Santiago de Chile.   Dom 29-01-2023
3:49

Magia inesperada: sin Neymar, Brasil gana con un golazo de Casemiro y ya está clasificado a octavos

No fue fácil para el Scratch llegar al gol sin su astro. Anotó un volante de corte, Casemiro, cuando el partido iba derecho a quedar en cero. El equipo de Tite ya está en la próxima ronda de eliminación directa, en la que reaparecerá su figura. “Se vio un equipo más deslavado”, dicen los analistas, pero a diferencia de 2014 y 2018, ahora la Verdeamarela encontró el camino al gol sin “Ney”.
Antonio Valencia28 de noviembre, 2022
Golazo. De primera. Dos toques y remate de sobrepique. Un lujo para un partido espeso de Brasil sin Neymar, su megaestrella lesionada de un tobillo durante el portentoso triunfo inaugural sobre Serbia.

Golazo. No de un delantero, ninguno de la amplia y generosa gama de atacantes que llevó Tite a la Copa del Mundo de Qatar.

Fue de un volante. Y no de esos que desparraman fantasía, fintas o gambetas, sino de uno que corta, frena, taclea y ordena. Fue Casemiro.

Ocurrió cuando faltaban siete minutos para que se cumpla el tiempo reglamentario, bien cerca del pitazo final. Pero como si nada y a contrarreloj, tocaron de primera Vinicius Junior, Rodrygo y disparo de Casemiro para descomprimir a Brasil y desatar un pequeño carnaval que consagra el paso a octavos de final, invicto y con la autoridad que exige su historia de pentacampeón.


Casemiro apareció cuando ninguna de las fórmulas que probó el Brasil de Tite para para sustituir lo insustituible —Neymar— o bien para romper el cerrojo suizo, funcionaba.

Nada raro tratándose de Suiza. Se trata de la primera victoria de la Canarinha sobre los helvéticos en la historia de los mundiales, pues en 1950 igualaron 2-2 y en 2018 empataron 1-1. Ambos en primera ronda.

Y para allá mismo, para una paridad esta vez en cero, iba el juego en el estadio 974, el de los contenedores. E iba derecho, ora por la incapacidad de los brasileños de destrabar el tinglado defensivo suizo, o porque el golero Sommer espantó con las manos los escasos remates directos.

Primero fue Vinicius Jr. cerca del área chica —le pegó mordido, pero igual exigió la estirada extrema del cuidavallas— y luego Raphinha, en uno de los poquísimos remates desde fuera del área. Ambas jugadas en el primer tiempo.

“Fue un partido plano de Brasil. Pasó todo un tiempo donde tuvo alguna ocasión o acercamiento peligroso, no fue un equipo que presionara constantemente arriba y todo eso. Neymar no estaba y él le da esa magia a los equipos brasileros. Es el tipo que amaga, que engancha, el que puede generar un penal, un tiro libre, que genera preocupación evidente del rival porque lo marcan de a dos o de a tres en forma escalonada, atrae mucha marca y van quedando espacios por otros sectores. Sin Neymar, Brasil se vio un equipo deslavado”, zanja Fernando Astengo, ex seleccionado chileno y ex zaguero de Gremio de Brasil de fines de los 80.

Tampoco resultaba extraño que Brasil no marcara en la primera fracción Brasil: de los últimos cinco juegos mundialistas, en cuatro festejó goles solo en la segunda etapa. Como ante Serbia en el estreno, goles de Richarlison a los 62’ y 73’. Como ante Suiza, a los 83’, ya sin el artillero del Tottenham en la cancha tras ser sustituido faltando quince minutos para el final (entró Gabriel Jesús).

Sufrió Brasil para ganar, también porque veinte minutos antes del tanto de Casemiro el VAR anuló una obra maestra del juego rápido de primera y a un toque: pase preciso de Casemiro para Vinicius que el delantero coloca con clase al segundo poste. Era una joya, pero terminó en estadística: fue el decimocuarto gol del Mundial anulado por la tecnología, esta vez por un offside de Richarlison en el arranque de la acción.

La ausencia de Neymar, al cabo, fue notoria. Y las primeras soluciones de Tite debió modificarlas ya en el descanso cuando ingresó Rodrygo por Lucas Paquetá para dar más opciones de ataque, y después sobre la hora de juego, cuando sacó del campo a Fred —reemplazo en el papel de “Ney”— para dar paso a Bruno Guimaraes.

Bruno Guimaraes debutó en el Mundial reemplazando a Fred, quien a su vez había entrado por Neymar. “¿Qué equipo no echaría de menos a Neymar? Es un verdadero crack”, sostuvo el volante. Foto: France Presse

El DT del Scratch terminó reemplazando a cuatro de los seis hombres de la mitad de la cancha hacia arriba. Solo sobrevivieron Casemiro y Vinicius Junior.

El partido marchaba trabado por la natural resistencia suiza (y una que otra contra), hasta que el anulado tanto de Vinicius despertó a Brasil.

El gol parecía cerca. Y cayó por obra y gracia de Casemiro. El héroe que puso a Brasil en octavos de final donde, aleluya, verá de regreso a Neymar.

“Cierto, Brasil sin Neymar es un equipo que tiene un poco más de dificultad, pero consigue salir de sus problemas y encontrar los caminos para ganar, a diferencia de 2014 o 2018, cuando sin Neymar Brasil no tenía más nada. Con Neymar las cosas se ven mejor porque es el referente que atrae la atención de los marcadores de Vini Junior, Raphinha o Richarlison, pero hay una generación de jóvenes que hace una compensación muy buena, hay jugadores desequilibrantes que pueden suplir la ausencia de Neymar como Rodrygo, el mismo Vini Junior, Bruno Guimaraes o Antony. No tienen el protagonismo de Neymar aún, pero consiguieron salir de una situación difícil y poner a Brasil en octavos de final faltando un partido de la fase de grupos”, cierra Leo Oliveira, analista del periódico brasileño Zero Hora.

“¿QUÉ EQUIPO NO ECHARÍA DE MENOS A NEYMAR?”


Tite repaso así la rocosa jornada de la Verdeamarela ante la ausencia de su figura. “El equipo tiene variables y el conjunto hace a las estrellas. Neymar tiene otros atributos, momentos mágicos, finta, disparo... Claro que se extraña a Neymar, pero el equipo tiene poder creativo y puede manejarlo. Tenemos un abanico de opciones. El que ganó hoy (lunes) fue el proceso de cuatro años de usar a los jugadores, de tener la naturalidad para desarrollarse. La idea es que los jugadores sean naturales, aun cuando jóvenes, aprovechando el trabajo en sus clubes y teniendo oportunidades. De lo contrario es muy difícil”, sostuvo Tite.

Bruno Guimaraes, quien reemplazó a Fred en la segunda etapa, fue tajante sobre la ausencia del astro del PSG. “¿Qué equipo no echaría de menos a Neymar? Es un verdadero crack, claro que lo echamos de menos”, dijo en el pospartido. “Ahora estamos clasificados al segundo partido, es lo más importante. Fue un partido muy difícil, el 0-0 les iba muy bien a ellos. El terreno no estaba bien, tuvimos dificultades para controlar y para jugar a un solo toque como hacemos habitualmente. En el descanso el entrenador (Tite) cambió cosas, jugamos bien en la segunda parte y creo que merecimos los tres puntos por todo lo que hicimos en el segundo período”, sostuvo.

Eder Militao, zaguero central pero que jugó como lateral derecho en sustitución de otro lesionado, Danilo, desglosó: “Todos estamos aquí para ayudar. Estoy feliz. Si soy yo o si es Dani Alves, creo que todos vamos a dar lo mejor de nosotros mismos para ayudar a la selección”, declaró en alusión al veterano de 39 años.

Militao, de paso, elogió a Rodrygo, quien ocupó en el complemento la posición de Neymar y dio el pase-gol a Casemiro. “Es un jugador muy técnico, como Paquetá (titular en la mediapunta), que también hizo una buena primera parte. Pero Rodrygo ayuda también a una buena triangulación”, manifestó.


Antonio Valencia

es redactor de Deportes El Mercurio.

Relacionadas
A fondo con...