Santiago de Chile.   Sáb 03-12-2022
21:52

Los árbitros en la lupa: los interminables descuentos y el lío del offside tecnológico

Veinticuatro minutos de tiempo adicional tuvo el pleito entre Inglaterra e Irán, pero no fue el único que se extendió tanto: hubo 16’ en Argentina-Arabia Saudita y 13’ en EE.UU.-Gales, una medida anticipada por Pierluigi Collina. “Pagas por 90 minutos y se juegan 45”, reclamó.
Foto: France Presse
Héctor Opazo M.22 de noviembre, 2022
Se convirtió en el partido más largo de la historia de los mundiales, sin contar aquellos que tuvieron prórroga. Fueron 24 minutos de descuento (14 en el primer tiempo y 10 en el segundo) que el juez brasileño Raphael Claus determinó en el duelo entre Inglaterra e Irán.

Si bien la dura lesión del portero iraní Alí Beiranvand mantuvo detenido el pleito por varios minutos, en la segunda parte, y con el marcador ya definido, fue una sorpresa que se aplicaran 10’ extra (y que el penal de los asiáticos se convirtiera en el 90+13’).

Pero no fue el único partido que se extendió más allá de lo previsto. El cotejo entre Argentina y Arabia Saudita llegó a 106 minutos, mientras que Estados Unidos vs. Gales alcanzó 103’.

La decisión de extender tanto los partidos ya había sido anunciada en abril pasado por el exjuez italiano Pierluigi Collina, encargado del referato en la FIFA, a partir de la medición del tiempo efectivo de juego.

“Si miras las estadísticas, hay partidos en los que se juegan 52 minutos, otros, 43, y otros que llegan a 58. Como espectador, pago una entrada, sea físicamente en el estadio, o en casa por TV, para ver 90 minutos de fútbol, pero solo veo 44 o 45 reales. La mitad del precio de mi boleto es tiempo no jugado, con laterales o saques de meta”, expuso Collina.

La FIFA quiere que se juegue más tiempo efectivo y aumentar los descuentos en cada partido es una de sus fórmulas. Foto: France Presse.

“Si vamos a ser un poco más precisos, tendremos que prepararnos para un tiempo de descuento de nueve minutos. Hoy, eso parece alucinante, pero hay que darles a los que quieren ver un espectáculo la oportunidad de ver un poco más”, admitió entonces el italiano.

El viernes pasado, antes del inicio del Mundial, Collina profundizó en sus conceptos y advirtió que los festejos de los goles —y vaya que los hubo en Inglaterra-Irán— también son tiempo que se debe recuperar. “Las celebraciones pueden durar un minuto o hasta un minuto y medio. Es fácil perder hasta cinco minutos en eso y tiene que ser compensado al final”, se quejó.

El exárbitro chileno Iván Guerrero ha seguido con interés el desarrollo del Mundial y aprueba la nueva fórmula para aplicar los descuentos en los partidos.

“Me parece bueno que lo estén haciendo, así debió ser siempre. Antes, parecía que estaba estipulado que debía haber un minuto de descuento en el primer tiempo y tres en el segundo, pasara lo que pasara. Se había mejorado un poco, se estaban dando cuatro o cinco minutos, pero ahora se acerca más a lo que se vive en la realidad, porque el señor que dirige no va a inventar un número porque se le ocurrió”, concuerda quien también fuera instructor de árbitros en el país.

Mientras más se mejore la opción de determinar situaciones que el árbitro no puede ver, mejor, pero que se haga con rapidez, no que el árbitro esté con una mano en el oído durante cinco minutosIván Guerreroexárbitro chileno

Guerrero también aguarda que el aumento en los minutos de descuento se traslade a las ligas locales.

“El público lo agradecería, porque le estás robando tiempo a un tipo que pagó, que quiere ver un buen espectáculo. Le estás quitando tiempo con arqueros que se tiran al suelo, que le van a pegar a la pelota y retroceden, laterales que se demoran…”, añade.

No es la primera vez que la FIFA se plantea mejorar el tiempo efectivo de juego. En 2017, el centro de estudios que dirigía el exfutbolista neerlandés Marco van Basten propuso que se jugaran dos tiempos de 30 minutos cronometrados. O que el tiempo extra se jugara deteniendo el reloj en cada pausa.

Esa propuesta quedó en nada.

TAMBIÉN EL OFFSIDE


Pero no solo los descuentos han sido tema de charla respecto de los arbitrajes. El debut del offside tecnológico ha traído discusiones, sobre todo luego del tanto anulado a Lautaro Martínez en el Argentina-Arabia Saudita de este martes. Medios argentinos reclamaron que el VAR no midió al zaguero saudí más cercano al arco.

La imagen oficial del VAR para el milimétrico fuera de juego que le costó un gol a Lautaro Martínez. En Argentina arreciaron las críticas.

“Yo soy contrario a los fueras de juego tan exquisitos: que el hombro, que un tipo que calza 46 o es más narigón está offside. Se hila demasiado delgado, me gustaría que se diera un margen, porque dependes de la precisión de una cámara y un programa, que si te demoras una fracción de segundo en ver en qué momento sale la pelota, puedes fallar”, analiza Guerrero.
Héctor Opazo M.

es coordinador de Deportes El Mercurio. Periodista de la Universidad de Chile, participó en la cobertura de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y en los JJ.OO. de Río 2016, entre otros eventos.

Relacionadas
A fondo con...