Santiago de Chile.   Lun 26-07-2021
22:45

Chile otra vez ante Bolivia: cómo sacar rédito de la abrumadora superioridad en posesión y remates al arco

Vuelve a escena el trámite desigual de hace ocho días en San Carlos de Apoquindo, donde la Roja taladró con insistencia el arco altiplánico sin encontrar premio en el marcador. ¿Qué hacer el viernes en Cuiabá? Los expertos se fían en el alza anímica de Eduardo Vargas, tras volver al gol en la Copa América, mientras otros se atreven a probar una convivencia con Ben Brereton y otros suplican mejorar la calidad de los asistentes.
Foto: Associated Press.
Claudio Herrera de la Fuente15 de junio, 2021
Las estadísticas quedaron dando vueltas por varios días en el staff técnico de la selección chilena después del empate ante Bolivia en las clasificatorias (1-1). Aquel martes por la noche en San Carlos de Apoquindo, la Roja lanzó 26 remates en ataque, de los cuales 15 fueron al marco de la portería y dos dieron en los postes, sumando un 77% de posesión merced a un caudal de 596 pases. Un paliza desde el punto de vista estadístico, aunque lejos todavía de las 852 asociaciones que acertó España ante Suecia en la Eurocopa.

“Chile no debe cambiar nada, lo del gol a veces es fortuito, pasa por rachas, cuando andas derechito, fino, todo cambia. Ese día la selección le pudo hacer nueve goles a Bolivia (…) Lo preocupante sería que el equipo no generara nada. Ante Argentina (en Río) si vi un primer tiempo muy defensivo, no sé si fue respeto o era estrategia, pero prefiero a la selección del segundo tiempo, agresiva, esa que ahoga al rival, que recupera rápido la pelota y tiene posesión”, enuncia Reinado Navia, exariete con una decena de goles en el combinado nacional.


“Este equipo tiene un solo problema: le falta gol. En ese partido con Bolivia la pelota pasaba por abajo del arco, Chile debió hacer tres en ese primer tiempo. Vargas, que para mí no es tan ‘9’, se mueve bastante, hace buenos desmarques, pero tampoco es mucho lo que le llega. Falta pase-gol. Me gustaría ver más a Vargas en el área, con paciencia, esperando un rebote, un error del arquero. Más allá de esto, Chile debería arrasar siempre con Bolivia, para qué estamos con cosas”, reflexiona Sergio Salgado, integrante del plantel que llegó a la final de la Copa América 1987.

Falta el pase filtrado, un volante creativo que meta una buena pelota de gol, como lo hacía (Jorge) Valdivia en su momento. Se le carga toda la responsabilidad a Vargas por la falta de gol, seguimos pensando que debe solucionar todo, pero este equipo tiene poca profundidad, es predecible, carece de sorpresaRubén Martíneztrigoleador del fútbol chileno

Frente al equipo de César Farías en Santiago, Chile se instaló en campo rival e hizo circular la pelota por todos los recovecos. Erick Pulgar y Charles Aránguiz lideraron la cantidad de pases con 88 y 85 aciertos, respectivamente. Alexis Sánchez (73), Mauricio Isla (65) y Eugenio Mena (57) los escoltaron en el registro de Data Factory.

“Pero falta el pase filtrado, un volante creativo que meta una buena pelota de gol, como lo hacía (Jorge) Valdivia en su momento. Se le carga toda la responsabilidad a Vargas por la falta de gol, seguimos pensando que debe solucionar todo, pero este equipo tiene poca profundidad, es predecible, carece de sorpresa, salvo contra Bolivia que le cedió todo el campo; tampoco genera peligro en las pelotas detenidas”, refuta Rubén Martínez, trigoleador del fútbol chileno.

Con Bolivia hay que repetir lo de San Carlos y estar más fino. Ayudará ahora la presencia de (Arturo) Vidal que sabe llegar como ‘9’, es astuto apareciendo en el área por sorpresa y genera daño. Vargas además mentalmente tuvo un alivio al marcarMauricio Illescaexatacante de la U y Colo Colo

Miguel Ángel Gamboa, mundialista del 82, se detiene en una variante específica. “Es necesario que rompan los volantes cuando un equipo se mete todo atrás, como sucedió con Bolivia. Pulgar lo hizo una vez y fue gol, pero fue una vez, eso deben repetir”.

Mauricio Illesca también conoció el oficio de centroatacante en equipos grandes. “Con Bolivia hay que repetir lo de San Carlos y estar más fino. Ayudará ahora la presencia de (Arturo) Vidal que sabe llegar como ‘9’, es astuto apareciendo en el área por sorpresa y genera daño. Vargas además mentalmente tuvo un alivio al marcar, y lo hizo ante un equipo pesado, con Messi al frente, está con otro ánimo ahora”, reseña “Bototo”.

LA OPCIÓN DE BRERETON


Los 20 minutos de acción, incluidos el tiempo adicional, de Ben Brereton en el fortín de Botafogo, dejaron señales alentadoras. “Me quedé con buenas sensaciones, parecía con buena técnica, se asoció bien, ingresó en un momento que el trámite era de golpe y golpe, muy del fútbol inglés. Habría que verlo en otro contexto, con menos espacios quizás”, plantea Illesca.

“Los minutos que jugó el inglés-chileno es muy poco para evaluarlo, mostró muchas ganas, pero cuando vas por primera vez a una selección lo mínimo es correr —advierte Navia—; sí tiene cosas que no tienen los demás delanteros: es grande, fuerte, te puede pelear arriba, ganar un pivoteo y cuando se llega por fuera lanzando centros él puede ser útil. Es muy pronto para decir que es o no un jugador de selección, hay que darle más tiempo. Igual creo que se puede acoplar a 'Edu', que tiende a salir del área, mientras Brereton puede aguantar adentro”.

Brereton viene de jugar 43 partidos en la temporada con el Blackburn (siete goles y cinco asistencias) y la mayoría de las veces fue utilizado como extremo izquierdo, con perfil cambiado. Foto: France Presse

Juan Carlos Orellana, un zurdo calificado que participó en la Copa América 1983, recomienda: “A este muchacho (Brereton) yo lo pondría arriba con Vargas, que va a la pelea muy solo. Es el momento para probar, pero no sé si (Martín) Lasarte se atreverá, le ha faltado ser más osado, ante Bolivia puso tres atrás y le sobraba gente, el rival atacaba apenas con uno”.

A este muchacho (Brereton) yo lo pondría arriba con Vargas, que va a la pelea muy solo. Es el momento para probar, pero no sé si (Martín) Lasarte se atreverá, le ha faltado ser más osadoJuan Carlos Orellanaexseleccionado

“Hay que verlo más (a Brereton), pero esta Copa América es para eso. 20 minutos es muy poco para evaluarlo. Probarlo con Vargas puede ser una opción, porque hoy supuestamente Chile juega con tres puntas, pero (Jean) Meneses y (Carlos) Palacios hacen un recorrido defensivo que los desgasta mucho, ¿cuántos centros le llegan a Vargas?”, observa Martínez.



Claudio Herrera De La Fuente

es redactor de Deportes El Mercurio, especializado en fútbol y en atletismo de fondo, especialmente en maratón y pruebas de ultradistancia, con más de 20 años de experiencia en periodismo escrito.

Relacionadas
A fondo con...