quien conquistó un torneo después de siete años. Es así.

Pero no hay tiempo para lamentarse y Niemann lo sabe. El chileno, desde este lunes 31º del ranking mundial —su mejor ubicación histórica—, rápidamente tomó un vuelo hacia Honolulu junto a su pareja y ya se prepara para el Sony Open, que se juega desde el jueves, donde intentará extender su excelso presente.

Joaking ha mantenido un alto nivel durante la temporada 2020-2021, pasando el corte de los siete torneos que ha disputado —el QBE Shootout no se contabiliza como oficial—, incluyendo un top 25 en el US Open (23º), en septiembre, y dos top ten: el sexto lugar conseguido en la CJ Cup, en octubre, y el subcampeonato en Hawái.

Su entrenador, Eduardo Miquel, valora la solidez y cree que también se debe al descanso que tuvo. Es increíble lo que ha hecho. Joacocuando se viene a entrenar a Chile también aprovecha de descansar y llega bien renovado, con ganas. En general lo veo súper bien. Técnicamente muy sólido. Me pone feliz verlo pelear con los mejores del mundo.

Niemann y su polola viajaron de inmediato a Honolulu, donde el jueves comienza su próximo desafío: el Sony Open. Foto: Instagram

¿Qué otros factores han impulsado a Niemann en esta racha? Uno de ellos ha sido la llegada del caddie sudafricano Gary Matthews, quien reemplazó al inglés Dean Elliot. La confianza y feeling que han tenido ha sido importante en la toma de decisiones en los momentos determinantes.

A Dean le dio covid-19 y probé con uno nuevo (Matthews). Cuando nos tocó juntos, me gustó mucho como trabajamos y nos comunicamos. A Gary le gusta ser agresivo, como a mí, entonces bien. Él también jugó mucho tiempo golf y tiene mucho conocimiento. Como sabe bastante, al final me aporta con ideas y tiros, explicó el jugador en estas páginas hace unas semanas.

Niemann ha mejorado en todas las estadísticas. La agresividad queda evidenciada desde la salida: el talagantino está promediando drives de 310,2 yardas, casi 10 más que el año pasado. En el posicionamiento en el fairway, tiene 64,2%, también mejor que en 2020 (56,48%).

Principalmente destaco la regularidad. De tee a green estuvo demasiado bien toda la semana y sobre todo ayer. Muy sólido. Vi la transmisión estadounidense y los comentaristas aludían a lo mismo, que 'Joaco' tenía muy buenas posibilidades, porque es muy sólido con el drive, con el fierro, con el juego corto. Tenía todas la de meter una buena vuelta. Y si no se ganó fue por detalles chiquititos, explica Lucas Morandé, técnico de putter del nacional.

En la capacidad de llegar al green con un golpe menos de lo que requiere cada bandera (GIR: greens in regulation en inglés) está dentro de los 20 mejores del tour, con 73,2%, casi cuatro puntos más que el año pasado (69,30%).

Considerando la puntuación, obviamente está muy fino: se posiciona como el quinto jugador con más birdies (147 en 504 hoyos) y es el cuarto con mayor promedio en aquel parámetro (5,14). Además, es el sexto jugador que más rinde en los par 4, con 75 aciertos en 298 banderas. Y en la zona decisiva, es el décimo golfista que más emboca sus putts (38,42%).

Para mí fue una vuelta épica. Hacer esa tarjeta (-9) en esas condiciones de viento, el último día, está al alcance de muy pocos jugadores. Vuelve a demostrar que tiene algo diferente a los demás. Lástima que no pudo hacer birdie en el 18, que al final fue clave, pero puede pasar y pasó, explica Hugo Costa, periodista de Golf Channel y de El Mundo.

Niemann abrazando a Sergio García, uno de sus guías en el inicio del profesionalismo. El “Niño” conoció al chileno cuando era juvenil y lo recomendó a Impact Point, agencia que lo representa. Foto: France Presse

LA RECUPERACIÓN


La mentalidad en el deporte es determinante y Joaquín Niemann tiene una “cabeza” de élite, aunque a veces le traiga críticas. De hecho, tan relajado estaba tras haber terminado su ronda final en Maui que tranquilamente fue a comer mientras esperaba si tenía que jugar una definición o no. Esto conmocionó a los comentaristas estadounidenses y el medio especializado Golf.com se centró en esta particular situación.

En un artículo publicado este lunes, aludió a que Niemann no se preparó debidamente para el desempate. La nota destacaba que los expertos Justin Leonard y Jim Bones McKay estaban preocupados porque no calentaba, argumentando que era esencial.

Costa también desliza una crítica sobre el mismo hecho: “Es un detalle que a mí no me gustó personalmente, pero hay que decir que cada uno tiene su forma, fue la forma preparar ese posible playoff. Joaco optó por liberar la mente, comer, distraerse con Sergio y sus respectivas parejas y no pegó bolas. Hay que decir que es una rutina muy parecida a la que hacía Sergio, quien es su mentor y es un jugador de sensaciones. De hecho, ayer estaban vestidos iguales. Desde mi punto de vista, y no quiere decir que lo hubiera ganado, capaz que necesitaba estar más concentrado para el desempate”.

Kyle Porter, analista de CBS Sports, destaca lo logrado por Niemann a los 22 años, aunque apunta que le falta dar un paso más. Para ponerlo en perspectiva, no había nacido cuando Tiger Woods ganó su primer major. Es una estrella. No hablamos de él como otros jóvenes como Collin Morikawa, Viktor Hovland y Matthew Wolff porque no ha ganado tanto como ellos, pero es un muy buen jugador. Necesita mejorar un poco su juego corto. Pero este es un año importante para él. Sí, ganó el Greenbrier, que es de la temporada de otoño, pero creo que tiene que lograr un torneo grande para poner realmente su nombre en el mapa y tener el reconocimiento que se merece. Creo que le falta un poco para llegar un poco a la altura de los tres que mencioné antes, pero sin duda lo veremos en el PGA Tour por mucho tiempo”, analiza.

Como sea, el talagantino, que alguna vez fue evaluado sicológicamente con una mentalidad de piloto de Fórmula Uno, tiene la capacidad de resarcirse rápidamente después de un mal golpe, cualidad que queda reflejada en una estadística: las recuperaciones (bounce back en inglés).

El ítem, que se traduce en la capacidad de “olvidar” un mal hoyo, mide el porcentaje de veces que tras hacer un bogey o peor, un golfista consigue un birdie o mejor. Y con 28 rondas disputadas, Joaking es el segundo jugador del PGA Tour que en más ocasiones se recupera (41,67%). Un número que refrenda el ADN del fenómeno del deporte chileno.
Raúl Andrade

es reportero de Deportes El Mercurio hace más de cinco años. Especialista en el área polideportiva, ha cubierto grandes eventos de tenis, golf y motor.

Relacionadas
A fondo con...