Santiago de Chile.   Dom 26-06-2022
7:56

Fortaleza borra a Colo Colo de la Copa Libertadores y lo manda a la Sudamericana

En un partido de mucho ataque, nulas defensas y tribunas despobladas, el Cacique perdió por 4 a 3 ante el colista de Brasil, despidiéndose de la peor manera posible del principal torneo continental. El premio de consuelo serán los octavos de final de la segunda copa más importante de la región.
Foto: Photosport
Raúl Neira25 de mayo, 2022
Colo Colo volvió a sufrir la maldición del último partido. Enfrentado a la obligación de vencer para llegar a los octavos de final de la Copa Libertadores, el Cacique volvió a fracasar.

Si en ediciones pasadas fue ante un Monumental lleno, esta vez fue con las graderías vacías. Paisaje triste para una presentación igualmente lamentable. Nada demoró Fortaleza en establecer distancias, porque a los 3’ cayó el primer balde de agua fría. Jugada de Moisés por el carril izquierdo (botados quedaron Jeyson Rojas y Maximiliano Falcón), asistencia a Silvio Romero y finiquito al palo más lejano de Brayan Cortés.

Estamos apenados, es una frustración, aunque quedé orgulloso del equipo. Fue una buena presentación en la Copa Libertadores. Ahora, hay que darle con todo a la Sudamericana. Nos vamos a concentrar con seriedad y entusiasmo en ese torneo y en el campeonato local. No fue un fracaso, sí una pena grande Alfredo Stohwing presidente de Blanco y Negro

El colista de Brasil no hacía nada del otro mundo: aguantaba, salía rápido y cuando atacaba era un drama para la lenta zaga popular. En su segundo intento ante el meta popular, Moisés anotó el 2-0.

Colo Colo sin muchas ideas. Ante la falta de espacios y creatividad, el remate de media distancia fue el principal argumento: Leonardo Gil, Pablo Solari, Esteban Pavez y Falcón probaron los guantes del sólido Marcelo Boeck. Pero nada de juego colectivo ni sorpresa por las bandas.

El descuento —primer autogol de Brayan Ceballos— pudo ser el envión anímico que necesitaba el equipo de Gustavo Quinteros, pero la expulsión de Jeyson Rojas estropeó todo. Llegó el tercer gol y luego el cuarto, todo en forma muy simple: transiciones rápidas que a un solo toque descomponían a una defensa inexistente.

La variante a línea de tres, con Bruno Gutiérrez, Falcón y Amor, era la fórmula que restaba para intentar el milagro. Entre el segundo autogol de Ceballos y el tanto de Gil, gracias a un buen centro de Pablo Solari y un pivoteo de Martín Lucero, se vio el mejor nivel de los albos. Exageraba, si, en la elaboración, porque permitía la rápida organización defensiva de Fortaleza.


Quizás el juego directo hacia el “Gato”, que muy bien aguanta y descarga, hubiese sido una propuesta más efectiva. Pero Gil no estuvo claro en el toque final, idéntico error que cometió Gabriel Costa, cada vez menos gravitante.

Fue 3 a 4, un resultado más estrecho, aunque con una buena cuota de maquillaje. El “Cacique” no pudo con la rapidez de los delanteros de Fortaleza y tampoco tuvo las variantes para dar vuelta la historia. Sufrió el mismo pecado de todo el semestre: si los once titulares no pueden, en la banca no están las alternativas que puedan ir en auxilio.

Pensar qué hubiese pasado con el Monumental a tope es una fantasía. La realidad es que por culpas propias y no ajenas, Colo Colo disputó el partido más importante del semestre sin público. Quizás si la farra más grande fue ante Alianza Lima en Perú: el “Cacique” jugó bien, dominó de principio a fin, pero no fue capaz de ganarle a un equipo que desde 2012 no puede celebrar en la Copa Libertadores.


QUINTEROS: “NOS HICIERON GOLES TONTOS Y NOS EXPULSARON A UN JUGADOR INJUSTAMENTE”



“Tuvimos un partido parecido al del segundo tiempo con River Plate; estuvimos descoordinados defensivamente, pero muy bien en ataque. Nos hicieron goles tontos, con poca oposición. Regalamos los dos primeros goles, y nos expulsan injustamente a un jugador, injustamente. Quedé conforme por la entrega, por el fútbol. Fuimos superiores en muchos pasajes del partido, incluso con un hombre menos”, fue el primer análisis del técnico.

Luego ofreció un balance de la fase de grupos de la Libertadores. “Estos dos últimos partidos, sobre todo el segundo tiempo en Buenos Aires y este primer tiempo, tuvimos un mal funcionamiento defensivo. Hubo descoordinaciones y lo pagamos caro. Tuvimos jugadores importantes en defensa parados mucho tiempo, sobre todo en los dos últimos partidos. Empezamos muy bien esta fase de grupos, el equipo respondió de forma excelente. Ahora hay que recuperar a los jugadores, apuntar al partido con Ñublense y seguir en la punta del torneo. Nos tenemos que poner otros objetivos, por ejemplo llegar lejos en la Sudamericana. Ponernos objetivos más grandes”.

Leonardo Gil no quiso hablar de fracaso. “No es eso, porque hay un proyecto en el que confiamos mucho. Lo primero es levantar la cabeza porque tenemos la Copa Sudamericana y el torneo; ser campeones locales es el objetivo y en la Sudamericana hay que llegar lo más lejos posible. A veces se gana y a veces se pierde; lo más importante es la identidad que dio este cuerpo técnico. Me ha tocado jugar cuatro Libertadores y acá se pagan caro los errores puntuales. No hay que dramatizar. Competimos y lo hicimos de la mejor manera”.

Raúl Neira

es redactor de Deportes El Mercurio y especializado en fútbol. Con más de 25 años de carrera, cubrió la Copa Confederaciones de Rusia 2017, la Copa América de Chile 2015, copas Libertadores, sorteos y partidos clasificatorios a la Copa del Mundo.

Relacionadas
A fondo con...