EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 7°C   |   Máx. 21°C   |   Actual 19°C

Santiago de Chile. Lun 13/07/2020

14:51

El Tiempo:  Santiago Máx. 21°C | Mín. 7°C | Actual 19°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Pandemia desata revolución tecnológica en el agro

Planificación de exportaciones de fruta por videoconferencia, auge del comercio electrónico de insumos y demostraciones de productos por Zoom son parte del nuevo panorama.

Miércoles, 13 de mayo de 2020 a las 8:30
El SAG se vuelve electrónico

“Hemos tomado varias medidas para agilizar el comercio de productos silvoagropecuarios, que se ha visto afectado por la crisis mundial generada por la pandemia del covid-19. En este contexto, hemos implementado medidas digitales en coordinación con los otros organismos fitozoosanitarios del mundo”, sostiene Horacio Bórquez, director nacional del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG.

El jefe de servicio explica que las contrapartes del SAG podrán verificar u obtener directamente una imagen con todos los datos originales del certificado fitosanitario, de tal forma de garantizar la autenticidad de la copia que les pueda estar presentando el tramitador en sus respectivos países, solo requiriéndose disponer del número correlativo del certificado.

Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Eduardo Moraga

Paulo Escobar tuvo que enfrentar un problema serio por el coronavirus. Bioinsumos Nativa, la empresa que dirige, tiene en Perú un mercado clave para el crecimiento de la venta de sus productos de control de plagas mediante microorganismos.

El cierre de las fronteras a partir de marzo hizo imposible que los profesionales de la empresa viajaran al vecino país para mostrar sus productos. En la agricultura, las relaciones cara a cara son claves para cerrar negocios y las visitas a los huertos son obligatorias si se quiere vender.

Una solución de emergencia fue hacer un seminario para agricultores peruanos a través de la aplicación Zoom. Escobar reconoce que no le tenía mucha fe a la capacidad de convocatoria del evento. Sin embargo, siguieron adelante, pues poco o nada se perdía con una aplicación que es gratuita.

“Llegaron 300 personas, una cifra que es casi inalcanzable para un seminario realizado en persona. No solo eso, tuvimos participantes de ocho países”, recuerda Escobar.

El CEO de Nativa explica que esa afortunada experiencia va a tener impacto en la política de viajes de profesionales de su empresa, incluso una vez que se acabe la pandemia.“Probablemente, con las nuevas tecnologías vamos a redestinar recursos que iban a viajes y oficinas a más investigación y desarrollo. Se van a gatillar cambios en las empresas agrícolas que van a ser permanentes”, sostiene Paulo Escobar.

No solo se trata de la venta de insumos. En el agro, el coronavirus obligó a una radical adopción de nuevas tecnologías de comunicación para seguir funcionando. Incluso para exportar frutas.

“Hay agricultores que nunca pensé que iban a usar videoconferencias y, tras una breve capacitación, se subieron a esas tecnologías y hoy resolvemos muchos temas por esa vía”, afirma Rodrigo Manasevich, director de Utilitas, una empresa que apoya a los fruticultores a exportar en forma directa.

Incluso el aparato estatal sintió el impacto electrónico. “Creamos el Comité de Modernización y Agilización del Ministerio de Agricultura. En el Servicio Agrícola y Ganadero todos los trámites para Pabco, por ejemplo, que antes eran en papeles, ahora puedan ser online. También todo lo que tiene que ver con el cumplimiento de medidas de protección del empleo producto del covid-19 se realiza por internet”, explica Antonio Walker, ministro de Agricultura.

Romper mitos

“Obviamente, el coronavirus ha tenido un impacto negativo para la salud de las personas y la economía. Sin embargo, también tiene un lado positivo para el agro. De hecho, sirvió para derribar mitos. Desde el teletrabajo hasta el interés de los agricultores por las nuevas tecnologías”, sostiene Rodrigo Manasevich.

Utilitas, la empresa de Manasevich, apoya la exportación de fruticultores desde Ovalle hasta Villarrica. El trabajo mediante sistemas de videoconferencia, que en los casos más sofisticados permite también proyectar presentaciones o manejar en conjunto planillas de cálculo, le ha permitido ahorrar tiempo.

El ejecutivo explica que para tener una reunión con uno de sus clientes, ubicado en Longaví, debe viajar cuatro horas en automóvil de ida y lo mismo de vuelta. La jornada partía a las 05.00 horas para sentarse a conversar a eso de las 10.00 hrs. Pasado el mediodía se levanta la reunión. La llegada a Santiago era ya entrada la tarde.

“Las reuniones personales son muy importantes. Siempre es bueno estar en terreno, visitar los huertos y tomarse un café con tu cliente. Sin embargo, un número importante de ellas puede ser reemplazado por una buena reunión por videoconferencia y te ahorras un tiempo importante para destinarlo a otros temas”, sostiene Manasevich.

Agrega que las videoconferencias han resultado mejores que las llamadas telefónicas. Los involucrados tienden a involucrarse más en la conversación. Otro efecto positivo es que las reuniones comienzan en forma puntual, lo que redunda en un mejor uso del tiempo al interior de la empresa.

Con el paso de las semanas, eso sí, se dieron cuenta de que las videoconferencias debían seguir un protocolo. Desde comienzos de marzo, todos los empleados de Utilitas comenzaron a trabajar desde sus casas. Acordaron que se debía utilizar un tipo de vestimenta similar a la usual de la oficina, especialmente cuando se contactara con un cliente. Además, se debía establecer un punto dentro de la casa para hacer los contactos. Por ejemplo, evitando hacerlo desde la cocina.

Manasevich explica que también practican las videoconferencias para mejorar el desempeño. Una buena herramienta ha sido grabar en video las presentaciones para después analizarlas. Un detalle del que se dieron cuenta es que debían evitar mover mucho las manos, pues podía ser molestoso para la contraparte.

Repensar las oficinas

Sergio Garín lleva tres años como gerente general de Coagra, una de las principales firmas deretailagrícola, con 330 empleados y sucursales de Quillota a Puerto Varas. En ese tiempo, la empresa comenzó a implementar sistemas digitales para asegurar la continuidad de operaciones. Eso sí, no tuvieron muchas oportunidades de sacarles partido antes de la llegada del coronavirus.

Una semana antes de que se declarara la primera cuarentena comunal vieron que la pandemia pondría en jaque la salud de toda la plantilla, por lo que decidieron pasarla al modo de teletrabajo.

Tuvieron que acelerar de cero a cien. No fueron pocos los agricultores que temieron la posibilidad de un desabastecimiento de insumos, por lo que adelantaron las compras. Adicionalmente, en las primeras semanas tuvieron que vérselas con alcaldes que impulsaban el cierre de sus comunas.

Con las ventas disparadas en marzo, idearon un sistema para asegurar la continuidad de la distribución. Mientras, en las oficinas centrales de Coagra todos comenzaron a trabajar desde sus casas, en las sucursales establecieron un sistema de turnos, con lo que se asegura la presencia de la mitad de funcionarios en cada sede.

Paralelamente, se determinó que los productos serían entregados por camión al cliente, no retiradas en la sucursal, con el objetivo de minimizar el contacto personal.

“El coronavirus va a adelantar el movimiento hacia el comercio electrónico en elretailagrícola. Va a encaminarse hacia la ‘omnicanalidad', con ventas por internet, asistencia al cliente en forma remota y venta en sucursales, entre otros elementos. El cambio va a ser muy importante, pues incluso en mercados desarrollados, como el de California, no existe la costumbre de la compra electrónica de insumos”, afirma Garín.

El ejecutivo explica que en el directorio de la empresa comenzaron a discutir la posibilidad de repensar las oficinas, apuntando a seguir con el teletrabajo y solo mantener algunos escritorios de uso común cuando los trabajadores necesiten ir a la oficina.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Estas herramientas permiten hacer un adecuado control de las malezas, mejorar la eficiencia en el uso del agua y aumentar la presencia de materia orgánica en el suelo, entre otras cosas.
El Mercurio
La actual pandemia provocará una serie de cambios, tanto a corto como largo plazo, en las relaciones entre las exportadoras, las aseguradoras y las navieras, por lo que es necesario que los agro exportadores tomen una serie de resguardos.
El Mercurio
Es fundamental que los vendedores/exportadores tomen una serie de medidas preventivas para evitar cualquier daño o perjuicio, como la escrituración de un contrato y el establecimiento de distintas cláusulas.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores