Santiago de Chile.   Jue 27-01-2022
1:49

El corazón de Luciano Aued preocupa en la UC: “Pudo haber sufrido un infarto”

Las molestias torácicas que sufrió en la práctica del martes derivaron en exámenes urgentes. “Tuvo una significativa obstrucción en una arteria”, fue el diagnóstico de una dolencia que pudo haber sufrido un trágico desenlace. Dos especialistas detallan los procedimientos a los que fue sometido el zurdo volante y adelantan que el regreso a la alta competencia deberá esperar varios meses. “Al menos seis”, dice uno.
Foto: Photosport
Raúl Neira14 de enero, 2022
“Informamos que el integrante del Plantel de Honor de Universidad Católica, Luciano Aued, se sometió esta jornada a un examen de coronariografía, asociado a un procedimiento de angioplastia, debido a alteraciones encontradas en exámenes preventivos de pretemporada”.

Pasado el mediodía, en un comunicado lleno de tecnicismos, Cruzados informó sobre el estado de salud del mediocampista argentino.

Fue esa, y solamente esa, la información que entregó la UC sobre una historia que comenzó el martes, cuando Aued presentó “molestias torácicas”. Compañeros del volante cuentan que sintió dolores fuertes. “Nos preocupamos”, confidenciaron. El paso siguiente fue la coronariografía. “Es un estudio-diagnóstico que se realiza en las arterias del corazón para ver cómo está su circulación. Se realiza a través de una arteria de la mano, por donde el cardiólogo introduce un catéter, que es como una especie de tubito muy pequeño, por donde se inyecta un medio de contraste en las arterias del corazón y nos permite ver el flujo del árbol coronario. Las imágenes nos muestran si las arterias están permeables. Si hay una disminución de más del 70% del calibre de una arteria, sea por un trombo o por colesterol, corresponde hacer una angioplastia que, justamente, destape esa arteria”, detalla el doctor Nicolás Bunster, cardiólogo especialista en deporte de la clínica Universidad de los Andes.

Pudo sufrir muerte súbita en entrenamientos o en partidos, producto de una arritmia generada por un infarto agudo al miocardio y terminar con su vida dentro de una cancha. Es el principal riesgo de estas alteraciones cuando no son detectadas a tiempo doctor Aníbal Zamorano jefe de Unidad Coronaria de Clínica Santa María

El primer examen de Aued, entonces, no fue positivo, porque tuvo que someterse a la angioplastia. “Se infla un balón para permeabilizar la arteria afectada. Cuando se logra dilatar la arteria se instala un stent, que es como una especie de malla”, agrega Bunster.

“El stent vuelve a su normalidad el diámetro del vaso sanguíneo, con lo que el riesgo de que el paciente tenga un infarto es mucho menor”, aporta el doctor Aníbal Zamorano, jefe de la Unidad Coronaria de la Clínica Santa María.

“La angioplastia es porque hubo una obstrucción significativa en una arteria que, en un plazo indeterminado, días, meses, o años, podía terminar en un infarto. Sí, Aued pudo sufrir un infarto”, sentencia Bunster. Zamorano continúa: “Pudo sufrir muerte súbita en entrenamientos o en partidos, producto de una arritmia generada por un infarto agudo al miocardio y terminar con su vida dentro de una cancha. Es el principal riesgo de estas alteraciones cuando no son detectadas a tiempo”.

¿Qué viene ahora para el futbolista argentino? “Es difícil hacer una estimación de cuándo podría volver a las canchas, porque hay que realizar otros exámenes y ver cómo está funcionando el corazón. Considerando que fue preventivo, que no hubo un infarto, según la literatura podría volver a entrenar en un mes. Para la alta competencia se necesitará de más tiempo”, cree Bunster, quien no relaciona este caso con la arritmia ventricular que retiró del fútbol a Sergio Agüero: “Son temas distintos, porque éstas pueden ser causadas por muchas cosas”.


Zamorano es muchísimo más drástico: “El regreso a la competencia no debería ser antes de seis meses, pues va a quedar con antiagregantes plaquetarios, que son fármacos que hacen que se coagule menos y que no se produzca una complicación en el implante del stent, que puede ser una restenosis. Deberá tener este tratamiento por, al menos, seis meses, aunque será su médico tratante quien lo defina claramente. También hay que ver los riesgos, cuantificar o no una terapia competitiva como la que tiene”.

La situación de Aaron Astudillo, otro cruzado que durante la semana presentó dolores torácicos, es más auspiciosa. “Se sometió a una serie de exámenes para descartar una afección cardíaca, resultando todos favorables. Estos análisis se confirmaron con una resonancia que no arrojó ningún diagnóstico negativo”, indicaron en la precordillera.
Raúl Neira

es redactor de Deportes El Mercurio y especializado en fútbol. Con más de 25 años de carrera, cubrió la Copa Confederaciones de Rusia 2017, la Copa América de Chile 2015, copas Libertadores, sorteos y partidos clasificatorios a la Copa del Mundo.

Relacionadas
A fondo con...