EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Jue 02/12/2021

22:21
El Mercurio - Campo

Brillan las ciruelas D'Agen

La alta demanda de China por DAgen de buena calidad y los bajos stocks mundiales de deshidratados estimulan el negocio. Mientras que las variedades japonesas enfrentan el cierre de EE.UU.

Jueves, 25 de noviembre de 2021 a las 8:30
- La baja producción de EE.UU., Francia, Argentina y Chile elevó los precios de las ciruelas D’Agen deshidratadas.
Crédito: Matias Espinosa - El Mercurio
Revista del Campo

Pinche la imagen inferior para leer esta nota en la versión digital de la Revista del Campo.



Eduardo Moraga

"En el negocio de las ciruelas frescas D'Agen los resultados dependen de la calidad que envíe Chile. Las dos últimas temporadas hemos tenido buenos resultados, porque se envió lo que los consumidores quieren: una fruta dulce. Hay interés en ese mercado por el producto chileno", sostiene Sergio Zamorano, subgerente comercial de Gesex.

El ejecutivo cree que Chile debería exportar cerca de 4,5 millones de cajas de ciruelas D'Agen frescas en la temporada 2021-2022, un crecimiento importante, considerando que en el último par de temporadas los envíos estuvieron en torno a los 3,2 millones de cajas.

Tomás Labbé, asesor agronómico, explica que los productores de D'Agen, también conocida como ciruela europea, viven un momento ideal. La demanda de las exportadoras de fruta fresca es alta, mientras que las empresas que deshidratan esa fruta están a punto de entregar las liquidaciones de la última temporada con precios históricos.

"Los productores ya están viendo que huertos de ciruelas D'Agen tienen más potencial para fresco. Se están arrendando máquinas para la cosecha de fruta para seco. No es común que los dos destinos a los que va esa fruta estén tan atractivos al mismo tiempo", sostiene Labbé.

En todo caso, en el negocio de las ciruelas no todo es celebración. Las del tipo japonesa, más ácidas y menos dulces que las D'Agen y que no se usan para deshidratar, tienen un futuro incierto. En la práctica, no pueden acceder al mercado de Estados Unidos, su principal destino, tras la detección de ejemplares de lobesia botrana la temporada pasada. Aunque el Servicio Agrícola y Ganadero trabaja con el USDA para encontrar una solución, no hay certeza de que se logre una apertura antes del inicio de las cosechas, a mediados de enero.

Buen momento por caídas de los competidores

El despegue exportador de las ciruelas D'Agen frescas partió hace cuatro temporadas. Por décadas su único destino fue ser proveedora de la industria de los deshidratados. El interés inicial fue tal que se llegaron a exportar 5,3 millones de cajas en la temporada 2018-2019, diez veces más que en la anterior, con resultados desastrosos para muchos agricultores. La demanda de China, el mercado casi exclusivo para ese producto, colapsó, pues se envió un importante porcentaje de frutas verdes y sin suficiente azúcar.

Las duras pérdidas, eso sí, enseñaron que lo que atrae a los consumidores chinos son los 19 grados brix de la ciruela D'Agen, similar al nivel de dulzor de las cerezas. También se buscan calibres jumbo y superiores.

Con la sintonía fina de lo que China requiere, se llegaron a retornos promedio para los agricultores cercanos a US$ 1,5 por kilo en la temporada 2020-2021, bastante por sobre los US$ 0,5 por kilo de un par de temporadas atrás.

"Esa es la segunda fruta chilena que más interesa a los consumidores chinos. Si mantenemos los estándares de sabor, dulzor y firmeza, es un negocio que puede ser de largo plazo", sostiene Felipe Miranda, gerente general de Olivar Export.

Para las exportadoras de fruta fresca, procesar D'Agen es muy conveniente, pues su cosecha comienza una semana después de que termina la de las cerezas. De esta forma, se les puede ofrecer a los trabajadores más semanas de contrato y sacarles más partido a las instalaciones de procesamiento, pues se utilizan casi los mismos equipos.

Es por eso que las exportadoras ofrecen mínimos garantizados interesantes para las D'Agen tempraneras, las que incluso se despachan por avión a China.

En tanto, las empresas que elaboran ciruelas deshidratadas tienen razones de sobra para tentar a los agricultores. El mundo viene de un par de temporadas en que proveedores relevantes como California, Francia y Argentina han tenido problemas en la producción.

"La demanda para fresco y deshidratado representa un complemento para el agricultor. Nos quita algo de volumen, pero la ventana de cosecha para fresco es corta. Ha permitido que los agricultores mejoren los calibres, los que tienen precios superiores de venta", sostiene Cristián Infante, gerente general de Pacific Nut.

Para la nueva temporada, la industria del deshidratado buscará recuperar su capacidad exportadora. Debería cerrar 2021 con solo 47 mil toneladas enviadas al exterior, una caída importante frente a las 65 mil toneladas exportadas en 2020. La baja se explica por el diluvio caído en enero de este año, evento que dañó las frutas poco antes de la cosecha.

Hasta ahora, las expectativas son favorables.

"Es un año de harta carga en la Región de O'Higgins, especialmente en Colchagua. Se notó que hubo un alto número de agricultores que usaron cianamida. Hubo que ralear bastante", sostiene Cristián Valdés, asesor agronómico.

Si bien está el potencial para una cosecha normal a alta, todavía quedan casi dos meses para la cosecha y el agua se puede volver un tema complejo en el verano.

"Actualmente en mi zona estamos con un tercio de la dotación de riego. Esta temporada la situación puede ser complicada para los productores de ciruelas que no tengan riego tecnificado", sostiene Patricio Crespo, productor de Chépica en la Región de O'Higgins.

Estados Unidos complicado

Mientras que en las D'Agen hay optimismo, en las ciruelas japonesas hay dudas sobre lo que deparará la nueva temporada. Estados Unidos, el principal mercado para esas frutas, cerró sus fronteras tras la detección de lobesia botrana en inspecciones hechas en Chile.

Durante la temporada pasada, por la detección de dos larvas de lobesia botrana en ciruela, APHIS aplicó una medida de emergencia autorizando la exportación solo si cuenta con un tratamiento de fumigación con bromuro de metilo o con uno de irradiación.

Esta medida de emergencia para el tratamiento de fumigación se aplicó hasta el 31 de mayo del presente año, por lo que en la actualidad no hay una alternativa válida comercialmente", explica Rodrigo Astete, jefe de la División Agrícola, Forestal y Semillas del SAG.

Para enfrentar el problema, el SAG y APHIS del USDA sostuvieron reuniones para la elaboración de un system approach para esta especie. A mediados de octubre los norteamericanos informaron que se habían finalizado los estudios técnicos y que publicaría para observaciones ciudadanas durante 60 días, para luego continuar con el proceso normativo y su promulgación definitiva. Si todo funcionara de manera expedita, podría haber luz verde recién a mediados de enero.

La incertidumbre tiene a las exportadoras buscando mercados secundarios. Eso sí, ninguno tiene el nivel de consumo de EE.UU., por lo que se corre el riesgo de saturarlos.

"Evidentemente, es una situación que nos preocupa, por lo que hemos estado en permanente contacto con el Minagri, la Embajada de Chile en Estados Unidos y la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales con el objeto de poder implementar una solución a la brevedad posible. De hecho, ya existe una norma acerca de system approach, en consulta pública, que esperamos pueda ser aprobada en el corto plazo y poder contar con una alternativa mientras se aprueba la norma respectiva", sostiene Ronald Bown, presidente de la Asoex.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Los residuos agrícolas, forestales y ganaderos se pueden convertir, a través de la transformación y descomposición termoquímica, en abonos que ayudan a mejorar el suelo, agregando valor y dando una segunda vida a estos residuos.
El Mercurio
“Realizar un adecuado manejo a nivel sanitario, de nutrición y de riego, entre otras cosas, resulta fundamental para avanzar hacia el objetivo principal de la temporada, que no es otro que obtener más y mejor fruta”.
El Mercurio
Considerando que este rubro tiene márgenes muy apretados, es fundamental identificar el punto crítico, es decir, la instancia donde el animal deja de producir músculo y comienza a acumular grasa, lo que aumenta costos y reduce la utilidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores