Santiago de Chile.   Lun 22-07-2024
9:15

Arde la pradera

No existe un ámbito en el que el fútbol local muestre fortaleza. Justo Álvarez, vicepresidente de la FFCH, reconoció en radio ADN que declarar vencedor a los “acereros” sobre Presidente Ibáñez fue un error grave. También afirmó que, en el último congreso de la FIFA, con la supervisión del organismo madre, se inició el proceso de separación de la ANFP y la Federación, que no debiera pasar más allá de 2026. Álvarez anunció que la liga profesional tendrá que buscar su financiamiento.
Foto: Comunicaciones FFCh
Danilo Díaz05 de julio, 2024
La conversación con un experimentado periodista, lejos de deprimirnos, nos lleva a preguntarnos si existe algún punto definitivo que detenga la caída libre que nos tiene fuera de la segunda ronda de la Copa América después de 20 años, con la Copa Chile jaqueada por una resolución de la Corte de Apelaciones, que repuso el imperio del derecho al corregir la errónea determinación de la Federación de Fútbol de Chile (FFCH). El directorio, mal entendiendo sus facultades, declaró ganador a Huachipato en la llave inicial de la zona sur.

En un café del centro de Santiago, el colega instala como punto de partida de las crisis modernas del fútbol chileno el fracaso en el Mundial de Inglaterra 66. Es bueno delimitar cuándo la visión del fútbol local y sus evaluaciones entró en el terreno actual, donde cada competencia internacional, a nivel de selecciones y clubes, constituye una valoraciónala actividad.

No existe un ámbito en el que el fútbol local muestre fortaleza. Justo Álvarez, vicepresidente de la FFCH, reconoció en radio ADN que declarar vencedor a los “acereros” sobre Presidente Ibáñez fue un error grave, pero entregó un antecedente que no estaba en la agenda. El también presidente de la ANFA afirmó que, en el último congreso de la FIFA, con la supervisión del organismo madre, se inició el proceso de separación de la ANFP y la Federación, que no debiera pasar más allá de 2026. Álvarez anunció que la liga profesional tendrá que buscar su financiamiento.

Ese miércoles hubo otra bomba que pasó inadvertida. La carta que Iquique, O’Higgins y Palestino presentaron al directorio de la ANFP, en la que denunciaron que representantes de la empresa Genius Sport ingresaban a los partidos del fútbol joven para recabar información que sería utilizada para los datos que proporcionan a las casas de apuestas. Un hecho cuya gravedad se amplifica al recordar que esta compañía internacional es proveedor de la ANFP, en especial al sustentar los programas que velan por la integridad de las competencias.

Veremos por dónde correrán los carriles de esta acusación, pero es un síntoma político. Tres clubes importantes, serios, que en la medida de sus posibilidades ofrecen proyectos institucionales, firman una misiva que muestra algo más que un reclamo. Es plantear la molestia por una gestión que carece de conducción y ofrece flancos permanentes.

El miércoles se descabezó el departamento de finanzas de la ANFP. Se fue la jefa y dos colaboradoras. El reporteo a dirigentes, funcionarios y exfuncionarios nos dice que su tarea era calificada de excelente. El año pasado fue cesado René Brahm, gerente del área, quien puso sobre la mesa la delicada situación de la corporación, más allá de que Pablo Milad diga que existe financiamiento hasta diciembre.

¿Por qué desvincular a un equipo entero de finanzas? Lo más probable es porque no estaban dispuestos a “dibujar” los números. Hace menos de 12 meses, Pablo Hoffmann, en su condición de presidente de la comisión revisora de cuentas, advirtió la gravedad de los hechos. Tal osadía implicó su salida.

Al regreso de Inglaterra 66, el dirigente Juan Goñi dijo que al fútbol chileno había que prenderle fuego. Hoy hay que llamar a los bomberos.
Danilo Díaz

es un comentarista, periodista deportivo y escritor chileno. En 2009 obtuvo el premio de Premio Nacional de Periodismo Deportivo de Chile.

Relacionadas
A fondo con...