Santiago de Chile.   Vie 25-06-2021
8:12

Colo Colo se enfurece con el árbitro y cae en el Monumental ante Palestino

El Cacique ganaba con un brillante tiro libre de Leonardo Gil, pero fue perdiendo presión, dinámica y contundencia. Lo leyó bien el equipo árabe y aprovechó las desconcentraciones defensivas para remontar. Un codazo de Suárez sobre Costa en el área pudo cambiar la historia, pero el árbitro desestimó con polémica el supuesto penal.
Foto: Photosport
Felipe Lemunguir Sepúlveda08 de mayo, 2021
Corría el minuto 82', y se desataba la polémica y los gritos en el Monumental. Tras un centro por el costado derecho, Gabriel Costa recibía un codazo de parte de Cristián Suárez en el corazón del área y tanto los jugadores como el cuerpo técnico le reclamaban al juez Fernando Véjar que cobrara penal. O que al menos que fuera a revisar la jugada al VAR.

Luego de un par de minutos, que incluyeron la expulsión del DT Gustavo Quinteros, el árbitro fue al monitor, revisó los distintos ángulos y mantuvo su decisión de no cobrar. Los jugadores del Cacique se tomaban la cabeza incrédulos, pues lo que podía ser una luz entre tanta oscuridad, desaparecía fugazmente del reducto albo.

“No lo puedo creer, son una cosa de locos ustedes. ¡Son una vergüenza, una cosa de locos! Siempre nos hacen lo mismo a nosotros. Son todos iguales”, gritaba después Leonardo Gil, autor del gol albo.

Nadie sabe por qué expulsó a Gustavo (Quinteros), él no dijo nada, no hizo nada, y en el segundo tiempo estuve yo parado y él sentado por el tema del peto, que no se pusoLeandro Stillitanoayudante técnico de Colo Colo

“Respecto a ese tema, quiero decir que los árbitros son seres humanos y cometen errores, como lo hacemos nosotros los entrenadores y los jugadores. No diré nada más, las imágenes hablan por sí solas, no es primera vez que nos pasa”, enfatizó Leandro Stillitano, ayudante técnico del Cacique, quien enfentó a los medios en reemplazo de Quinteros.

Así, la tragedia alba se confirmaba: tras partir ganando con tanto del “Colorado”, Palestino remontó con tantos de Bruno Romo y Misael Dávila y se quedó con el triunfo por 2-1.

Colo Colo quería aprovecharse del mal momento que arrastraban los "árabes" en terreno internacional, donde sufrieron tres derrotas al hilo, para poder limpiarse las heridas que había dejado Ñublense la semana pasada, pero le resultó todo mal

Gustavo Quinteros tenía a disposición a casi todos sus jugadores y en base a ello movió pocos nombres: entró Miiko Albornoz y Pablo Solari, en desmedro de Gabriel Suazo y Martín Rodríguez, y durante los primeros 45’ todo marchaba bien. Ambos se conectaban con Gabriel Costa y Jeyson Rojas, respectivamente, y generaban peligro en terreno tricolor.

El equipo albo partió con mucha velocidad, y con una presión alta que mantuvo a los pupilos de José Luis Sierra a raya durante al menos unos 20’. La tónica se mantuvo durante gran parte del primer tiempo, incluso cuando Palestino tenía más la pelota.

Leonardo Gil conectó un tiro libre brillante, que dejó atónito a Cristopher Toselli. Foto: Photosport

La gran diferencia es que pese a tener el control del balón, no generaban mucho peligro para el meta Brayan Cortés, a diferencia de los albos, que apostaban a ataques rápidos por las bandas o a recuperar la pelota bien arriba. Y claro, funcionaba, porque Gabriel Costa tuvo en sus pies la apertura de la cuenta, pero en una la mandó a las tribunas y la otra la contuvo Cristopher Toselli.

El premio se dio cuando se quemaban los últimos segundos del primer lapso. Leonardo Gil cayó al borde del área visitante, y con un tiro libre impecable él mismo desató la alegría.

No es casualidad la relevancia que tiene el volante. Apenas llegó al Cacique se apoderó del mediocampo y junto a César Fuentes pasaron a ser claves. Gil quita, distribuye, ordena y hace daño. Y por lo mismo también se nota cuando su rendimiento disminuye: en el segundo tiempo fue decayendo junto al equipo y propició el crecimiento “árabe”.

Tras un tiro libre a los 49’, Brayan Cortés despejó a medias y dejó la pelota servida en la boca del arco para que Bruno Romo cabeceara y empatara momentáneamente el duelo.

Bruno Romo, formado en Colo Colo, comenzó la pesadilla alba: tras un tiro libre y un despeje a medias de Brayan Cortés, el defensor aprovechó y cabeceó la pelota al fondo de la red. Foto: Photosport

Pujó Colo Colo, pero al igual que en partidos anteriores, en la segunda etapa disminuyó mucho el ritmo y la presión.

Palestino lo interpretó bien, y una mala salida de Daniel Gutiérrez permitió que Misael Dávila quedara de frente al arco para conectar un zurdazo letal.

“En el balance creemos que fuimos superiores. En el primer tiempo, además del gol, tuvimos posibilidades de Costa y en el segundo con Solari. El rival fue efectivo, esto se decide por goles, las ocasiones no pudimos concretarlas”, lamentó Stillitano.

Además, el ayudante técnico de Quinteros recalcó que “la realidad es que entrenamos dos días para preparar este partido y estamos conformes, porque por momentos fuimos superiores, pero el contexto marca que no es lo normal, venimos de una situación particular donde no pudimos entrenar por muchos días. No incidió en el resultado, pero fueron dos días de preparación y es atípico para el fútbol profesional”.

“Pero era importante ganar por confianza y convicción. Es importante remontar. Pienso que el primer tiempo no fue tan malo, creamos situaciones de gol y estuvimos jugando bastante bien. Seguimos presionando alto y creyendo que podíamos darlo vuelta”, valoró Carlos Villanueva, jugador de Palestino.
Felipe Lemunguir Sepúlveda

es colaborador de Deportes El Mercurio. Ha cubierto la Copa América Femenina 2018 y el Ironman de Pucón, entre otros eventos.

Relacionadas
A fondo con...