EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Jue 02/12/2021

22:14
El Mercurio - Campo

Becan la formación de líderes del agro

Durante dos años, los seleccionados viajarán y aprenderán en temáticas que puedan aportar al desarrollo del agro nacional en cualquier ámbito.

Lunes, 08 de noviembre de 2021 a las 8:30
- José Manuel Irarrázaval, presidente de Nuffield Chile.
Crédito: Gentileza José Manuel Irarrázaval
Revista del Campo

También puede leer esta nota en la versión digital de la Revista del Campo. Para ello, solo necesita pinchar la imagen de la portada.



Patricia Vildósola

Formar líderes del agro, que tengan una red de contactos global y vinculada a distintas áreas económicas, y que sean una inspiración para la transformación de la agricultura es clave para ser parte de la toma de decisiones políticas en los países.

Precisamente es a generar esos vínculos y capacidades a lo que se enfoca Nuffield, organismo sin fines de lucro, becando a personas de distintos lugares del mundo para que, durante dos años y considerando varios viajes, aprendan e integren los conocimientos y experiencias del agro global, para luego trabajar para que el agro esté en una continua transformación y modernización.

Si bien la iniciativa lleva cerca de 70 años funcionado en cerca de 10 países, desde hace cerca de cuatro comenzó a operar en Chile, aunque ahora ya lo hace como Nuffield Chile, lo que significa que serán los ejecutivos del país, en conjunto con las instituciones que patrocinan y directores de Nuffield International los que seleccionarán a los becarios chilenos.

Los seleccionados tendrán que, durante cerca de dos años y sin dejar de lado sus actividades principales, explorar el mundo para encontrar las mejores practicas, ideas, conocimientos y recursos que permitan un desarrollo en algún ámbito vinculado a la agroproducción. “Lo importante es que el becario profundice sus conocimientos en temáticas que son de su interés, pero también para la industria”.

“A través de estos viajes y aprendizajes, los becarios se convierten en expertos en esas materias y en un recurso invaluable para su entorno”, comenta la página de Nuffield.

Actualmente la organización internacional ya tiene cerca de 1.800 exalumnos, lo que forma una red de contactos del más alto nivel, incluso de políticas agrarias”, cuenta José Manuel Irarrázaval, presidente de Nuffield Chile.

Y no se necesita ser agrónomo. Tampoco buscar una formación académica formal.

“El objetivo es personas relacionadas con el agro, directa o indirectamente. Desde técnicos agrícolas, ingenieros, abogados. Lo importante es que desde su proyecto puedan ser un aporte para el desarrollo de la producción agroalimentaria. La idea es que sean proyectos que sirvan al país, a una región o a un sector de la agricultura chilena y que estén dispuestos a comprometerse con el sector”, explica Irarrázaval.

Y por lo mismo, la gama de proyectos puede ser amplia. “Por ejemplo, en el primer año, uno de los representantes de Chile ganó con un proyecto que buscaba traer agricultura de punta y que fuera compatibilizada con las comunidades mapuches. Para eso fue a aprender de cómo lo han hecho en Nueva Zelandia y en Canadá, por ejemplo, donde han incorporado a sus pueblos originarios a la agricultura más moderna y sustentable. Aquí lo importante es que el proyecto sea de interés”, dice.

Agrega que, si bien las temáticas son amplias, en general, lo que están privilegiando las instituciones que apoyan o financian parte de las becas —que este período es de US$ 60 mil— son proyectos enfocados en sustentabilidad agroalimentaria, recursos hídricos”, comenta.

El inicio del viaje

Por lo mismo, tras la selección de los candidatos —que implica varias etapas, incluida una entrevista con entrevistadores de Nuffield Chile, International y correpresentantes de los organismos patrocinadores— los seleccionados deberán viajar en marzo a un congreso en Inglaterra, que se realizará en marzo de 2022, hasta donde llegarán los cerca de 80 becados de los distintos países. Tras una semana de conferencias, se dividirán en grupos de unas 15 personas que se dedicarán a viajar durante los dos meses siguientes por distintas rutas que incluyen países como China, Kenia, India, Qatar, México, Indonesia, República Checa, entre otros.

“Un gran valor de este programa es que se generan redes de contacto, porque se conoce a profesionales de distintas áreas de todo el mundo, con diversas miradas. Está pensado en aquellos que quieren profundizar, investigar y aportar, pero por diversas razones no están pensando en un posgrado de tipo académico. Esta es una oportunidad distinta, porque es súper especializada. Participar en esto te abre la cabeza”, enfatiza Irarrázaval.

Los primeros acercamientos de Chile con Nuffield fue recibiendo becarios. Hoy ya han venido tres grupos.

“Se les organizan visitas a La Moneda, con ministros, con Asoex; empresas como Agrosuper o de semillas, también a campos tradicionales, a productores de cerezas, y por supuesto siempre hay interés en viñas. Lo que les interesa es entender qué y cómo se hacen las cosas”, dice.

Los chilenos que ganan la beca hacen actividades similares, dependiendo de los intereses. Al finalizar los dos meses de viaje, cada becario vuelve a su país de origen, y en los siguientes 16 meses, tendrá que ir otros dos veces a un destino donde cree que va a obtener la información para su tesis.

“Pueden ser viajes cortos o largos, de acuerdo a las necesidades de cada uno. Al finalizar tiene que escribir un informe del proyecto y de la experiencia. A los chilenos se les pide que ese informe se extienda a alguna universidad o instituto, pues es una forma de amplificar la experiencia, porque el objetivo es que vaya más allá que ellos mismos”.

Para este año, serían cinco becas. “Tenemos dos financiadas por fondos de inversiones extranjeros presentes en Chile. También hay apoyo de una fundación australiana, y de algunas compañías. Estamos buscando los recursos para el financiamiento que falta”, comenta.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Los residuos agrícolas, forestales y ganaderos se pueden convertir, a través de la transformación y descomposición termoquímica, en abonos que ayudan a mejorar el suelo, agregando valor y dando una segunda vida a estos residuos.
El Mercurio
“Realizar un adecuado manejo a nivel sanitario, de nutrición y de riego, entre otras cosas, resulta fundamental para avanzar hacia el objetivo principal de la temporada, que no es otro que obtener más y mejor fruta”.
El Mercurio
Considerando que este rubro tiene márgenes muy apretados, es fundamental identificar el punto crítico, es decir, la instancia donde el animal deja de producir músculo y comienza a acumular grasa, lo que aumenta costos y reduce la utilidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores