EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mar 28/06/2022

8:13
El Mercurio - Campo

Información y ciencia, claves para la seguridad alimentaria

Experta en cambio climático y seguridad alimentaria de la FAO, Tanja Lieuw, destaca que es clave utilizar la información para tomar decisiones y así avanzar en una agricultura resiliente.

Jueves, 23 de junio de 2022 a las 8:30
- Tanja Lieuw es Máster en Conservación de la Biodiversidad.
Crédito: Gentileza FAO
Revista del Campo

Pinche la imagen inferior para leer esta nota en la versión digital de la Revista del Campo.



Patricia Vildósola

La necesidad de que los sistemas alimentarios, entendidos como todo lo que está en torno al alimento, desde la tierra hasta el consumidor, sean optimizados y resilientes, para que a través de ellos se pueda contribuir de manera eficaz a la seguridad alimentaria, y la constante búsqueda de la sustentabilidad —es decir, el equilibrio productivo y el medio ambiente— es parte de lo que plantea Tanja Lieuw, oficial de Políticas de Cambio Climático y Medio Ambiente de la Oficina Regional de FAO, quien recientemente participó en la Conferencia NovoPangea Latinoamérica: Unidos por el Cambio climático, organizada por Fundación MERI, evento que reunió a destacados referentes internacionales en materia ambiental para abordar, entre otras temáticas, la crisis alimentaria y la economía sostenible.

—Hoy la crisis alimentaria es producto, principalmente, de la escasez de recursos para acceder a los alimentos, pero hay amenaza de que disminuirá la producción de alimentos. ¿Cómo los sistemas alimentarios pueden responder a estos desafíos?

—En los sistemas agroalimentarios hay varias etapas. Está la producción, el transporte, la comercialización. En cada una de ellas hay espacios e iniciativas para mejorar. Por ejemplo, en la FAO nos estamos enfocando mucho en la producción, pero dentro de ella se puede mejorar, por ejemplo, el uso sostenible del agua y de la tierra. Con esto obtenemos un doble beneficio, porque por un lado tenemos un uso más eficiente del recurso hídrico y también beneficios para los ecosistemas para que puedan tener una conservación, estén más protegidos y así estén disponibles para esta y las futuras generaciones. Entonces, un sistema alimentario eficiente y resiliente tiene cobeneficios para el ecosistema, pero también para la lucha contra el cambio climático.

—¿Significa que los países cambien lo que han sido sus fortalezas productivas, como la producción frutícola en Chile, para enfocarse en nuevos tipos de productos?

—Creo que no, pero siempre depende. Hay que analizar, por ejemplo, la realidad de cada país. En Chile estamos con distintos proyectos en el país, como uno para la elaboración de un plan de adaptación al cambio climático, pero creo que con ese plan se va a generar información de lo que ocurre, también cómo se pueden enfrentar, cuáles son las medidas más oportunas para implementar en las distintas regiones de Chile. Este país tiene tantas distintas regiones, tantos distintos climas. Es una maravilla que en un país haya de todo.

—¿Cómo la información ayuda en avanzar hacia la agricultura resiliente?

—La toma de decisiones con base científica permite que esas sean las correctas, más útiles, más eficientes.

El intercambio permite tener conocimiento e información sobre qué está pasando en otras regiones, por ejemplo. Y en el tema del cambio climático esto permite tener claras las proyecciones de cómo va a ir impactando. Por esto es clave que se genere la información y que sea accesible para todos, que llegue a todos. Es importante que también los pequeños agricultores, que son los que producen el alimento en la mayor parte de los países, tengan acceso a esa información, la que abarca todos los niveles. Es importante capacitarlos.

—¿Se requiere de una política país que vaya más allá del Ministerio de Agricultura?

—Así es. De hecho, en todos los proyectos podemos ver que es un tema transversal. Que hay que llegar más allá que solo el Ministerio de Agricultura. Porque, por ejemplo, usualmente, el tema de cambio climático está más enfatizado en el Ministerio de Medio Ambiente de los países. Entonces, se requieren esos intercambios para enfrentar de manera integrada, sostenible, y más integral.

—¿Qué pasa con la incorporación de nuevas tecnologías y formas de producir?

—La innovación es un tema transversal en todos los procesos y etapas que los sistemas agroalimentarios requieren para hacer la transformación que se requiere. No se trata de cambiar todo, pero hay que tener más eficiencia, y no solo en la producción, sino en el transporte y en todas las etapas del sistema alimentario para disminuir la inseguridad. Nosotros no estamos diciendo que hay una sola solución, sino que hay distintas. Y hay que tenerlas a todas. Porque no todas las soluciones sirven para todos, sino que depende de muchos factores y por eso es importante tener un mapeo de todas las que pueden generar una agricultura más sostenible. Cuando hablamos de ciertas regiones, en Chile por ejemplo, hay que dialogar y buscar cuáles son las más sostenibles, las más oportunas, para implementar.

—¿Queda tiempo para ir avanzando paso a paso o hay que actuar con rapidez?

—Creo que ambos. No es para correr ahora para llegar a una solución sin pensar y sin tomar las decisiones adecuadas, donde no se tome en cuenta la información. Qué está pasando realmente y cómo podemos llegar o avanzar en una solución más eficiente. Porque todas estas soluciones requieren inversión, requieren recursos financieros, humanos, y para ser eficientes hay que pensar muy bien cómo vamos a avanzar.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Establecer un huerto de estas características, con 416 o incluso 1000 plantas por hectárea, permitirá tener producciones más precoces y retornos de inversión más rápidos. Sin embargo, para funcionar bien se requiere contar con plantas de calidad y de una variedad adecuada, entre otras cosas.
El Mercurio
Las buenas cifras obtenidas a la fecha en la mayoría de las zonas más tardías hacen suponer que esta temporada podría estar marcada por altas producciones. Sin embargo, ello agudiza el riesgo de que se produzcan problemas asociados a la logística de transporte.
El Mercurio
Alcanzar una relación hoja/fruto equilibrada en otoño y un nivel de luminosidad adecuado en todo el dosel, a través de distintos manejos técnicos como podas, fertilizaciones y aplicaciones de diferentes productos, será clave para alcanzar este propósito en la siguiente temporada.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores